Ritchie Blackmore's Rainbow - Memories In Rock - Live In Germany

Enviado por BurnRain el Mar, 20/12/2016 - 14:09
144

CD 1:
01. Highway Star
02. Spotlight Kid
03. Mistreated
04. 16th Century Greensleeves
05. Since You Been Gone
06. Man On The Silver Mountain
07. Catch The Rainbow
08. Difficult To Cure (Beethoven’s Ninth)
09. Perfect Strangers
10. Stargazer

CD 2:
11. Long Live Rock ‘N’ Roll
12. Child In Time
13. Black Night
14. Smoke On The Water
Bonus Tracks From Alternative Night:
15. Spotlight Kid
16. Man On The Silver Mountain
17. Long Live Rock 'N' Roll
18. Stargazer

Ritchie Blackmore ha vuelto. Sí, “El Hombre De Negro” regresó al rock este 2016 y así lo atestigua el BluRay/CD de los momentos grabados en sus conciertos del pasado mes de junio en tierras germanas bajo en nombre Memories in Rock – Live in Germany.

Tanto si eres fan de Rainbow como si no, es una gran noticia que una leyenda tan influyente en el Hard Heavy vuelva de su retiro musical renacentista, de los castillos o de las fiestas de la siega.
Mejor noticia si has sido unos de los afortunados que asistieron a alguno de sus tres conciertos de regreso: dos en las teutonas localidades de Loreley y Bietigheim y el tercero en Birmingham. Si no pudiste asistir y te mueres de ganas de hacerte una idea de cómo fue aquéllo pues lo tienes en bandeja con esta grabación en alta definición.

Bien, seré directo, amo Rainbow, sus discos y todo lo que ha hecho el maestro Blackmore en el mundo del rock (no mencionemos su etapa de juglar) estos directos no mejoran lo grabado hace más de 30 años. Es una revisión nostálgica de los mejores temas en los que ha contribuido el señor Blackmore tanto en Deep Purple como en Rainbow con una formación que sigue a un líder de 71 años de edad que no está en plenitud como cuando tenía 25, como es lógico. Pero es cierto que se pueden disfrutar mucho algunas de estas nuevas versiones con sabor añejo, te hacen recordar y son más que dignas.

Una vez digeridos los CDs y el DVD llego a la conclusión que están bien, el directo me agrada, no insulta el nombre de Rainbow, me ha hecho revivir grandes discos, grandes músicos, grandes directos y grandes momentos. De hecho he ido a los viejos discos, a los legendarios directos para volver a vivirlos. Memories in Rock ha sido una máquina del tiempo, un vehículo al pasado.

Analizándolo en detalle, el concierto comienza de la forma habitual con la intro de la película del Mago de Oz y la frase en la voz de Judy Garland “We must be over the rainbow” tras el que arranca "Highway Star", la primera sorpresa. Se nota que a la banda le cuesta ponerse en funcionamiento, es el primer concierto juntos y por mucho que hayan ensayado, la versión del clásico de Purple es correcta. Evidencia que los nuevos Rainbow no están muy engrasados y que el alma del combo, Mr Blackmore, a sus años se mueve más cómodamente en ritmos más sosegados.

Algo similar se percibe en "Spotlight Kid", con la que continúan. Un corte rebosante de intensidad que queda por detrás de otras versiones registradas por los arco iris anteriormente, sí es reseñable el buen trabajo de Jens Johansson a las teclas, en el corte que más se ajusta a su estilo habitual en Stratovarius. Sorprende que este sea el único tema de la era Turner.

Tras dos infaltables del “Men in Black”, la banda toma aire para otro temazo de los Purple en su época Mark III, "Mistreated". Donde empezamos a reconocer el feeling y toque maestro a la Stratocaster. Ritchie mucho más a gusto en estos terrenos de trasmitir haciendo hablar a la guitarra que en los de furiosa energía que también le distinguían. La banda empieza a entrar en calor.

No es hasta el cuarto corte en el que la maquinaria funciona en plenitud, y no es casualidad que sea en una tema de la era Dio, "16th Century Greensleeves", Romero entra a la palestra demostrando que este camino es el que recorre más cómodamente. Sigue los pasos del majestuoso Ronnie James Dio sin imitarlo, tiene asimilado gran parte de sus características de estilo pero no teme dejar sus propias huellas.

Haciendo repaso el chileno se ha enfrentado hasta este momento con Gillan, Turner, Coverdale y Dio, pocos sobrevivirían a semejantes lances.

