Stone Sour – House Of Gold & Bones – Part 2

Enviado por TenzaZangetsu el Mar, 15/04/2014 - 22:07
3286

1. Red City - 4:39
2. Black John - 4:02
3. Sadist - 5:07
4. Peckinpah - 4:11
5. Stalemate – 4:47
6. Gravesend - 4:41
7. 82 - 3:42
8. The Uncanny Valley - 4:01
9. Blue Smoke - 2:07
10. Do Me A Favor – 3:44
11. The Conflagration - 4:55
12. The House Of Gold & Bones – 4:43

Hay una regla no escrita que dictamina que las segundas partes siempre son malas y creo que cada uno de nosotros tiene un ejemplo que podrías sacar a relucir para comprobar que ese estatuto es 100% verdadero. Tal vez eso se deba a que siempre existe un grado de expectativa luego de hacer una gran labor con la primera parte. Algo así le sucedió a Stone Sour con la segunda parte de la historia titulada House Of Gold & Bones pero en menor medida.

Luego de sorprender a propios y extraños con la primera parte de este doble trabajo conceptual, tocaba ahora responder con el segundo golpe. A pesar de que la primera mitad de esta historia me pareció una mejoría considerable de su flojo Audio Secrecy, este último trabajo pecaba de irregular y un par de temas que hacían de la experiencia una menos apacible y disfrutable. Tocaba remediar esto. Ya habían probado una ambición impropia de una agrupación de su experiencia al expandir su estilo y madurar como músicos más excelsos. Ahora era el momento de sacar ese álbum antológico. Ese testimonio para futuras generaciones. Taylor y sus huestes apuntaban al cielo rockero. ¿Te les unes en su historia? Muy bien, ese es el espíritu. Si no nos gusta, nos quejamos cuando termine. No pasa nada. No tienes nada mejor que hacer, de todas formas. Si lo tuvieras, ¿qué haces leyéndome, eh? Te atrapé. Vamos a darle.

Si hacemos un símil de los comienzos de la banda con este primer tema llamado Red City, podríamos decir que hay un cambio sustancial y notable. Es un inicio peculiar con ese piano melancólico por parte de Roy Mayorga y un Taylor deprimente y pesimista en su impronta vocal. La canción va ascendiendo un poco más pero es muy densa y no te pone en el humor idílico para escuchar el álbum. Uno piensa que es una balada pero luego explota en riffs “Sabbathianos” con guturales de Taylor –a falta de un mejor término- y un ritmo de medio tiempo depresivo. Me parece una elección fatal como primer tema. En si es una buena canción pero podría estar colocada en otro punto del álbum.

Ya la cosa despunta de mejor manera con Black John. Un tema que recupera la esencia moderna y Alternativa de Come What(ever) May con gran acierto. Un tema energético que contrasta con la penumbra y pesadez de Red City. Pudo haber sido un gran primer tema. Taylor recupera la garra de antaño y demuestra que puede sonar duro sin tener que destruir sus cuerdas vocales. Buen hacer de Mayorga en la batería y los riffs de Root y Rand aportan mucho a la canción pero, como he dicho antes, es Corey el actor principal. Demuestra que, cuando quiere, puede ser un vocalista más que disfrutable. Un tema simple pero entretenido. A mí me gusta. Por el otro lado, Sadist es una extraña mezcla entre los dos temas que hemos escuchado hasta ahora y con melodías vocales sentimentales pero sin llegar a tonos de balada. Una buena canción pero no termina de convencerme. Un tanto irregular.

Peckinpah es más “riffera” y los guitarristas también aportan unos cuantos punteos en consonancia con las vocales de Taylor. Este es un trabajo deprimente y oscuro; se nota con solo escuchar todo lo que hemos escuchado hasta ahora. No es hasta que entran las guitarras desenfadas que presenciamos algo de energía. No me malinterpreten; me gusta algo de oscuridad como a cualquier metalero pero tanta melancolía no es necesaria y menos cuando suenan tan bien siendo potentes y pesados. Stalemate da pequeños pasos como balada pero luego muta a algo más rockero y juvenil. A veces siento a la banda contenida; como si no quisieran alienarse demasiado de su sonido de otrora pero creo que es una decisión errónea. El estribillo es poco característico de la banda pero está muy bien y es el punto más fuerte de un tema más que aceptable. Un poco limitada y rígida en su porte pero una buena canción al fin y al cabo.

