Sunn O))) - White2

Enviado por Mother Man el Jue, 23/04/2020 - 20:54
3369

A medida que la tierra se llene de población corrupta, cualquiera de entre las clases sociales que muestre la mayor fortaleza, ganará poder político.

Bhagavata-purana, capítulo 12, verso 2.7.

Los caminos de la música son inescrutables, bien podríamos decir. No es ninguna novedad que todas aquellas personas que gustan de adentrarse en terrenos experimentales se den de bruces múltiples veces con propuestas que, a primera vista (y en muchas ocasiones, a segunda, tercera, etc.), resultan intragables o absurdas. La actitud para hacer frente a situaciones como esta puede ir desde adoptar una actitud condescendiente y ególatra, mostrando un claro desprecio hacia dicha propuesta, con la subyacente asunción de que uno no puede dejar de conectar con toda obra que merezca la pena, hasta, por el contrario, caer en darle vueltas y vueltas al por qué no se es capaz de ver nada donde otros contemplan maravillas.

Estas sensaciones y sus correspondientes expresiones fueron muy habituales en el período de cambio de siglo, cuando Sunn O))) hizo aparición, poniendo sobre la mesa unas de las propuestas más bizarras que jamás se hayan hecho en el mundo metálico. Si bien es cierto que, como buenos deudores de sus dos principales bandas maestras, Earth y Boris, no fueron los primeros en incorporar al metal el minimalismo del drone, sí que es justo reconocerles como la banda que más ha explorado esta propuesta a lo largo de su trayectoria. No pocos se llevaron las manos a la cabeza y exclamaron abiertamente que qué coño se creían que habían inventado estos tipos cuando escucharon algunas de sus extensas composiciones, basadas en lentos y graves clusters ejecutados con fuertes dosis de dura y pesada distorsión. No obstante, Sunn O))) logró comenzar a reclutar a toda una legión de seguidores que, con el paso de tiempo ha ido creciendo de manera inesperada, teniendo en cuenta en los terrenos compositivos en los que se mueven.

No habían pasado más que unos días desde que la banda comandada por Stephen O’Malley y Greg Anderson había publicado su segundo larga duración, “Flight of the Behemoth”, cuando el dúo se introdujo nuevamente en estudio, allá por febrero del 2002, para comenzar unas extensas (y espaciadas temporalmente) sesiones de grabación que supondrían un antes y un después en su sonido. Del primitivo, monolítico e inabarcable muro sónico que construyeron en “ØØ Void” y “Flight of the Behemoth”, trabajos que engloban la esencia más pura de la banda, a expensas de un uso casi exclusivo de bajo y guitarra, Sunn O))) inicia un nuevo periplo con la intención de dar un giro de tuerca a su propuesta y marcar una tendencia hacia la evolución y a la incorporación de una mayor complejidad compositiva, dentro de los cánones minimalistas primigeniamente concebidos.

En un principio, las pretensiones eran muy diferentes al resultado final, pues la intención del dúo de Seattle no era otra que comenzar a explorar en el campo de lo acústico, algo que finalmente quedó aparcado, pues en palabras de Stephen y Greg: Las sesiones rápidamente tomaron un camino diferente hacia la psicodelia y lo electrónico/sintético, con experimentos de drone y trance. De este nuevo periodo surgen “White1” y “White2”, dos trabajos que, si bien tienen en común ciertos aspectos formales, podemos marcar algunos límites que los diferencian y les otorgan una identidad, en cierto grado, exclusiva.

Como puntos en común, en esta nueva etapa “White1-2”, Sunn O))) comienza a introducir pasajes “vocalizados”, letras a veces simplemente recitadas y, en otras ocasiones expresadas a través de modulaciones vocales de diferente índole. Este aspecto reviste una gran importancia, pues el componente lírico añade una nueva y fecunda dimensión a sus composiciones. Por otro lado, también supone el punto de partida hacia una concepción de la banda como un proyecto de corte más colaborativo, en el que tienen cabida diferentes artistas capaces de aportar su granito de arena de manera plenamente integrada y cuyas identidades quedan definitivamente ligadas al grueso de la obra. Es curioso como ya la propia portada original nos da algunas señas en este sentido, al incluir el nombre de todos los colaboradores de la banda, junto al dúo principal, con el mismo tipo de tamaño y fuente, sin hacer distinción de ningún tipo, algo que nos representa la idea de un minimalismo no necesariamente reñido con la diversidad de ideas y el enriquecimiento instrumental. Finalmente, como ya hemos apuntado anteriormente, se produce un paso hacia delante significativo, con la incorporación de arreglos electrónicos de diferente tipo, un sonido mucho más ambiental en ciertas ocasiones, sin por ello dejar de lado las gruesas y potentes distorsiones.

