Steve Vai - Live at the Astoria London (DVD)

Enviado por Rob Jalford el Vie, 25/11/2011 - 17:39
488

1.Shyboy
2.Giant Balls of Gold
3.Erotic Nightmares
4.Blood And Glory
5.Dave's Party Piece
6.Blue Powder
7.The Crying Machine
8.The Animal
9.Bangkok
10.Tony's Solo
11.Bad Horsie
12.Chameleon
13.Down Deep Into The Pain
14.Fire
15.Little Wing
16.Whispering a Prayer
17.Incantation (with drum solo)
18.Jibboom
19.For the Love of God
20.Liberty
21.The Attitude Song

Steve Vai nació un 6 de Junio de 1960, creo que esta claro que el tener tres seises en su fecha de nacimiento le hizo ser algo “diabólico” y es que hablamos de uno de los mejores guitarristas del planeta. Para algunos es un chiflado que compone cosas raras y pone caritas cuando toca, para un servidor es el mejor, junto a Satriani, Gilbert, Macalpine o Timmons, una bestia de las seis cuerdas (en muchas ocasiones, siete) con un sonido único y un talento espectacular.

Su carrera musical claramente influida por su colaboración con Frank Zappa es realmente recomendable, incluso sus participaciones en discos de bandas como Alcatrazz, Whitesnake o Dave Lee Roth merecen bien la pena. De todos modos donde mas se explaya Mr. Vai es en sus discos en solitario, desde el rompedor “Passion and Warfare” pasando por el laureado y alucinante “Alien Love Secrets” o el variado “Fire Garden”, ahí es donde podemos escuchar al verdadero Vai, desplegando su magia sin tapujos y sin cortapisas, dejando volar su imaginación y sus tropecientasmil técnicas guitarreras.

Este dvd que os traigo hoy, sin ser el mejor esta bastante bien. Para mí el mas completo es el que se grabó en Seúl en 1997 (gira Fire Garden) y que se emitió por tv coreana, el cual os recomiendo sin reservas, se puede disfrutar del duelo de la peli Cruce de caminos que para muchos fue el descubrimiento del astro americano (ese impagable duelo con Ralph Macchio el de Kágate Kid, si, aunque no te lo creas, perdía Vai, jeje). ¿Veis como tenía razón?, Steve es el guitarrista del Diablo, jejeje.

La grabación corresponde al año 2001 durante la gira del “Alive in the Ultra World” y muestra imágenes de dos noches, la del 6 y 7 de Diciembre en el mítico Astoria de Londres.

El grupo que acompaña a Vai es impresionante, a saber, al bajo Billy Sheehan, a la batería Virgil Donati, en teclados y guitarra Tony Macalpine y por último en otra guitarra el joven Dave Weiner.

Particularmente me gustaba mas el combo que le acompañaba en la gira de 1997 del otro dvd, Mike Mancini es un batería que en mi opinión se acoplaba mejor a las flipadas de Vai, aunque reconozco que Donati tiene una pegada y una técnica acojonante, de los mejores. Lo de Mike Keneally ya es mas discutible, porque Tony Macalpine es uno de los genios de la guitarra y el teclado, en el bajo gana claramente frente a Phillip Bynoe, el gran Billy Sheehan posiblemente el mas completo bajista del planeta rock, no solo por como toca si no por lo showman que es.

Valorar un dvd lleva varios aspectos, el primero el repertorio, el segundo la imagen y sonido, el tercero el montaje. Pues bien, aquí el repertorio esta muy guapo, caen las mejorcitas de su trayectoria (siempre faltan algunas, claro) ya que dura dos horas y veinte. Entre otras podemos disfrutar de Shyboy cantada por Billy con sus piques galácticos entre el y Steve, Erotic Nightmares (de mis favoritas), Blue Powder (baladón donde podemos flipar con los sonidos que saca el genio), The Animal (otro temazo del “Passion”), The Crying Machine (soberbia), la exótica y compleja Bangkok, Bad Horsie(aplastante, con toda la parafernalia de casco de minero con luz, leds en las manos y mástil de guitarra, un espectáculo), For the Love of God (mítica, posiblemente de las tres mejores que he escuchado nunca, aunque siempre me quedaré con la actuación de la Expo de Sevilla en el 92), de la trepidante Jibboom o de Liberty un himno melódico, que resulta muy estético de ver porque tocan las tres guitarras simultáneamente en su parte final.

Al ser la gira de presentación del “Alive in Ultra World”, el escenario en su fondo tiene banderas de varios países, vemos entre otras la de España, Canadá y por supuesto Gran Bretaña y caen cuatro temas de ese trabajo, a saber Giant Balls of God (heavy riff, muy estilo Bad Horsie), Blood and Glory, Whispering a Prayer (alucinante como va sacando sonidos de su Ibanez y transporta las notas, jugando con ellas, Vai en estado puro), y Incantation que incluye un solo de batería de Donati para chuparse los dedos.

