Sabbat (Japón) - Evoke

Enviado por Mendoza M. el Dom, 10/12/2017 - 22:13
4044

1. Danse du Sabbat
2. Envenom Into The Witch's Hole
3. Godz of Satan
4. Sabasius
5. Total Necro...
6. Torment In The Pentagram
7. Beyond The River
8. The Whisper of Demon
9. Hellhouse
10. The Curse of Phraoh
11. Metalucifer and Evilucifer

Sabbat es una banda de Black Metal originaria de Japón. Su líder, Gezolucifer, logró absorber lo mejor que ídolos como Venom, Celtic Frost o Mercyful Fate tenían para ofrecer, y pudo unir estas tres vertientes musicales para crear ese sonido tan especial y mixto que podemos encontrar en un disco de Sabbat.

Su debut se produjo en 1991 bajo el nombre de "Envenom", el trío conformado por Gezol, a cargo del micrófono y del bajo, Elizaveat en la guitarra y Zorugelion en la batería, no gozaba de una estabilidad que les permitiese dar el siguiente paso, por ello, tras las grabaciones de "Envenom", un hábil guitarrista llamado Temis Osmond apareció y se quedo con el puesto, creando consigo la que se conoce como la alineación clásica de Sabbat.

Esta es una banda que se caracteriza por la publicación, casi compulsiva, de EP's, Demos y Lives que no hacen más que crear una discografía amplia, inaccesible de buenas a primeras, pero repleta de joyas que vale la pena rescatar del olvido. Sus nueve discos de estudios son los pilares fundamentales a los que recomiendo aferrarse. El segundo LP de Sabbat, "Evoke", representa ese salto de calidad que los japoneses tenían que dar para alejarse lentamente de la enorme sombra del mítico e influyente trío de Newcastle.

En "Danse du Sabbat" un angustioso piano nos introducirá, por medio de sus dramáticos y angustiosos lamentos, a las fauces del mal primigenio, aquella inalcanzable estela de oscuridad y pesadumbre donde los demonios cabalgan sus machos cabrios hacia la desconocida inmensidad cósmica.

¿Cómo no sentirse intimidado? Esa aura abrasiva, esos rancios punteos de malignidad confesa que, a pesar de beber hasta la saciedad de la fuente del Heavy Metal más tradicional, saben unirse a la toxicidad emanada de la garganta del infame Gezolucifer para crear consigo un espécimen atroz, de cuerpo deforme e incomprensible rostro llamado "Evoke".

"Total Necro..." es un inquietante tema de riff galopante y de exquisitos solos de guitarra. "Torment In The Pentagram" es un tema más pragmático durante sus minutos iniciales, pero Temis Osmond logra alzarse con el rol protagónico nuevamente y crear un verdadero temazo a medida que Gezol berrea sus ininteligibles versos. En "Evoke" importan muy poco los nombres, las intenciones que yacen tras cada capa de esta mugre sónica son oscuras, pero peligrosamente seductoras. Que divino es el serpenteante andar de "Beyond The River", donde las enseñanzas de cierta banda originaria de Dinamarca relucen por su impresionante ejecución. Debo destacar la instrumental "Sabasius", donde la potencia desmedida y la melodía se entremezclan, creando consigo un tema delicioso y grato.

Marchas fúnebres como "The Whisper of Demon" dejan una estela de mortificación y preocupación tras de sí, este es el camino a seguir para la guitarra acústica de "Hellhouse", un tema largo y pasional que permite que dos engendros de violento actuar como "The Curse of Pharaoh" y "Metalucifer and Evilucifer" le pongan fin al disco.

"Evoke" representa un paso evolutivo en el sonido de Sabbat, las canciones ya no eran tan inocentes como en "Envenom", la atmósfera se empezaba a sentir pesada, y el sonido era cada vez más oscuro. Un logro total, un maravilloso disco que yace enmarcado en una producción paupérrima y sucia, pero muy efectiva.

Cuatro cuernos.

Gezolucifer: Voz, Bajo
Temis Osmond: Guitarra
Zorugelion: Batería

Sello
Evil Records