Sivyj Yar - From The Dead Villages' Darkness

Enviado por Mendoza M. el Mié, 12/02/2020 - 03:47
4453

1. Blackened Fields Cry in the Distance
2. Now Only Abyss Hears Us
3. From the Dead Villages' Darkness
4. Distant Haze Was Arising
5. With the Birds Farewell Song
6. Silky Grasses Wilted

Desde Rusia con amor, Sivyj Yar realiza en su cuarto largo oficial, "From The Dead Villages 'Darkness", una evocadora obra de arte que desempolva las recónditas raíces de su friolento país mediante un Black Metal moderno, prolijo y cuidadosamente esmaltado por una justa gama de elementos Folk que le terminan jugando muy a favor al invento.

Este es un álbum puramente emocional donde la música buscará retratar de alguna manera el modus vivendi de la Rusia pura, esa Rusia rural azotada por la pobreza, el frío desgarrador, la hambruna y todo tipo de desgracias mixtas que con el pasar de los siglos fueron moldeando y cincelando el carácter del ruso moderno. Vladimir, el creador conceptual e interprete de todo lo que suena aquí (menos la batería) toma de los pelos esta temática y la unifica por medio de un Black Metal contemporáneo bastante sensiblero, melódico... que no escatima en gastos a la hora de abalanzarse de cabeza a los brazos de la melancolía más pura imaginable haciendo uso de instrumentos ajenos al estilo como el violín, el violonchelo, alguna flauta y un teclado errante que aportará mucho más que eso que nos encanta llamar "atmósfera".

En sí, "From The Dead Villages' Darkness" se caracteriza por su búsqueda constante de emociones. El contraste entre las diversas secciones instrumentales a la hora de producir un efecto ambiental está llevado a cabo con una inteligencia a resaltar. La integración de los componentes folclóricos citados anteriormente con los tramos más metálicos del trabajo es eficaz y prolija, sin fisuras y con una potencia que rezuma y se hace sentir muy claramente desde el primer segundo. La impecable producción ayuda mucho a la hora de producir intensidad dramática, y los sutiles guiños de brillantez que yacen desparramados de manera aparentemente aleatoria le hacen muy bien a un disco que, pese a lo creativo de su enfoque y desarrollo, sí que le termina faltando ese "algo" especial e innombrable para terminar redondeando el producto rutilante que siento pudo haber sido.

Un trabajo ameno, de poco más de media hora repartida entre cuatro larguísimos temas y las intro-outro protocolares. El bacalao es cortado por una guitarra estática, quizás totémica, con solos de guitarra muy emplazados y versátiles que esconden una melancolía ciertamente palpable, sobre todo en el incómodo aullido que Vladimir tiene por voz. La batería cumple y el bajo anda un poco a su bola, pero será el teclado y los diversos instrumentos de cuerda localizados en cruciales tramos del trabajo los instrumentos encargados de encarrilar de de una manera más clara lo que se busca transmitir.

Con las canciones unidas entre sí a modo de plano conceptual, Sivyj Yar (aparentemente el nombre una deidad eslava) expele a placer su propuesta con un resultado muy elegante, realista y doliente. Desasosiego total, con distorsiones contenidas y una gran disposición para lo ambiental. Sin recurrir jamás a la potencia irracional, nos sobrará el tiempo para la pausa, con mucho juego de platillos de por medio, largos intervalos de afilados colmillos y una disimulada simpleza que permite degustarlo todo en su justa medida.

El resultado global en mí opinión funciona de maravilla, ya que se logra captar la belleza natural del subgénero sin nunca perder la serenidad. Pienso que sí le falta algo de fuerza a la ejecución, algo de temple y voracidad, ya que el concepto del álbum daba para ello y mucho más, pero he de reconocer que tiene su gracia el enfoque de a ratos cíclico que tiende a predominar en la faena.

Un trabajo hábil que de a ratos roza el misticismo y que pone en práctica este interesante juego de contrastes entre la austeridad y el sentimentalismo desbordado. Con detalles que se irían puliendo a posteriori en obras como "Burial Shrouds" o el recientemente publicado "Grief", este "From the Dead Villages' Darkness" encuentra en su innegable calidad y belleza el refugio idóneo para su demandada falta de desenfado y desparpajo. Tres cuernos enormes para este lindo y afligido trabajo.

Vladimir: Todo
Aeargh: Batería

Sello
Avantgarde Music