Revolution Saints - Light in the Dark

Enviado por Rob Jalford el Jue, 19/10/2017 - 18:28
3550

1. Light in the dark
2. Freedom
3. Ride On
4. I wouldn't change a thing
5. Don’t Surrender
6. Take you down
7. The Storm Inside
8. Can’t Run Away From Love
9. Running On The Edge
10. Another Chance
11. Falling Apart

El sello Frontiers sigue apostando por juntar varios músicos reputados y formar un supergrupo, ya lo ha hecho con George Lynch (Dokken/Lynch Mob) y Michael Sweet (Stryper), los cantantes Russell Allen y Jorn Lande, los Ferrymen con Romero, Terrana y Karlsson o con estos Revolution Saints que forman Deen Castronovo (Journey/Bad English/Hardline), Jack Blades (Night Ranger/Damn Yankees) y Doug Aldrich (Hurricane, Lion, Dio, Whitesnake). También como músico adicional cuentan con Alessandro del Vecchio, que se encarga de los teclados y últimamente está muy activo.

Es una clara maniobra comercial, puesto que atraes fans de cada artista y puedes vender mas, no significa que el resultado vaya a ser genial, porque ya está todo inventado y son gente que está ya de vuelta, ya han triunfado y no es lo mismo tener hambre de comerte el mundo que estar ya cómodamente asentado en el negocio.

De todos modos a mi personalmente me mola que haya un sello que trae hard melódico, porque es uno de los géneros que mas me gustan, junto con el heavy clásico y el Thrash. Acaban de fichar a Pretty Maids y ya cuentan en sus filas con artistas tan reputados como Winger, Jeff Scott Soto, Pink Cream 69, Night Ranger, Pride of Lions, L.A Guns, Jorn, Robin Beck, Kee of hearts, Inglorious, Steelheart,Warrant, Harem Scarem, Ten o Mr.Big entre otros. Frontiers es como el Noé del hard, juntando en su arca todas las formaciones nuevas que salen del palo junto con los veteranos del rollo.

Los Revolution Saints debutaron en 2015 con un notable disco que ya os traje al portal en su momento, combinaba canciones mas cañeras con baladas de buena factura, siempre basando su sonido en la melodía, como mandan los cánones. Deen y Jack son dignos cantantes, controlando también la batería y el bajo y ¿qué decir de Doug? Uno de los mejores hachas del circuito, aquí en una faceta menos agresiva pero dejando pinceladas de su clase y técnica.

En este “Light in the dark” siguen ese sendero compositivo, pero para mi gusto, hay mas relleno que en el debut, encontrando canciones que no me terminan de convencer y algunas otras con mucha mas calidad entre las once grabadas. Me da la sensación de que no se lo han currado tanto como en el primero, mas equilibrado y completo.

De todos modos hay mucho aprovechable en la entrega, la tripleta inicial es estupenda, arrancando con el tema título que cuenta con un solo veloz de Aldrich, la clase épica de Freedom con ese crescendo tan logrado hasta el estribillo, la garra y energía de Ride On que recuerda a los mejores Night Ranger, incluyendo otra pasada en las seis cuerdas del rubio.

Para relajarnos contamos con la sensible balada I Wouldn’t Change A Thing que cuenta con gran protagonismo del teclado de Alessandro y está cantada con mucha pasión por parte de Castronovo, es una lenta que va de menos a mas, ganando en intensidad conforme avanza. Doug puede lucirse en dos punteos, uno a mitad y otro al final, demostrando en todo su esplendor su feeling con la guitarra, me ha recordado un poco a John Sykes etapa Whitesnake en su ejecución y sonido. Bajo mi punto de vista, el trabajo decae a partir de aquí, mostrando canciones bastante típicas.

Don’t Surrender es mas sencilla, radiable y comercial, sinceramente a mi no me aporta mucho, mejorando la cosa con el riff entrecortado de la siguiente Take you down que pronto nos deja un sabor agridulce, se mete en terrenos muy lights y algo repetitivos, amaga pero no golpea con claridad. Idéntico comentario podemos hacer de The storm inside donde lo mejor es el solo de Aldrich.

Volvemos al terreno baladero con Can’t Run Away From Love bastante similar a la otra en su comienzo, con el teclado de Del Vecchio como amo y señor del asunto. Es una lenta de libro, que se escucha sin problemas, pero tampoco me deja huella.
Running on the edge no rompe esa sensación de piloto automático en la que se mete la banda desde el quinto tema, tenemos grandes músicos pero no se transmite en la calidad de lo ofrecido. No digo que sean basuras de canciones, pero no arriesgan, no queman, son correctas, sin mas. A esta peña se le debe exigir mas, creo yo.

Como no me quiero repetir como ellos ni como el ajo, os diré que Another Chance nos da exactamente lo mismo que las anteriores, buen rollito, coros y tal, poco mas. Falta potencia, falta mas agresividad, mas lucimiento.

Falling Apart con saborcillo AOR, cierra este segundo disco sin pena ni gloria, y dejando al oyente con la sensación de un producto hecho para consumo rápido, sin mimo, sin muchas horas de curro detrás.

Resumiendo, las cuatro primeras al nivel del debut, el resto, no pasará a la historia del hard melódico, la verdad…el tío Rob, sincero ante todo.
Los tres cuernos raspados me parecen una nota justa para esta pequeña decepción viniendo de quien viene, que me ha supuesto “Light in the dark”. Sobre 6 Jalfords para Revolution Saints.

Deen Castronovo : Voz, Batería
Doug Aldrich: Guitarra
Jack Blades : Voz ,Bajo
Alessandro Del Vecchio : Teclados

Sello
Frontiers Records