Protector - Misanthropy

Enviado por stalker213 el Mar, 04/11/2008 - 02:05
566

1. Misanthropy
2. Holy Inquisition
3. Agoraphobia
4. The Mercenary
5. Kain and Abel
6. Holocaust

Que Sodom, Kreator y Destruction, son la Santísima Trinidad de la escena thrash alemana, está más claro que un vaso de agua, a menos que te cagues dentro y remuevas el tema con una cuchara, pero bueno, tampoco es necesario que hagáis la prueba. Doy fe de ello y tampoco la he hecho yo. Así que pongamos que me creéis y punto.

Bien. Al margen de la perogrullada que soltaba hace un minuto, el thrasher compulsivo y siempre ávido de más y más material (porque ese es el único camino, joder), sabe positivamente que eso es así, aunque por descontado nunca olvida a otras inolvidables y míticas bandas, entre las que indiscutiblemente se cuentan los pirados sajones, Protector (Wolfsburg, 1986), herederos directos del sonido inconfundible del Thrash alemán de la primera mitad de la década de los '80 y de modo particular, de los mejores Sodom que jamás hayamos conocido.

¿Dónde nos deja esto? Pues justo antes del apoteósico 'Persecution Mania' del '87, y por tanto, estoy remitiéndoos directamente a esas dos joyas sagradas llamadas 'In the Sign of Evil' y 'Obssessed By Cruelty'. Como podéis imaginar, estamos hablando de cañaza por un tubo (a punto de derretirse, claro), malas ideas (no hace falta aclarar lo que es obvio) y unos niveles de salvajismo y morbidez de los de campeonato. Otras bandas muy en esta onda del período, y tampoco muy conocidas, son Minotaur y Poison (hace falta aclarar, que no estoy hablando de los jodidos moñas americanos??? No, verdad?), pero en síntesis, diríamos que de entre esta segunda hornada, Protector serían los que llevarían a cabo una carrera más notoria y dilatada. Las referencias a Hellhammer y Possessed huelgan una vez más, y es que cualquier banda que se atreva a proclamar que toca Metal extremo, debería arrodillarse y reverenciar a estos dos colosos, antes que no andar por ahí haciendo el imbécil, algo que por desgracia parece estar creando tendencia desde que cambiamos de centuria.

El presente trabajo, apenas alcanza los 23 minutos, pero son más que suficientes como para dejar patente la categoría y el peso específico de esta respetada banda sobre la escena Thrash. En este sentido, cabe destacar el excelente nivel presente en cada uno de sus seis cortes, entre los que no es posible hallar un solo atisbo de tonterías o payasadas. Antes lo contrario. La estructura de los temas es bastante lineal y homogénea (tralla sin concesiones) y antes que abogar por las piruetas o los dobles mortales con carpa, estos sajones apuestan antes que nada, por la ortodoxia más extrema, los riffs monocromos y la simpleza ruda y brutal del Thrash típico de los primeros ochenta.

Las letras, también muy en la onda. Sin chorradas ni excesos malignos que puedan llegar repercutir sobre el conjunto, simplificándolo a una burda caricatura. Nada de eso. Aquí lo que tenemos son letras muy serias, muy directas y sin artificios estúpidos. Afortunadamente, tampoco frecuentan los típicos clichés ni los flagrantes tópicos de siempre, y eso, indudablemente es otro punto a favor. Obviamente, no hablan de las margaritas ni de las mariposas, pero tampoco es la cantinela de siempre, que tantos millones de veces hemos tenido que aguantar. De todos modos, y como no quiero pasar nada por alto, decir que la intro no es precisamente original, pero sí breve, luego poco recriminable. Mucho menos, cuando empalma con un pepinazo como 'Misanthropy'.

El tracklist completo es sencillamente excelente, y hallar una sola fisura en todo el trabajo se antoja poco menos que imposible, y es que estas son las cosas que suceden cuando uno no arriesga innecesariamente y se limita exclusivamente a hacer lo mejor sabe hacer. En el caso concreto de Protector, estamos hablando de tropas thrashers de asalto, que conocen perfectamente su trabajo y que son absolutamente conocedoras de todo lo que hay que hacer (y lo también lo que no) para acometer la misión con éxito.

Es absurdo destacar un solo tema por encima del resto, pero si es por decir algo, remarcaría que a mí personalmente, me alucina 'The Mercenary'. De todos modos, el resto no le van a la zaga, y conforman un sólido y macizo conglomerado que convierten a este MLP en una pieza de auténtico coleccionista.

Posteriormente, la banda se pasaría al Death Metal (a veces incluso cayendo en terrenos algo Doom) pero sin llegar mermar un solo ápice la calidad o la solidez de su sonido primigenio. En cualquier caso, bien tocando Thrash o Death, estamos hablando de una banda súper-profesional (eso sí, ya difunta), muy seria y con una trayectoria absolutamente intachable.

Larga vida al legado de Protector y, por descontado, un sentido homenaje al desaparecido Michael Hasse.

Absolutamente recomendado para fanáticos del Thrash de verdad.

Mi valoración: 8.0

Martin Missy: Voz
Hansi Muller: Guitarras
Ede Belichmeier: Bajo
Michael Hasse: Percusiones

Sello
Atom H