Con “Since You Been Gone” llega un corte para despertar al frio público, Romero se mete en el cuerpo del singular Bonnet, un rara avis del Hard Rock y de efímero paso por Rainbow.
Lo mejor del directo aterriza con los tres siguiente temas, "Man On The Silver Mountain", “Catch The Rainbow” y “Difficult To Cure (Beethoven’s Ninth)”

Es donde estos últimos Rainbow están más en consonancia con la leyenda de su legado. Buenas interpretaciones, feeling y un más que merecido homenaje al desaparecido Ronnie James Dio que siempre será The Man On The Silver Mountain. Los temas se alargan regalando versiones únicas en un directo, que no se limita a reproducir a los enlatados de estudio, recordando esos promigenios Rainbow llenos de espíritu setentero que con 6 temas llenaban de sudor, sangre, sueños y misterio una hora de tiempo.

Cómo rebosa de melancolía la guitarra de Blackmore en "Catch The Rainbow" y cómo nos guía la voz de Romero hacia ese anhelado arco iris. El hombre de negro demuestra que sabe tocar el alma del público, creador de riffs y temas imperecederos, uno de los más grandes del Hard Rock de la Historia.

Con “Difficult To Cure (Beethoven’s Ninth)” toca presentar a la banda. El primer lugar grande de nuevo Blackmore en otra gran interpretación al nivel de su categoría. Hay espacio en el tema para que todos tengan su momento de gloria y especialmente Jens Johansson que se marca un solazo con muchos matices y recursos culminando por el clásico Toccata y Fuga de Bach. Recordemos que pocos pueden decir que han hecho la réplica a Malmsteen, Tolkki y Blackmore sobreviviendo para contarlo. Es más, estando a su altura y a veces superándoles. Sin duda de los nuevos reclutas de la banda el que tiene más pedigrí y hace buena muestra de ello, un músico con mayúsculas que le ha servido la llamada de Blackmore para desempolvar un viejo mueble de su abuela (¡pero cómo lo desempolva!) y poner una muesca más en su teclado.

De las nueva caras destaca a las voces Ronnie Romero que ha defendido a viento y marea la difícil comparación con tantos ilustres voceras, le han aguantado las costuras sin abrirse que ya es decir mucho. Lo ha puesto todo en cada tema, además se ha movido por el escenario e interactuado con el público en todo momento. Las grandes canciones exigen grandes esfuerzos y tal vez el suyo haya sido el mayor. Notable el chileno.

Los más desconocidos de los nuevos Rainbow y que sembraron más dudas desde su nombramiento: Bob Nouveau y David Keith. El bajista Bob Nouveau se ha mostrado más que solvente y ha resistido la comparación con otros ilustres como Bob Daisley o Roger Glover. David Keith es el que queda más señalado y no es por incapacidad o mala ejecución sino por su estilo, más cercano al Rock que al Heavy. Le veo pocas similitudes con Ian Paice o Cozy Powell, baterías de primera línea, de los que se dejan notar y te aplastan como a un mosquito en un segundo. Se echa en falta la pegada en algunos temas como Stargazer, Child In Time o Black Night.

¿Y por qué no un pequeño homenaje a Cozy Powell, icono de los parches que bailó con el demonio y desapareció en accidente de coche? Recordemos que Powell estuvo en Rainbow en tres discos de estudio, ("Rainbow Rising", "Long Live Rock 'n' Roll" y "Down to Earth") y sus respectivas giras, después militaría en Black Sabbath, Whitesnake, Michael Schenker Group, Warlock y muchos otros. Habría estado bien, tal vez habría sido hacer palidecer a joven David. Desde aquí mi recuerdo.

Así llegamos a la elección de los integrantes de estos nuevos Rainbow. La elección ha sido la más cómoda para Blackmore y pienso también acertada porque es una gran banda. Nouveau y Keith dos conocidos de su etapa Blackmore´s Night, desde un principio con un papel gregario pero solventes.

Era necesario buscar un cantante, nada de viejos conocidos de Rainbow con sus egos y sus aires de grandeza. Recordemos que Joe Lynn Turner trabajó por última vez con Blackmore a principios de los 90 militando en Deep Purple y que en el último disco de estudio de Rainbow, “Stranger In Us All” cantaba Doogie White. Turner trata de rescatar a Rainbow desde hace años lo que le llevó a formar parte de Over The Rainbow, banda tributo surgida en 2009 con Tony Carey, Bobby Rondinelli y Greg Smith con el propio hijo de Ritchie Blackmore, Jurgen, esto no gustó nada al jefe. Todos estos cavaron su tumba. Y seamos sinceros, ¿esta Joe Lynn Turner vocalmente para dar un recital como el que hace Ronnie Romero? Categóricamente NO.

