Suicide Silence - The Cleansing

Enviado por Heartbolt el Jue, 17/08/2017 - 17:40
3982

1 - Revelations (Intro) [00:33]
2 - Unanswered [02:15]
3 - Hands Of A Killer [04:14]
4 - The Price Of Beauty [02:45]
5 - The Fallen [04:07]
6 - No Pity For A Coward [03:11]
7 - The Diseased [04:22]
8 - Bludgenoned To Death [02:35]
9 - Girl Of Glass [02:52]
10 - In A Photograph [04:32]
11 - Eyes Sewn Shut [02:58]
12 - Green Monster [05:49]
13 - Destruction Of A Statue (pista oculta) [03:48]
14 - A Dead Current (bonus track) [03:45]

Se llaman "Silencio Suicida"... pero con esos Screams tan agudos que se nos lanzan... ummm, de silenciosos tienen pero es lo que ustedes saben jejej.

Luego de la expansión del Death Metal en los 90, el género se diversificó y fusionó en muchas corrientes. Brutal Death Metal, Grindcore, Deathgrind, Doom/Death, Industrial Death Metal, Blackened Death Metal y ya de plano SUPER géneros como Gorenoise, Goregrind y el abominable Pornogrind. A pesar de todas estas vertientes cada una más descolocada que la anterior, nació otra fusión que sabría aprovechar el elementos de ambos padres. Si ponemos a papá Death Metal y a mamá Hardcore Punk, obtendremos otro subgénero bastante atronador y revientasapos: el Deathcore. Apesar de que a muchos este género les parece otra música producida dentro de las corrientes del Screamo y el Post-Punk, el Deathcore está muy bien cimentado y tiene sus orígenes en bandas ochenteras como Repulsion, Dying Fetus, Converge y los alemanes Blood que publicaron un demo titulado Deathcore en 1986, mientras que otro grupo alemán, formado en 1987 y relacionado con Blood, utilizó el nombre Deathcore. Quizás un poco alejados de este género como entidad actual, pero es obvio, ya que si comparamos los primeros discos de Possessed y Death con los de Suffocation y Cannibal Corpse, va a haber un gran diferencia.Suicide Silence viene de la misma escuelita de bandas como Job For A Cowboy, con inicios Death/Thrash y muy pronto combinándolos con el Deathcore, constituyéndose su sonido particular. A pesar de la muerte de su vocalista, Suicide Silence continuó con su trabajo. Hasta la fecha han publicado unos 5 álbumes, el más nuevo Suicide Silence este 2017. Mucho se puede decir de este grupo; su musicalidad está bastante bien hecha, combinan muchos elementos del Death Clásico con sonidos explosivos del Black Metal. En el EP Downtown Massacre, su primer trabajo, mostraron gran capacidad para intercalar sonidos desgarradores con instrumentación bastante pesada. Recomiendo mucho oír este EP antes de comenzar a oír todos los discos posteriores. Quizás uno se acostumbra primero a las voces y al sentido metálico de estos jóvenes antes de mamarse cualquier álbum sucesor, que posiblemente sea infumable para el 99% de la humanidad. Para no caer en fastidiosos rollos, recomiendo oír a Suicide Silence con ganas y buen humor. De lo contrario podrían caer hasta mal.

The Cleansing cumple demasiado bien. Un muy buen debut para estos jovenes suicidas silenciosos. Se disfruta como cualquier otro trabajo de la agrupación y como cualquier disco que incluya guturales, pig squeals y screams trilladísimos. Hay que oírse desde el comienzo, si se empieza por cualquier pista aleatoria se perderá la magia que impregna al redondo. Los jóvenes demuestran mucha calidad compositiva, y aunque para muchos será un estilo desastroso y bestial, para algunos de nosotros es un éctasis completo. Y es como todo, uno debe oír la música que le agrade. Si no te gusta algo, déjalo así... pero si te encanta el Deathcore, ¡Hágase la música! Una portada bastante inquietante será lo primero que veamos; un hombre en una especie de cámara de "limpieza", mientras le sale toda la maldad que lleva por dentro. Y precisamente de eso hablan las líricas del disco, de una supuesta limpieza a nuestro organismo. Quizás lo único que logran es intoxicarnos más jeje.

