Pretty Maids - Sin Decade

Enviado por Gibson el Jue, 24/04/2014 - 11:45
1531

De los tantos grupos infravalorados que conocemos dentro del género Hard/Heavy, y que nunca llegaron a tener un notable éxito de ventas en base a su calidad musical, tenemos que apuntar descaradamente (y una vez más) a los daneses Pretty Maids. Con tres enormes trabajos discográficos iniciales, fué con el último de ellos -hasta aquella fecha- "Jump The Gun" donde los Maids arriesgaron todo para conseguir el reconocimiento mundial y auparse en el podio de los grandes del género.

Sin embargo el disco del año 1990 no funcionó como se esperaba a nivel de ventas... A pesar de la tremenda clase que poseía dicho álbum, el grupo se vió abocado a una reestructuración ante la salida de varios de sus componentes. Aún así, el núcleo fuerte del grupo se mantenía con sus dos piezas claves, los miembros fundadores y principales compositores, el vocalista Ronnie Atkins y el guitarrista Ken Hammer.

Con un nuevo bajista (Kenn Jackson) y baterista (Michael Fast), más el teclista de sesión Alan Owen, que ya colaboró en discos anteriores, los daneses volvían a entrar en estudio en el año 1992 para dar forma a su cuarto álbum de estudio, contando en la producción del mismo con su paisano Flemming Rasmussen (Metallica, Blind Guardian).

El resultado fué este "Sin Decade", un disco que continuaba con la línea orientada al Hard-Rock pero sin perder la esencia Heavy-melódica, y en el cual encontramos temas de un indiscutible nivel, perfectamente trabajados en todos los aspectos y que en definitiva mantenía en su conjunto una propuesta bastante sólida y adecuadamente atractiva para el oyente, a lo largo de los once cortes que lo compone.

Abriendo con el trallazo "Running Out", Ronnie Atkins nos muestra toda su categoría vocal, seña de identidad de estos Pretty Maids junto con el siempre logrado trabajo en las seis cuerdas por parte de Ken Hammer. Un tema muy dinámico y directo, sin andarse por las ramas, y que cautiva desde su primera escucha. Gran inicio.

Más enfocado al Hard-Rock, con claras influencias del estilo que se desarrollaba en USA en la década de los 80s, nos llega el siguiente corte "Who Said Money" y su onda festiva en su estribillo. Sin grandes alardes compositivos el tema resulta muy efectivo gracias a sus conseguidas melodías.
Mejor desarrollado y estructurado se presenta "Nightmare In The Neighbourhood", conjugando a la perfección partes hardrockeras y contundentes con otras más suaves y melódicas, resultando un tema que sabe mantener la contrastada calidad que nos suelen ofrecer los Maids con sus composiciones.

Retomando la senda en la vertiente Heavy-melódica del grupo, nos llega el homónimo "Sin Decade", donde los Pretty Maids le añaden ese punto de velocidad en la base rítmica para que el corte adquiera una fuerza que se mantiene a lo largo de su minutaje... Pero es la solvencia vocal de Ronnie Atkins y el currado sonido de la guitarra de Ken Hammer lo que le imprime la brillantez necesaria -para su pleno disfrute- a este cuarto tema de un álbum que no decae en su atractivo musical.

El rollete hardrockero "Made In USA" vuelve a hacer acto de presencia con la vacilona "Come On Tough, Come On Nasty" y su pegadizo estribillo bien apoyado por coros. Un tema de estructura sencilla (pero bastante efectiva en su definición interpretativa) que quizás no sorprenda en demasía, aunque no desentona para nada en el concepto global del álbum.

Es con el veloz "Raise Your Flag" cuando los Pretty Maids vuelven a mostrar su gran capacidad entregando temas con un indiscutible nivelazo. En esta ocasión con un corte tan compacto como sobresaliente, con cada miembro del grupo realizando una soberbia exhibición de sus acreditadas aptitudes, y constituyendo de esta forma uno de los temas destacados no solo del disco, sino (incluso me atrevería a decir) de su larga carrera musical. Simplemente monumental.

Con aires hardrockeros -y en clave melódica- "Credit Card Lover" dota al álbum de la suficiente versatilidad (volviendo a ofrecer variedad en la propuesta de los daneses) con un tema sugerente y muy logrado en su desarrollo, bien culminado con un guapo estribillo y que sabe mantener nuevamente el buen nivel mostrado con anterioridad.

El tema más suave del álbum lo encontramos con "Know It Ain't Easy", expresado en su interpretación en clave mediotiempista y sin demasiadas florituras en la parte instrumental... pero siempre con el acierto de poseer el suficiente gancho melódico para que el corte se deje disfrutar de principio a fin.

"Healing Touch", con su dinamismo hardrockero y contando con un sonido de guitarra afilado, junto con el desgarrador tema "In The Flesh" en el que se perciben ciertas reminiscencias "maidenescas" y un ritmo que no decae en ningún momento, nos acerca al final de un notorio trabajo discográfico que cierra con la versión del tema "Please Don't Leave Me" (compuesto originalmente por el maestro Phil Lynott y el excelso guitarrista John Sykes). Un tema intimista y evocador que resulta como un buen broche para este cuarto álbum de los Pretty Maids.

En definitiva, "Sin Decade" sigue la estela marcada por su anterior "Jump The Gun", mezclando con una gran destreza temas más melódicos con otros con más garra, y por supuesto haciéndolo con la calidad habitual que saben ofrecer uno de los grupos que siempre hay que tener muy en cuenta si buscamos nuestro propio deleite con Hard-Rock de alta escuela.

Ronnie Atkins: Voz
Ken Hammer: Guitarra
Kenn Jackson: Bajo
Alan Owen: Teclados
Michael Fast: Batería

Sello
Columbia Records