Summoning - Let Mortal Heroes Sing Your Fame

Enviado por MetalPriest el Lun, 03/02/2014 - 01:14
3130

Hay agrupaciones afamadas en el black metal que en mi opinión no se merecen el podio en el que se encuentran y en cambio, hay otras con una carrera más dilatada, constante y repleta de calidad como es el caso de Summoning. Sí amigos, una vez más traigo a estos vieneses a estos lares, y es más, me los traigo con su última masterpiece: Let Mortal Heroes Sing Your Fame. A partir de aquí, Summoning no volverían a rasgar el cielo (aunque poco les faltaría en Oath Bound y Old Mornings Dawn).

Tras el lance de Stronghold, intentando recuperar parte del poder riffero del año 95, los Summoning ya habían vuelto a entrar en calor y esta vez se disponían a lanzar una de sus obras con más presencia guitarrera de toda su discografía, este es el Let Mortal Heroes Sing Your Fame. Trabajo característico por ser de los más orgullosos y digeribles de la discografía entera; y mira que todos los álbumes de estos señores son épicos y orgullosos eh... Un detalle interesante que hace especial a este álbum es que añade sonidos y citas de la película de El Señor De Los Anillos, y lógicamente de los libros de Tolkien también. Vamos, un trabajo compacto y repleto de genialidades que pasé muy por alto en su momento por el mero hecho de centrarme más en los tres primeros trabajos y el Oath Bound (que hasta hace poco fue el último disco de Summoning).

Si a alguien le interesa el black épico con detalles evocadores y mágicos... este es un buen momento para dar un paso adelante y gozar de una de las numerosas obras magnas de Summoning. Lo se, se que siempre pongo a estos tíos como jodidos genios de la música pero... puede que lo suyo sea echarle un vistazo y ojear que es lo que estos tíos se traen, así podréis exiliar vuestras hipótesis de timo y embuste respecto a un servidor. Después de todo... tanta pasión por Summoning no me va a venir de la nada ¿no?

"Ash nazg durbatulûk,
Ash nazg gimbatul,
Ash nazg thrakatulûk,
agh burzum-ishi krimpatul"

así comienza A New Power Is Rising, con la cita de la famosa inscripción del anillo único: "Un anillo para gobernarlos a todos, un anillo para encontrarlos, un anillo para atraerlos a todos y atarlos en las tinieblas", pronunciando estas terribles palabras en la lengua negra de Mordor. Las trompetas de plata resuenan orgullosas junto con unos marciales y belicosos tambores. Enorme obertura, de las mejores de la carrera de los austriacos. South Away nace después, esplendorosa e invencible, con las mismas trompetas medievales de la intro y unos coros impresionantes, de diez sin exagerar un ápice. También es obligatorio mencionar lo genial de las guitarras de este corte, de lo más curradas. Atronadora la voz de Silenius, menudos registros alcanza este músico tolkieniano (dentro de sus campos). Seguidamente, tenemos In Hollow Halls Beneath the Fells tomando ritmos más exóticos junto a una percusión magistral. Puede que Summoning lleven una buena cantidad de álbumes haciendo siempre lo mismo pero es impresionante ver lo poco repetitivos que se hacen, siempre con nuevas melodías y arreglos, ritmos variados y a su vez majestuosos... una pasada. Atentos a la forma de canto de Protector; susurrando, haciendo las veces de trovador. Buenos teclados y arreglos.

Our Foes Shall Fall ya va tornando carices más delicados en los teclados, hasta que al fin entra la batería junto al hacha de Protector, llevando las melodías por una senda interesante, como un vaivén florido y mágico. Las guitarras se endurecen, la atmósfera se va recargando y nos encontramos en un clímax en el cual descubrimos que llevamos medio disco y no podremos escapar de este hechizo hasta que la música termine. Atentos al break del minuto 2:55 y su evolución. The Mountain King's Return retoma la fuerza de Our Foes Shall Fall y prosigue con unos toques de teclado más regios y tempos más solemnes. Toca rendir homenaje a Thorin, hijo de Thrain, hijo de Throrr, rey bajo la montaña. La esencia de la canción se muestra gloriosa, y la solemnidad llega a su culmen cuando se oye la cita "War has already begun ... so, we come to it in the end"; pedazo letras... como siempre, segregando poética y sobriedad.

Runes Of Power sigue regalándonos los teclados más medievales y elegantes que Summoning puedan convocar, acompañados de una batería programada y un hacha digna de esta delicatessen auditiva. Musicalmente el álbum se muestra muy homogéneo y compacto, pero sin recaer en la monotonía, un buen detalle a favor de este Let Mortal Heroes Sing Your Fame. Ashen Cold nos trae una instrumentación más clásica y calmada, tratando de embriagar nuestros sentidos con unas armonías bellas y placenteras. Podría ser tranquilamente el final del disco y ya sería un álbum magistral, aún así nos queda para rematar el corte Farewell, que se manifiesta con cierto aire aventurero y fiero. Silenius canta rasgando su voz, encarnando al Rey Brujo de Angmar en una oración que no hace más que glorificar la figura de su señor Sauron. Me gusta el detalle de que añadan la amenazadora frase que el Rey Brujo dice a Gandalf: "This is my hour. Do you not know death when you see it? Die now!". No es un mal homenaje al más grande de "los nueve" desde luego. Así remata este Let Mortal Heroes... Entre la solemnidad de los tambores y las envolventes guitarras de Protector este tesoro del black metal épico ve su muerte.

Todo está dicho, este Let Mortal Heroes Sing Your Fame es otra apuesta segura si quieres un poco de música grandilocuente, y sobre todo si eres un amante de lo ambiental y narcótico. Black metal épico en toda regla, o te gusta o no te dice nada... es todo cuestión de gustos. De todos modos, este disco no puede venir aquí con menos de cinco cuernos y un 9,5 sobre diez. Pleno cuernil (una vez más) para los vieneses más inspirados de la escena dark.

Elegancia, oscuridad, mitología tolkieniana y épica sobremanera. Es una opus creada para el disfrute de los que son raros incluso dentro del mundo del metal.

"War has already begun ... so, we come to it in the end"

Protector: guitarra, teclados, batería programada y voz en tracks 3, 4, 6 y 7.
Silenius: teclados y voz en tracks 2, 5 y 8.

Sello
Napalm Records