La siguiente en mostrar más musculo en la guitarra es Gravesend y aquí luego se apacigua de manera misteriosa el invento. Ya este recurso de narrador ya lo usado Taylor hasta el cansancio en sus dos bandas y aquí ya lo tenemos medido. Es una canción básica que pasa de tranquila a pesada y viceversa. El álbum tiende a no tener la coherencia necesaria en el sonido de la banda porque están tratando de compilar todos los estilos que han adoptado de manera algo torpe y se nota. 82 es un tema la mar de pasable y la verdad me decepciona un poco ver a una banda que puede hacer más sonar tan falta de coherencia y nivel. No sé; pienso que pueden hacer algo mucho mejor. The Uncanny Valley despunta con sus estupendas melodías de guitarra y un Taylor inspirado en el plano vocal. Es una canción que me parece una versión mejorada de algo de Audio Secrecy, álbum que creo que ha pesado más en el sonido de la banda de lo que muchos pensamos. En fin, un gran tema para ir remontando un comienzo algo irregular.

Un pasaje que sirve para continuar la historia es Blue Smoke y pienso que poco o nada aporta para la experiencia que es escuchar el álbum. Siento que la banda está tratando de reunir piezas en un rompecabezas musical y no termina de conseguir la imagen completa. Están tirando por todos lados y este breve interludio de piano con Taylor no ayuda en absoluto. Do Me A Favor fue el single de elección para la promoción del álbum y su ritmo más alegre demuestra por qué. Uno puede llegar a sentirse cansado porque no existe una variedad lo suficientemente atractiva para mantenerte entretenido y cuando llegas a esta canción ya no sabes si alegrarte porque estás cerca del final o enojarte por qué pasaste casi una hora como un idiota escuchando este álbum.

No es hasta The Conflagration que notamos algo de mejora e incluso esto me recuerda con su comienzo al famoso tema Toy Soldiers. Una balada más para el catálogo de la banda. En serio, ¿es necesaria tanta balada en lo que debería haber sido un estupendo doble álbum? Yo sé que la banda tiene más pero no parecen sacar la casta de grupazo que deberían tener para dar un paso adelante. El tema título termina este largo –y muchas veces pesado- viaje con una nota alta: con calidad; como debe ser. Es tal vez la canción más pesada del álbum pero tiene una potencia que la gran mayoría de las canciones no tienen y se les oye más comprometidos que en el resto de las canciones. No es nada compleja pero si es muy buena. Taylor lo da todo y demuestra que es el punto más fuerte de la banda.

Francamente, este es un trabajo que falla mucho y no mantiene interesado al oyente. Es cansino y algo carente de la creatividad y empuje del primer álbum. Siento que la banda debe mejorar en este nuevo estilo porque puedo intuir algo de brillantez pero aún deben limar muchas asperezas. Stone Sour han ido creciendo con cada álbum pero la calidad no está en par con ese crecimiento. Desafortunadamente.

Video oficial: Do Me A Favor. Disfruten.

Dos cuernos (altos) para House Of Gold & Bones – Part 2. No todas las segundas partes son malas… pero esta definitivamente lo es.

• Corey Taylor − Vocales, piano en Red City, Blue Smoke y The Conflagration, autor de la historia de House of Gold & Bones
• James Root − Guitarra
• Josh Rand − Guitarra
• Roy Mayorga − Batería, sintetizadores y piano en Red City, Black John, Sadist, Peckinpah Stalemate, Gravesend, Blue Smoke y Do Me a Favor
Invitados:
• Rachel Bolan − Bajo
• Kevin Fox – Arreglo de cuerdas y cello en The Conflagration
• Karen Graves – Primer violín en The Conflagration
• Kate Unrau - Segundo violín en The Conflagration
• Anna Redekop - Viola en The Conflagration
• Voces de pandilla por The HOGAB Numbers: Stubs, Lady, Truck, Sinner, and Corey Taylor.

Sello
Roadrunner Records