El álbum abre con un extracto instrumental titulado Revelations. Oímos unas voces femeninas asustadas junto a un sonido inquietante de fondo. Suenan gritos que salen de la nada, luego una patrulla... la voz por radio de un policía. Qué introducción tan espectacular, ¿eh? Lo es para este magnífico álbum. Unanswered comienza con unas baterías machaconas y una batalla vocal entre un gutural sádico y un screamo reventador. Las guitarras chispean y el bajo asesina a cualquiera que esté pasando en ese momento por ahí. Una guitarra distorsionada y un fondo sonoro poco tranqulizador nos presentan una de las mejores canciones del disco: Hands Of A Killer. Puede que parezca irónico, pero suena más a una canción de amor que a una confesión de un Punisher que se ha cargado 40.000 personas. Otro corto matador desde que comienza es The Price Of The Beauty... el cual nos cuenta cuál es el precio de ser una cara bonita y todo lo malo que te podrá ocurrir sin que tes ni la más mínima cuenta. A lo mejor quien la haya escrito debió haber estado pensando en su mamá, puesto que la canción cuanto menos resultará cariñosa para con todos. Otra canción nauseabunda y asesina llega a nuestros oídos, The Fallen. Recuerda mucho a aquella Raining Blood de Slayer, sólo que con 500 veces más distorsión, una voz el triple de perturbadora y una combinación de instrumentos que dejan en pañales a agrupaciones que intentan producuir música para asustar. Estos jóvenes suicidas nos regalan una pieza excelente. Digna de elogios. No Pity For A Coward termina de cortar el pastel (si es que ya no estaba completamente aplatado); batería excelente, guitarras oscuras y la voz un loco e insano Lucker plagando nuestra cabeza con imágenes Gore y Clase B. Sí señores, tripas, muerte y nada de misericordia hay para los cobardes; a quienes lo dejarán peor que a Dead en aquella portada del Dawn Of The Black Hearts.

The Disease pone a prueba qué tan bajista lunático puede ser Bodkins, quien le mete más garra que a una tía indefensa en contra de la pared de un callejón oscuro por la madrugada. Como si no hubiese sido suficiente, este tema en realidad destruye la cena y la remplaza con festin de carnes y human waste. Una canción tan estrepitosa como Bludgeoned To Death
explota todo el lugar como una bomba atómica. Hay que tener una voz del carajo para poder gritar y cambiar de humor; ya que me imagino que tienes que ser una mezcla perfecta de Dickison, Dani Filth y Mustaine para cantar tan del cacharro. Girl Of Glass es probablemente el corte mejor logrado del álbum. Una mezcla perfecta de instrumentación, guturales, voz de cerdo y la conjuganción exacta para invocar a una chica de cristal desde el más allá y violarla en tu habitación hasta que se le quiebre el cuerpo. Wow... estos jóvenes suicidas se intentarán quitar la vida, pero antes de eso se llevarán a medio mundo con ellos. Colegas, una canción inédita del Hell Awaits perfeccionada por Suicide Silence: In A Photograph. Más que una canción abismal y oscurísima, tiene una métrica satánica-descuartizadora que va por cualquier dirección arremetiendo con el primer ser vivo que se le aparezca. Cierra los ojos, nena, no te preocupes por lo que pueda pasar; así van los SS (Joder, ahora es que me doy cuenta de que son las iniciales de la Schutzstaffel, organización maligna afiliada al
nacionalsocialismo), aniquilando, mutilando, vomitando sangre y filosofando mientras cometen cada crimen peor que el otro. "¡Aléjate de ese monstruo verde!" y no, no estoy hablando de Óscar el gruñón, aquí habrá un demonio pintado de un color infantil, pero amenzando a la ONU con comerse cada cerebro de cada niño de cada país de cada jodido mundo. Una aberración peor que la que podríamos haber imaginado al oír el cuento del hombre del saco.

Finalmente, y como regalito, el álbum contiene una pista oculta (Destruction Of A Statue) y una canción bonus (A Dead Current. Dos temazos que no desfallecen y alegran hasta al Emo más suicida.

tres cuernos para esta obra.

Mitch Lucker - Voz.
Chris Garza - Guitarra.
Mark Heylmun - Guitarra.
Mike Bodkins - Bajo.
Alex López - Batería.

Sello
Century Media.