Billy Sheehan es un monstruo, aparte de partir la pana con su bajo, canta en un par de temas, en Shyboy que arranca de forma impresionante el concierto con un Vai ataviado con antifaz negro y en Chamaleon de su carrera en solitario, un tema potente con buen riff y un solo sensacional. Billy saca el bajo de doble mástil en Bad Horsie también lleno de leds.

El chavalín Dave Weiner tiene su momento de gloria con un breve solo de gran belleza y técnica (Dave’s Party Piece) muy al estilo de Nuno Bettencourt de Extreme.

Al que veo un poco desaprovechado, pese a tener sus momentos intensos y su solo de teclados, es a Tony Macalpine, el que fuera creador de obras maestras como “Maximum Security” o “Edge of Insanity” acepta ir de escudero y lo lleva con resignación. Cualquiera que conozca un poco a Tony sabe que es un verdadero maestro, de los mejores hachas de neoclásico de la historia, pero claro, no es plan de que se toque un The king’s Cup o un The Taker y haga sombra al que paga.

Aún así tiene sus buenos momentos “shred” de velocidad endiablada, siendo genial cuando en el tema Down Deep Into the Pain se pone a girar con Vai tocando el mástil uno del otro,en un alarde de virtuosismo.

Ese sentido del espectáculo lo aprendió bien Vai de sus giras con Dave Lee Roth, aquí no faltan sirenas rojas que giran, cambios de ropa (saca una camisa amarilla y negra espectacular, o el brazalete con el símbolo de su nombre), sombreros y gafas extravagantes, por supuesto todo ello forma parte de la esencia del americano y es que en todos sus conciertos sabes que vas a disfrutar por partida doble, musical y extra musicalmente.

Esto sin hablar de la expresividad en sus gestos y miradas, como domina el escenario, la sensación de seguridad y de confianza que plasma en cada actuación, todo ello unido a las muestras técnicas de absoluto genio, como agarrar el mástil con mano cruzada, tocar con la lengua o con el pulgar las cuerdas, los tappings bestiales, los armónicos celestiales o ese dominio del trémolo, estirándolo como goma o sacándolo de su sitio y golpeando las cuerdas con el. Impresionante la cantidad de recursos de los que dispone nuestro amigo.

Vai es un tío muy espiritual, en la presentación del concierto habla de que fuera de la sala hay muchos problemas, pero dentro de la sala hay que olvidarse de ellos y no hay colores ni razas, “estamos todos los presentes aquí para disfrutar de la música, pasémoslo bien”. Cosa que resulta bastante fácil con él, la verdad.

Momento importante es el final cuando tocan The Attitude Song con la presencia de Eric Sardinas, que le acompañaba de telonero en esa gira (la cual pude disfrutar en La Riviera de Madrid), volviéndose todos locos sobre el escenario, como si estuvieran borrachos como cubas, hasta Vai se sube a una tarima y se deja caer hacia atrás tocando mientras le sujetan Tony y Dave, todo un puntazo. También mola cuando Steve le pilla la cámara a uno de los que graban y enfoca al público que ya se encuentra en plena catarsis musical.

Por suerte Vai no incluye muchos temas cantados en este concierto, no es que lo haga mal, pero como en el caso de Joe Satriani, lo suyo es tocar y componer, los micros que se los dejen a otros, jeje…Vai canta un par de temas de Jimi Hendrix, la rockera Fire y la íntima y sensible Little Wing logrando uno de los momentos mas conseguidos del show. Y es que sin duda Hendrix ha sido influencia para todos los guitarristas del mundo.

Pese a que el sonido es bastante bueno en el dvd, el punto negativo del mismo es el movimiento histérico de las cámaras, así como la realización algo chusmera, hay veces que la cámara se desenfoca, en otras gira nerviosamente o hace un efecto cutre, o un fundido raro, queriendo dar un estilo amateur lo que consigue es ponerte nervioso, no me ha gustado nada en ese sentido el dvd y es raro porque Vai suele ser muy meticuloso y detallista. Eso sí, hay mas de cinco cámaras repartidas por el local, en el fondo, detrás y algunas en el mismo escenario.

Prefiero una grabación clásica, con buenas cámaras y sin hacer muchas tonterías que me mareen, al estilo por ejemplo de los dvds de las giras G3 o por ejemplo como esta grabado el dvd último que editó “Where the Wild Things Are”.

En definitiva este concierto es una buena muestra de lo que puede dar de sí un espectáculo de Steve Vai de dos horas y pico, bien arropado por músicos competentes y al que le doy cuatro cuernos, mas que nada por la realización final, ya que el set list y la interpretación son de cinco.

STEVE VAI, GRANDE ENTRE LOS GRANDES

Steve Vai:Guitarra, Voz
Billy Sheehan : Bajo
Tony Macalpine: Guitarra, Teclados
Virgil Donati: Batería
Dave Weiner: Guitarra

Sello
favored nations