Queensrÿche - The Verdict

Enviado por Frankdelperu el Vie, 29/03/2019 - 05:15
220

1. Blood of the Levant (Michael Wilton, Todd La Torre, Eddie Jackson) 3:27
2. Man the Machine (Wilton, La Torre, Jackson) 3:50
3. Light-years (Jackson) 4:08
4. Inside Out (Wilton, La Torre) 4:31
5. Propaganda Fashion (Jackson) 3:36
6. Dark Reverie (Parker Lundgren) 4:23
7. Bent (Jackson, La Torre, Lundgren) 5:58
8. Inner Unrest (Wilton, La Torre) 3:50
9. Launder the Conscience (Wilton, La Torre, Lundgren) 5:15
10. Portrait (Jackson, La Torre) 5:16

Los fans de Queensrÿche y del heavy metal pueden sentirse satisfechos con el reciente larga duración de los de Washington, titulado The Verdict.

Se trata de un trabajo que en líneas generales le hace honor al estilo depurado de siempre de la banda, me refiero en concreto al desarrollado durante su época dorada en los recordados LP Operation: Mindcrime y Empire, sin dejar de mencionar la buena impresión que dejaron el Queensrÿche EP (debut) y en especial el siguiente LP The Warning, que ya mostraba un desarrollo muy atractivo del estilo originario del grupo.

Por tal motivo, resulta un mérito para la formación actual de Queensrÿche -cuyo vocalista Todd La Torre reproduce, casi a la perfección, el amplio registro vocal de su antecesor Geoff Tate- haber dado forma a un material nuevo que presenta notorias influencias de la época más aclamada de esta agrupación musical.

Si bien es cierto que con el álbum homónimo de 2013 esta formación ya había recibido sus primeros elogios, encuentro con The Verdict -su tercer álbum- una consolidación sobretodo a nivel compositivo, lo cual se aprecia mejor con las escuchas. En este punto me parece pertinente recalcar que no obstante la calidad alcanzada, el nivel en su conjunto no logra superar al de sus obras clásicas precitadas, nada grave porque estamos repito, ante un grupo que llegó a un nivel muy alto en sus mejores tiempos.

Las iniciales Blood of the Levant y Man The Machine dan una idea clara de lo que quiero decir, La Torre canta con aplomo utilizando registros variados y se le nota seguro en las partes más agudas, por otro lado el cambio de ritmo en la primera canción y el ritmo veloz con un riff final de antología en la segunda, son los puntos más logrados.

Pero en mi concepto lo mejor del álbum viene a continuación, Light-Years cautiva por su mixtura de sonido. Al inicio el riff y canto son potentes para luego pasar a una estrofa melódica, a continuación sigue una sección instrumental virtuosa con solo compartido por las dos guitarras, cerrando con la repetición de la fórmula inicial y unos agudos de La Torre que quedaron muy bien.

Otra canción memorable es la lenta y obscura Dark Reverie, en la que destaca nítidamente la labor de La Torre que como buen seguidor de la etapa clásica de su predecesor Tate, recurre primero a su registro vocal más grave para luego utilizar los matices más agudos conforme va avanzando la composición. El acompañamiento con sintetizador y las guitarras gemelas es preciso, cada cual en el momento justo. La letra te deja pensando por lo profunda que es, punto muy alto del álbum sin duda.

Siendo justo toca ahora mencionar que el resto del material de este lanzamiento lo encuentro correcto pero poco más, como que se queda en buenas intenciones, es el caso del trío de canciones compuesto por Bent, Inner Unrest y Launder the Conscience, por más que en la última de ellas quedó perfecta la sección final instrumental con teclados incluidos.

Mejor impresión me deja la canción cierre Portrait -notoriamente inspirada en pistas nostálgicas de corte similar como Someone Else?- y la melódica Propaganda Fashion, ambas tienen su gracia ciertamente y terminas apreciándolas más con las escuchas.

Otro aspecto que destaco de este The Verdict además del gran trabajo de todos los músicos, en especial la dupla de guitarristas, es la percusión a cargo nada menos que de Todd La Torre. Se agradece además el sonido natural de los tambores, salvo algunos fragmentos iniciales de Portrait.

En resumen, un álbum casi impecable, se nota que los músicos le pusieron empeño a la composición en esta ocasión, lástima que varias pistas -sin dejar de reconocer su pulcritud- no terminan de convencer y se hacen algo tediosas. Aún así más son las virtudes que las falencias y por eso le doy 4 de 5, es mi veredicto parafraseando el título de esta obra.

Todd La Torre: Voz y batería
Michael Wilton: Guitarra principal
Parker Lundgren: Guitarra rítmica
Eddie Jackson: Bajo y coros

Sello
Century Media