Scorpions - Animal magnetism

Enviado por PIECE OF MEAT el Mar, 04/11/2008 - 10:35
161

1. Make It Real (Schenker, Rarebell) 3:49
2. Don't Make No Promises (Your Body Can't Keep) (Jabs, Rarebell) 2:55
3. Hold Me Tight (Schenker, Meine, Rarebell) 3:53
4. Twentieth Century Man (Schenker, Meine) 3:00
5. Lady Starlight (Schenker, Meine) 6:11
6. Falling in Love (Rarebell) 4:09
7. Only a Man (Schenker, Meine, Rarebell) 3:32
8. The Zoo (Schenker, Meine) 5:28
9. Animal Magnetism (Schenker, Meine, Rarebell) 5:56

Tras entrar en el Olimpo del metal con su imprescindible Lovedrive, los alemanes comienzan una larga gira por Norteamérica, allí recalaran en grandes festivales(Monsters of rock...) junto a grandes nombres del rock de aquella época( AC/DC, Rainbow, Thin Lizzy, Aerosmith, Journey...) y engatillarán a la afición americana sorprendida por la fuerza que los 5 amigos desempeñan en los conciertos. De esta interminable gira por U.S.A. nacerá el álbum que voy a comentar, álbum profundamente influenciado por las vivencias en las grandes ciudades americanas, sobre todo por Nueva York.

El disco comienza con Make it real, típica canción de los Scorpions, donde se mezcla un agudo sentido de la melodía con el rock más afilado, sencillamente la parte final de la canción es perfecta, un cañonazo para vuestros oídos.

Don't make no promises es la primera aportación de Jabs al grupo, canción corta de solo 3 minutos, pero que es un auténtico trallazo de Hard Rock, la voz de Klaus como en todo el disco suene realmente agresiva y metalera y Jabs se luce.

Hold me tight demuestra la gran influencia de Black Sabbeth, comienza con una melodía típica de Scorpions que cada vez se va conviertiendo más Heavy( no por la rapidez sino por la 'pesadez', recordemos que Heavy significa pesado).

Twentieh century man quizá pueda ser considerada la composición más prescindible del disco, destaca por ser una canción de puro rock con melodías pegadizas...pero nada destacable.

Lady starlight, cómo no una balada, y menuda balada! simplemente excepcional con arreglos orquestales incluídos, Klaus nos demuestra que si hay un cantante heavy con la suficiente melodía como para brillar en una balade es indudablemente él...nadie más y digo nadie más puede hacer lo que hace Klaus con igual precisión...y el solo de esta canción por parte del gran Rudolf es de toma pan y moja... IRREPETIBLE.

Falling in love tiene un cierto airecillo al rock americano de la época, tiene un buen riff de entrada y la parte final de la canción es realmente salvaje con Klaus jugando a cantante heavy.

Otra vez vuelve a aparecer la influencia de Sabbath (no la última en este disco), con el trallazo Only a man que empieza con una estrofa en la que Klaus deja claro de que va a ir este corte... El resto, pues Schenker, Jabs, Rarebell y Bucholz demostrando porque son una de las bandas más influyentes del Heavy metal... No tengo que volver a repetir que la voz de Klaus vuelve a sonar cruda y salvaje.

Y al fin llegamos a los 2 cortes más representativos del disco, The Zoo y Animal magnetism; la primera es uno de los clásicos imprescindibles de la banda (canción que tan bien ha versioneado Bruce Dickinson) y auténtico clasicazo en los clubes de streaptease en aquella época y a lo que nos ocupa: canción que no podía faltar en cualquier macroconcierto de la época( Monsters of rock, Us festival, Rock in Rio, Moscow peace festival...). Animal Magnetism es una canción injustamente olvidada que vuelve a demostrar las influencias más heavys de los Scorpions, la letra de la canción uno la escucha y se da cuenta muy pronto de que va, es decir, sexo, sexo y más sexo.
Como curiosidad, en una última remasterización del disco se ha incluído una canción cuanto menos curiosa llamada Hey you en la que Rudolf hace de cantante principal y Klaus solamente los coros. También hay que hacer alusión a la portada, como no, probablemente en aquella época los Scorpions fueran calificados como obscenos o machistas por la sección femenina, no es el primer follón de Scorpions con las portadas de sus discos, es probable que sean uno de los grupos que más controversia han generado por sus portadas...pero como decía aquel 'la música es lo que cuenta'.

Klaus Meine - Voces
Rudolf Schenker - Guitarra
Matthias Jabs - Guitarra
Francis Buchholz - Bajo
Herman Rarebell - Batería