Sigh - A Tribute to Venom (EP)

Enviado por Vic el Lun, 05/04/2010 - 01:51
1493

1. Black Metal - 3:30
2. Die Hard - 3:02
3. Countess Bathory - 3:37
4. Schizo - 3:17
5. Mayhem With Mercy - 1:27
6. Teacher's Pet - 4:09
7. Witching Hour - 3:29

En ocasiones, para entender una idea, es necesario verla en diferentes ángulos o posturas. Aplicando esto en Venom, la cosa queda así: Para entender a Venom, es necesario escuchar sus canciones siendo interpretadas por otros grupos. O en el caso que nos ocupa hoy, por un solo grupo de black metal japonés.

Sigh es una banda pionera en su país. En la época en que éstos se formaron, el Inner Circle en Noruega estaba a medio camino de ser como se le recuerda hoy. ¿Bueno, y esto qué tiene qué ver con Venom y sobre entenderlos? Verán, siempre se dijo que los tres malditos de Newcastle o eran punks muy heavies, o eran heavies muy punks. Sin duda, Sigh, no cae en ninguna de estas dos categorías.

Digo lo de punk porque en cierto tema comprenderemos porqué a Venom se les llamó punketos heavies. Comencemos con una super covereada e indispensable en cualquier tributo a los británicos: Black Metal. Aprovechando su futurista tecnología japonesa, Sigh, ha cambiado ese afilador de espadas (a eso me suena cuando oigo la original) por una especie de alarma, de esas que sonaban en emergencias nucleares y a su vez escuchamos un vuelo supersónico, una tormenta y una campanada. A esto agreguémosle unos indescriptibles versos previos a la canción y el dichoso riff emergiendo sin que nos demos cuenta. Mikannibal, la vocalista, recita los versos de Cronos con una velocidad envidiable. En fin, la velocidad del tema es envidiable, le han dado una brutalidad asombrosa, combinando la naturaleza black metal de Sigh con toques de death metal y claro, lo punkarras que se oyen las guitarras al tratarse de una canción así.

Luego viene Die Hard donde la cosa se baja. Sí, los coritos suenan infantiles y las guitarras tienen un Keeling rockanrollero. No hay mucho que decir de esta versión más que es un tema poco conocido de Venom y el hecho de sacarle cover ya es bastante.

Aquí se viene una de las grandes. Countess Bathory y su imperdible riff. He escuchado tantos covers de este tema que pocas veces me impresiono al oír otra versión más. Sigh es la excepción. Una cosa que le da originalidad e imprime su propio sello es la batería de Junichi Harashima y su uso mas notable de platillos que la original de Abaddon. Es un cover impecablemente… Pues, impecable no porque es una canción de Venom y estos tipos son blackers japoneses así que… Es un cover muy bueno, punto.

Si hablamos de punks, el sonido de Schizo le queda como anillo al dedo. Es la producción del EP lo que permite notar ese sonido a punk, no de antaño, sino moderno, porque Mikannibal ha modificado su habitual tono y técnica vocal para este EP, ajustándose al sonido de los Venom. Pero cuando digo ajustarse es ajustarse de verdad, señores, no es lo mismo oírlos en su puro rollo de black metal que oírlos haciendo esto.

Tema instrumental: Mayhem with Mercy. La lenta melodía de guitarras acústicas ha sido reemplazada por un piano rápido que dura incluso más que la original. Depende de cada quién pensar si la ‘belleza’ del tema se conserva o no. En lo personal, se engrandece gracias a los teclados secundarios que están al fondo, acercándola más al tipo de música que las bandas japonesas acostumbran hacer.

La favorita –y la más punk- del EP: Teacher’s Pet. Me he pasado calcando y recalcando que estos nipones dejan en evidencia el sonido punk de Venom, y al principio dije que eso se notaba más en un tema en particular, bueno, éste es ese tema. A destacar está el solo originario de las manos de Mantas, que ahora se ha ralentizado y ha obtenido un tono más llamativo, igual que las primeras notas de la canción, que se escuchan con más agudeza. Los famosos cantos del trío que decian Get your tits out fueron sacados y en su lugar solo oímos el festejo de los integrantes, donde resalta la muy femenina voz de Mikannibal. En la segunda mitad de la canción (luego de los grititos), TODA (perdón por las mayúsculas) la caña punk se descarga.

Volvamos a una onda más black metalera con… Witching Hour y el copy/pasteado solo de guitarra que muchos recordamos de hace más de 20 años (yo ni existía pero es bonito tener nostalgia). Creo que me salté algunos minutos, el inicio es idénticamente más moderno (obviamente) y los primeros riffs son para sentirse orgulloso (digo, si uno fuera Cronos o cualquiera de Venom). Como dije, el black metal vuelve aquí y se hace notar en la voz de Mikannibal, no siempre, pero sí en la mayor parte de la canción.

Para terminar diré qué, este fue un trabajo correcto, un simple EP como tributo a sus influencias y a los que ayudaron en la creación del metal extremo. Algunos cambios no terminan de satisfacerme, de hecho en la primera escuchada dije que era un mal tributo, pero rápidamente uno le agarra cariño a estos ojos-rasgados black metaleros japoneses. Así que… ¡A mover esos cuellos al ritmo de Sigh y sus covers!

Dr. Mikannibal - Voz
Mirai Kawashima - Teclados y voces
Shinichi Ishikawa - Guitarra
Satoshi Fujinami - Guitarra y bajo
Junichi Harashima - Batería