Lo de Jens Johansson era lógico porque tiene el nivel necesario y además en su carrera ya había tenido un papel de teclista de réplicas a guitarrista principal, el estilo encajaba a la perfección.
Volviendo al directo, llega otra de Purple, con el último gran tema del Mark II, “Perfect Strangers”. La banda se nota que tiene calidad y ofrece una buena versión del clásico.

Llega la favorita de Ronnie Romero, "Stargazer" donde no haré más sangre pero se echa en falta una percusión que nos lleve al cielo y dote el conjunto de esa magia épica, a pesar de los esfuerzos del chileno no acaba de emocionarme porque Dio además The Man On The Silver Mountain, nos regaló temas donde trasmitía todo el misterio y dejaba hechizado al respetable, uno de ellos era en esta fantasiosa canción. Te das cuenta que hay cosas irrepetibles.

La recta final llega con los temas para cantar a coro, “Long Live Rock ‘N’ Roll”, “Black Night” o la archiconocida “Smoke On The Water” de despedida. Intercalando en medio un "Child In Time" para quitar el hipo y para regocijo del público asistente, de gran exigencia vocal donde Romero hace un trabajo heroico y da un recital. Destaca el puente cósmico en el que nos embarca Blackmore seguido de Jens y del resto de músicos. Emocionante como canta el público y cómo los jalea Romero, incluida la catarsis final. ¿Lo mejor de este directo de Rainbow una de los Purple? Puede que sí. Para mí el concierto acaba en esta cúspide.

En definitiva un trabajo que ni es el más representativo de Rainbow ni mucho menos un directo imprescidible, es un trabajo para nostálgicos e incondicionales de Blackmore. Siempre es de celebrar la vuelta del maestro Blackmore, un ídolo que ha vuelto al rock para regalar unas pocas noches a sus incondicionales, eso no quita para poner a esta banda en su adecuada posición con respecto a otras míticas formaciones de la multicolor. A la banda le falta rodaje y velocidad pero no calidad. Tiene momentos rescatables y muy disfrutables. Pensemos que la banda acompaña a Blackmore que ha perdido el nervio con los años por lo tanto no son versiones adrenalínicas pero el maestro mantiene el feeling. Recordemos que Rainbow no son Ronnie Romero o Dio o Joe Lynn Turner, Rainbow es Blackmore y hará y será como el señor Blackmore quiera y pueda.

Lo mejor de estos Rainbow es que se muestran a cara descubierta, sin atrezzos, sin telones, sin pantallas de video, sin dos millones de luces, sin enmascarar lo que son. Sobrios en escena y tocando honestamente los viejos temas. Con la armadura oxidada salen estos Rainbow, pero salen a luchar. Honestidad que no está demás en el mundo del rock que ha dado ya tantas vueltas.

Lo peor no esta en el directo ni en la banda sino en la presentación del producto. No se entiende muy bien que los dos conciertos alemanes se recojan como si fuera un único concierto siguiendo el mismo set list fijado y nos den de bonus cuatro versiones alternativas prácticamente iguales a las ya escuchadas, podrían haber sido más listos e incluir algunos temas diferentes entre los dos conciertos y darlos como bonus. De hecho en el concierto de Birmingham tocaron Burn o Soldier of Fortune. El DVD en alta definición como dictan las nuevas tecnologías salta tras Highway Star del bonito emplazamiento en Loreley al concierto de Bietigheim luego en Man On The Silver Mountain volvemos a Loreley, le quitamos y ponemos el sombrero a Ritchie… estas mezclas no son lógicas ni estéticas. En serio, ¿por qué remix? Cuando veo un DVD de un concierto quiero vivir el concierto, estas cosas te sacan de la película.

Para un seguidor acérrimo de Rainbow demasiados temas de Purple, también faltan algunos temas de los más importantes de los arcoíris o de la época ochetentera. De hecho tras las críticas en este sentido, Blackmore promete para la próxima vez enmendarse y tocar menos temas de Deep Purple.

Por una cosas u otras un disco muy disfrutable para seguidores de Blackmore, un 6,5 de nota.

P.D.: Ya hay cuatro fechas marcadas para estos últimos Rainbow en el 2017 si pueden no se lo pierdan.

Larga vida a Rainbow, larga vida a Blackmore.

Ritchie Blackmore: guitarra
Jens Johansson: teclados
Ronnie Romero: voces
David Keith: batería
Bob Nouveau: bajo
Candice Night: coros
Lady Lynn: coros

Sello
Eagle Records