Scum Of The Earth - Blah...Blah...Blah...Love Songs For The New Millennium

Enviado por Dr.Hollywood el Vie, 08/05/2015 - 15:56
305

1. I Am the Scum – 3:16
2. Bloodsukinfreakshow – 2:33
3. Get Your Dead On – 3:56
4. Little Spider – 3:48
5. Murder Song – 3:17
6. AltarGirl 13 – 3:41
7. Pornstar Champion – 3:57
8. Nothing Girl – 3:12
9. The Devil Made Me Do It – 3:09
10.Give Up Your Ghost – 4:39
11.Beneath the Living – 2:11

Bonita portada, mejor disco.

Y es que entro así, a saco, de lleno y con más furia que Marilyn Manson y Rob Zombie en un mar de coca.

LLevo tiempo buscando el equilibrio perfecto entre los puntos álgidos del groove metal, industrial, alternative metal y algunos toques del Nu Metal o de eso que se llama “grunge” que tan poca gracia me hace hoy día. Pues, estúpido de mí, estuve buscando sin encontrar nada cuando lo tenía delante de mí. Tan aficionado que soy a analizar las carreras en solitario de miembros de supergrupos y jamás se me había ocurrido pararme a pensar: "y... ¿qué harán por su cuenta los miembros de Rob Zombie...?". Menuda sorpresita.

El amigo Riggs, se dedica a sonar a más Rob Zombie que el propio Rob, a producir discos con una heterogeneidad impresionante y con una solidez en la orientación que da envidia. Ingredientes de primera calidad y caldo de cultivo grotesco de la mano del guitarrista Mike Tempesta, conocido por su labor en Powerman 5000 (magia negra aparte, es hermano del batería de Rob Zombie). Teniendo tanta magia en el aire solo puedo decir que el volcán creativo estalló en 2004, trayendo este debut:
Blah…Blah…Blah…Love Songs For The New Millennium

Este disco tiene muchísimo de piedra filosofal de los géneros que abarca, que si bien ninguno se asienta en él, logra transmitirte un poco lo que todos ellos recuerdan, siendo un homenaje altísimamente recomendable a este tipo de trabajos-coctelera. Letras y títulos que rozan lo cómico, la animalización, lo moderadamente gore, el diablo hasta en la sopa, lo fantasmagórico...y todo lo que le quieras echar. Es un trabajo cañero con guitarras sucias y crujientes casi monocordes, como si de un muro de sonido intenso intentara entrar en tu cabeza, FX, loops y alguna batería programada junto a otras baterías de samplers propias para el festival de depravados. Es un disco cínico y que lejos de dar miedo te quita el sueño y te posee. Su mala leche te atrae y, a modo de poltergeist, te tira la pelotita desde el otro lado del pasillo y tú, como tonto que eres, la seguirás.

El primer dúo de temas es indivisible; “I Am The Scum” abandera el lado Groove metal del disco, con injerencias claras del Nu Metal y creando una atmósfera infernal. “Bloodsukinfreakshow” presenta esos contrastes de coros femeninos con letras dignas de un ritual satánico y del voodoo más asqueroso. El amigo Riggs parece haberse inspirado en “mOBSCENE” del amigo Manson.

“Get Your Dead On” baja las revoluciones del disco y presenta la vena más digestible con rock marchoso, sencillo y con un enfoque diferente a los dos anteriores temas. Es más, diría que es un tema comercial, pulidito y suave que nada tiene que ver con el disco, eso sí, muy ameno. “Little Spider” abarca la vena más fantasmagórica y sosegada del disco con influencia clara de Alicia En Cadenas, culminando el parón con sabor hindú para dar margen a digerir lo que nos viene adelante. “Murder Song” no tiene más explicación que el título en sí, tocaba subir las pulsaciones: parece un descarte dance metalero/ industrial de Holy Wood del Manson más hijo de la Gran Bretaña. “AltarGirl 13” representa junto al “Get Your Dead On” la vena rockera un tanto más sintetizada de lo que es el aspecto comercial del disco, para que me entendáis, ¿habéis escuchado Mechanical Animals del Reverendo? Este tema debería haber estado allí. “Pornstar Champion” es una broma, un regalo, un remix cachondo y demoníaco que no trascenderá a la historia pero que deja claro que el trabajo se ríe de todo como una hiena, desde donde quiera que esté ardiendo su alma.

¿Os ha parecido poco? El resto de temas no los comento no porque sobren, no porque sean un bajón, sino porque si hasta ahora te ha gustado lo que has leído, lo que escucharás te gustará incluso más.

Trabajo de estructura equilibrada, jugando muy duro por la vena diabólica y conjugando sin infarto auditivo alguno las venas más pausadas y fáciles. Producción no excesivamente trabajada: tiene pegada sin chirriar y no está pulido, ya que comentan que la piel de diablo es como la del tiburón, lisa pero áspera como una lija. Orquestación completísima, jugando con el “menos es más”: tienen recursos y los utilizan muy inteligentemente, es decir, dosificando y utilizando exclusivamente lo imprescindible, guitarras, bajos, coros femeninos, sintetizador, batería, incluso un sitar, pero nada más.

Para acabar, no es casualidad tanta mención a las similitudes con el sonido de Manson. Él probablemente no sepa que esto exista, simplemente, comentaros que muchos temas de este trabajo de Riggs guardan una relación estrecha e ínitima con el “The Golden Age Of Grotesque” de solo un añito antes, 2003. La ambientación decadente es similar, y la actitud de encontrar la belleza en la pretensión de desagradar son un mínimo común múltiplo de ambos trabajos tan cronológicamente próximos. En cierto modo, uno carece de lo que alardea el otro, siendo complementos perfectos e incluso necesarios para poder entender de forma clara esa rabia que requiere de varios géneros para poder ser entendida, llámalo Groove, llamado Industrial, llámalo 4 cuernos que le doy a este hijo bastardo del diablo.

Os dejo, que tengo que hacer Voodoo…”The Devil Made Me Do It”,

Clay Campbell - Bajo
John Dolmayan - Batería
Mike Riggs - Vocales, guitarra, producción
John Tempesta - Batería, percusión, vocales
Mike Tempesta - Guitarra

Sello
Eclipse