Racer X - Second Heat

Enviado por Vic el Lun, 18/05/2009 - 02:57
866

1. Sacrifice - 4:03
2. Gone Too Far - 2:55
3. Scarified - 2:41
4. Sunlit Nights - 3:36
5. Hammer Away - 3:45
6. Heart of a Lion - 4:04
7. Motor Man - 3:46
8. Moonage Daydream - 3:31
9. Living The Hard Way - 3:33
10. Lady Killer - 4:02

Ahora podían presumir que en sus filas estuvo el actual baterista de los Metal Gods. Racer X estrena aquí a 2 nuevos miembros: el ya mencionado baterista Scott Travis y el guitarrista Bruce Bouillet. Ambos elementos permitieron que la banda obtuviera un sonido más pesado además la producción también mejoró para darle más protagonismo al bajo de Alderete. Lo que se mantiene igual (en el buen sentido) es Paul Gilbert y Jeff Martin, Paul sigue siendo un demonio en la guitarra y Jeff mantiene su peculiar voz.

También se nota algo de “madurez” al incluir coros mejor preparados en canciones como Sacrifice, y también tiene más sonido a metal neoclásico. Cuanta destreza se escupe de esa guitarra tocada por Gilbert (ya empecé a alucinarme jaja). Oh sí pero estoy olvidándome de alabar a ese nuevo baterista. ¡Qué atronador suena el principio (y el resto)! Dobles y redobles de un pulpo disfrazado de humano (Scott Travis). Tanto esta canción como la instrumental Scarified demuestran lo lejos que la banda quería llegar. El doble bombo de Scott se mete en lo profundo de tus oídos, el riff muy heavy permanece atrás y el bajo lo respalda pasándose de vez en cuando al frente. Todos se hacen a un lado cuando Gilbert hace lo que mejor sabe llevándote al Cielo e Infierno con cada mínima nota. Tan pronto como empezó, acaba. Como dije, esa “madurez” esta más presente aquí que en el Street Lethal, en el tema Sunlit Nights. Es una especie de power ballad bastante heavy, lo que la hace quedar un tanto fuera de categoría. Y debido a las raras sensaciones que experimento con las power ballads con olor (sonido) a glam metal, no me introduciré mas en ella, mas que para mencionar el increíble solo hecho entre Gilbert y Bouillet. Tono festivo del bueno en Hammer Away, introducción con solos redobles. Un pequeño cambio de tiempo que es muy bienvenido en todo buen tema heavy. Qué coros tan sentidos, con esa voz de Jeff que se nota admira a Halford, vocalizando en un modo magnífico. Creo que el solo aquí es el más sorpresivo, no solo por su complejidad sino por llegar cuando esperabas un puente. Un regalo de los dioses, literalmente, Heart of a Lion es un tema escrito por el trío de escritores de Judas Priest (Rob, Glenn, K. K.) que le fue regalado a la banda. Empieza tranquilota pero va tomando forma hasta llegar al solo, ejecutado por Bruce manteniendo la complejidad un poco más baja que Paul pero brindando un buen tema. Regresando de nuevo a la tranquilidad… Motor Man parece sacada de 2 lugares: un comic poco conocido y alguna idea del Sacerdote. Cuero, tachas, motores, motocicletas sonoras inundan el tema. Riffs salidos de un buen escape de la Harley Davidson y como bien dice, “Speed is your lifeline”, qué tema tan bien escrito y compuesto, dándole ese tono que te convence bastante bien.

¿Mejor que el Street Lethal? No. ¿Mal disco? Por supuesto que no. ¿Nada nuevo que ofrecer? Posiblemente así lo definan algunos. Pero tenía a Scott y a Bruce, y después de este vendría el álbum en vivo que presenta los solos de casi toda la banda. Tengamos paciencia y disfrutemos esta joya poco valorada.

Jeff Martin - voz

Paul Gilbert - guitarra líder y rítmica

Bruce Bouillet - guitarra líder y rítmica

John Alderete - bajo

Scott Travis - batería