Powerwolf - Lupus Dei

Enviado por Marcapasos el Mar, 07/07/2015 - 23:53
3613

Ocurre algo muy curioso con Powerwolf, y es que cada disco que editan es siempre superior al precedente.
Regla general a la hora de examinar la carrera de los lobunos, de menos a más.

El debut “Return in Bloodred” se quedó bastante corto a la hora de transmitir el tan conocido espíritu de la banda. Pero, como apuntamos previamente: de menos a más.
”Lupus Dei” supone esa primera diferencia, un álbum con las ideas perfectamente establecidas y planteadas, y con unos Powerwolf más concienciados y compenetrados.
Lanzado en 2007, el álbum tiene una base conceptual, una historia que narra la historia de un lobo, desde su caída en las tinieblas hasta su alzamiento y encuentro con Dios, fundamentada con extractos de la cultura de Rumanía (país natal del líder y vocalista, Attila Dorn) y relacionada con ciertos textos bíblicos.

Estos tipos ya empezaban por entonces a tomarse en serio su sonido y ambientación. Así, ciertas partes del LP fueron grabadas en una capilla germana del siglo XII abandonada, y contando con un coro de treinta formantes en algunas canciones.
El álbum pide a gritos ser escuchado. Y creedme, merece la pena.

Tras el orquestal y sombrío intro "Lupus Daemonis", los lobos vienen cargados de buen Power Metal con "We Take it from the Living", temazo Heavy del duro y potente, pero, sobre todo, consciente y despierto (ya lo valía), demostrando ya las futuras grandes ideas que irían perfeccionando en no demasiado tiempo. Tema infalible para comenzar, vamos, al igual que "Prayer in the Dark", en el que la banda gana muchísimo al lucir su sonido, desde su intro formulado por el teclado-órgano de Schlegel, los brutales punteos heavies de los Greywolf y esa gran participación corística.

Al igual que una canción atípica de los Maiden, "Saturday Satan" comienza de forma silente, descargando prontamente toda la carga metalera (atención a los solos y el doble bombo del instrumental), con un Dorn vocalmente oscuro, pero perpetuamente melódico. Percibimos ya la clásica fórmula musical que utilizarían de manera regular en discos como “Bible of the Beast” o “Blood of the Saints”.
La marcha continúa con "In Blood we Trust", convincente Power Speed Metal de épico y potente estribillo que nos hará cantar mil y una halleluja’s (un servidor lo asegura por experiencia propia).
“Lupus Dei” es un álbum variado. "Behind the Leathermask" nos ofrece a los Powerwolf más duros y clásicos, la banda se pone las botas de cuero y desenfunda las guitarras y el afilado bajo para darlo todo (aunque, personalmente, mejoraría ese estribillo que acaba sabiendo a poco).

¿Velocidad? ¿Quién dijo velocidad? "Vampires don't Die" es una de esas canciones en la que se nos brinda la oportunidad de escuchar a esos Powerwolf vestidos con la suciedad y agresividad del Speed Metal más puro, melódico y aplastante. Tema bien completito para la santidad, bien ahí.

Tristemente, no todos los temas dejan tan buenas impresiones. A partir de aquí, los dos siguientes temas desinflan un poco el tracklist del álbum. A pesar de sus buenos riffs, el sonido de "When the Moon Shines Red" acaba volviéndose bastante pesado, y su estribillo bastante repetitivo, mientras que en "Mother Mary is a Bird of Prey" perfilamos ideas muy poco inspiradas, un tema que huele a refrito y a relleno (eso sí, Attila y sus compañeros, cómo no, ganan más y más puntos con sus diversas dotes).

Por su parte, "Tiger of Sabrodt" resulta ser una pieza más que interesante. Buena rítmica y excelente aporte melódico que nos cuenta la historia de Sabrodt, un lobo que fue disparado en las lindes de Lusacia, Alemania, el último lobo libre disparado en tierra germana antes de dar comienzo 1945, y que forma parte de la historia y cultura alemana.

El CD cierra con "Lupus Dei", no siendo el mejor tema del concepto, pero que muestra al cien por cien el gran entusiasmo de la banda y sus ganas por mostrar la mejor ambientación de la que por aquel entonces disponían.

“Lupus Dei” es la antesala perfecta para el boom que supondría “Bible of the Beast”, pieza indispensable dentro de la discografía de estos siervos de Dios (o de Satán, Jesucristo, Lázaro, o Judas, quien sea, diantres). A partir de entonces, lo dicho, cuesta arriba sin descanso, con muy pocos peros que achacar (o ninguno, en el caso de ese gran “Preachers of the Night”).
Pero por algo hay que empezar, y “Lupus Dei” mejora con creces el regular debut de la banda. Y falta que hacía. El planteamiento y orientación del grupo ya queda consolidado, al igual que su sonido, genialmente producido en el plástico, quedando tan sólo el perfeccionamiento del susodicho, sus últimos retoques.

Sin duda, un disco que no puede faltar en la estantería del buen y preciado coleccionista de Power Metal o fan de Powerwolf.
Tres cuernos medio altos para la segunda entrega sacrílega de la banda de Power más oscura de Europa del Este.

Attila Dorn / Voz
Stéfane Funèbre / Batería
Falk Maria Schlegel / Órgano (teclado)
Charles Greywolf / Bajo, guitarra
Matthew Greywolf / Guitarra

Sello
Metal Blade Records