¿Y qué decir de White2, el disco del que nos ocupamos en esta ocasión? Su extraña portada es una adaptación de un grabado de Pieter Brueghel (1568), conocido como The Beekepers and the Birdnester, en el que se muestran a unos misteriosos apicultores cuyas caras están ocultas por lo que parece la base de una cesta de mimbre. Esas extrañas efigies generan un contraste impactante, pues parecen representar una escena cotidiana y rural, por un lado, pero por otro evocan oscuridad y ansiedad. Sin duda, una portada magnífica que conecta muy bien con el lenguaje críptico, tanto lírico como musical, que maneja la banda. Asimismo, su principal seña de identidad es que en él encontramos pasajes más convencionales, con esos clusters graves y lentos marca de la casa, combinados con experimentaciones exclusivas, que no tienen equivalencias en trabajos anteriores y posteriores.

Hell-O)))-Ween representa su apuesta clara por no dejar nunca de aferrarse a sus raíces. Su alusión indirecta a la banda teutona no es una cuestión novedosa, pues si algo caracteriza a Sunn O))) a lo largo de toda su trayectoria, es su constante referencia a los principios, al origen de toda la música que les ha permitido estar donde están. Asimismo, esa sucesión de gruesos y rápidos acordes (entiéndase lo de rápido en el contexto de la música de esta banda) nos recuerda a sus principios en las dos acepciones posibles... como origen y como identidad. Pon los altavoces a todo volumen e interioriza las texturas etéreas que pueden apreciarse en la segunda parte de esta composición, en la que la yuxtaposición de eternos acordes nos permiten percibir esos choques de ondas sonoras a nuestro alrededor. No niego que quizá pudieran habernos dado algo más a lo largo de sus 14 minutos, pero esto es Sunn O))) en su expresión más pura y desnuda, aún con sus limitaciones.

Pero ojo con BassAliens, quizá uno de los cortes más originales que habían compuesto hasta la fecha. Desde el comienzo se va construyendo un paisaje evocador, pesado y agobiante, a la par que dulce y relajante… casi como una cueva kárstica en la que múltiples gotas caen desde elevadas estalactitas sobre charcas de manera caótica y ajenas a cualquier patrón; gotas perfectamente percibidas a través del trabajo suave de las guitarras y el sensible "pizzicato” al que son sometidas sus cuerdas, unido a sensibles efectos de sonido. Una perfección que comienza a verse alterada por la intromisión de experimentaciones noise con el bajo que saturan el ambiente general y que, a mi juicio, se tornan excesivas con el paso de los minutos. ¿Uno de los temas más peculiares que han sacado en su catálogo? Quizá, desde luego sus 23 minutos están bien empleados y en absoluto malgastados. Una pieza ambiental cargada de complejidad en su particular ejecución.

Y la mención más esperada… Este trabajo tiene el honor de ser el origen de una de las colaboraciones más fructíferas que ha tenido la banda (si no la que más), la del mítico Attila Csihar. La conocida versatilidad del vocalista de Mayhem, Tormentor y Sinsaenum se pone perfectamente de manifiesto en una ejecución diversa y espectacular en todos los sentidos. Desde el comienzo de Decay2 (Nihils' Maw) se percibe su presencia, sepultada por capas y capas de efectos que crean una atmósfera agónica y chirriante… ¿A qué debemos el honor? ¿Cuál es el cometido de esos susurros reptantes iniciales? Casi sin darnos cuenta, Attila comienza a contarnos algo… un recital en lengua sánscrita proveniente del Bhagavata-purana, un texto religioso de la tradición hindú en la que se narra la creciente corrupción humana intrínseca al Kali-iuga o “era de la riña”, la cuarta y última era de los ciclos temporales que, según las escrituras védicas, cierra toda una progresión natural y divina de la humanidad hacia la absoluta imperfección, para conducirla hacia un nuevo comienzo, la “era de la verdad” (Satya-iuga), protagonizada solo por los puros y elegidos. Es precisamente esta última sentencia la que Attila pronuncia con mayor nitidez y en la que toda la atmósfera de ruido e imperfección se diluye, simbolizando perfectamente esa entrada en esa nueva era de paz y verdad.

Cuando el Señor Vasudeva, la Suprema Personalidad de Dios, aparezca en sus corazones en Su forma trascendental de bondad, los ciudadanos restantes repoblarán abundantemente la tierra.

Bhagavata-purana, capítulo 12, verso 2.22.

Lejos de ser un trabajo perfecto, Sunn O))) nos muestra una propuesta interesante, con matices particulares y que abre muchas puertas a la libre interpretación. O’Malley y Anderson dan rienda suelta a nuestra subjetividad y para ello nos aportan una serie de ingredientes en una medida que, para algunos, son interesantes de aunar y degustar, pero para otros serán insípidos o mal combinados.

Por la parte que me toca, otorgo 4 cuernos bajos al cierre de la etapa “White” de Sunn O))). Lo mejor estaba por llegar, sin duda, pero este “White2” ejemplifica a la perfección el comienzo de la escalada que los llevaría hacia el pináculo que representaría “Monoliths & Dimensions”, cinco años después.

Greg Anderson: Bajo, guitarra y composición.
Stephen O'Malley: Bajo, guitarra y composición.

Colaboraciones:

Nick Phit: Guitarra (track 1).
Nate Carson: Tímpano (Track 1).
Attila Csihar: Composición y voces (Track 3).
Joe Preston: Composición.
Rex Ritter: Mezcla y composición.
Dawn Smithson: Composición.

Sello
Southern Lord Recordings