Powermad - Absolute Power

Enviado por Hawkmoon el Dom, 08/01/2012 - 21:24
2323

1. Slaughterhouse
2. Absolute Power
3. Nice Dreams
4. Return from Fear
5. Test the Steel (Powermad)
6. Plastic Town
7. B.N.R.
8. Failsafe
9. Brainstorms
10. Final Frontier

¿Habéis visto el estupendo film de David Lynch "Corazón Salvaje" ("Wild at Heart")?. Pues bien, en la joyita del directorcete de movidas como "El Hombre Elefante" o "Eraserhead", tanto Nicholas Cage como su compañera, la sosota Laura Dern, cuajan un par de papelones bastante majetes. Y, en una parte de la peli, la que sucede en un bar, el bueno de Cage interrumpe un show de Powermad, la banda de la que os hablaré en nada, para salvaguardar el honor de su novieta. Un momento que, con el paso de los años, ha convertido a la banda en algo de culto. Una bobada, lo sé. Pero me molan los detallitos.

Ahora, a lo que importa. El disco a presentar, el mega-molón "Absolute Power". Única, hasta el momento, pieza de Powermad. Mejor un disco cojonudo que una discografía que vaya de más a menos...¿No?. Lo bueno, si breve, dos veces bueno. Lección aprendida. Un disco, aparecen en un film de Lynch y entregan una joyita de nivelón. Eso sí es llegar, ver y vencer. Al asunto, que me lío...

Portadón molón de cojones. Simplón, pero con su mensaje implícito. Blanco y negro potentorro para un disco que te hará pensar, que te zarandeará. Que te dejará como el muñeco que nos observa. De goma, vacio por dentro, más muerto que Bin Laden.

"Slaughterhouse", que se abre a paso de guitarra cortante, peligrosísima, como marcando el paso antes de ponerse a correr trás de tí, actúa, como pensábamos, como depredador. Corremos, pero el riffeo viene veloz. Icónico tembleque de instrumentos, certero disparo, colega. El tema tuvo su difusión allá por 1990, gracias al éxito del film de Lynch. Pero hablamos de un tema que debería de haber sobrevivído a ser mucho más que una moda. Thrash, Speed, Power a toda leña, técnica, guitarreo a lo N.W.O.B.H.M...de todo. Debutando, joder. Y plantando cara a la legión de maestros que ya pululaban por el reino, caso de Death Angel, Annihilator o Testament (que flojeaban que daba gusto con "Souls of Black"). Sonidazo de lujo, velocidad insana y guitarras que arden. Frenéticos.

"Absolute Power" (altamente influenciada por los primeros Metallica) nos sirve de antesala a la deliciosa "Nice Dreams", híbrido Heavy-Prog, que abre mucho su manto, que quiere a un tipo de público diferente al que parecían buscar con los dos primeros tracks. Ya he dicho que cabía de todo en el sonido de Powermad. Y lo notamos. Joel Dubay, su vocalista, maneja varias tesituras y se entrega de formas diferentes, dando lo que debe a cada track, transformándose en el cantante que se requiera en el momento. Brillo en las cuerdas, potencia, magia y mucho estilo. No parece un debut, joder. Parece un tercer o cuarto disco. Menudo nivelón.

"Return From Fear" (con poso Exodus-Testament, sobretodo en la carga de los mástiles y en la forma de enfocarse vocalmente), "Test the Steel (Powermad)" (material que podrían haber parido los primeros Agent Steel o Angel Dust. Power-Speed irredento y cabalgante), "Plastic Town" (comienzo bello para otra criatura riffera y netamente metalera), "B.N.R (el tema más intrincado y técnico, además de certero, de todo el trabajazo), "Failsane" y "Brainstorms" (Thrash retuerce-pezones) conforman una sucesión de puñetazos tremenda. Powermad no se privan de nada, coño. Tiran por todos lados, indagan por cualquier rincón. Acotaciones de todo tipo, espíritu Death Angel (atreviéndose, flirteando con otros estilos), caña, coros que ponen a la horda thrash bien contenta y un armamento guitarrero que llena las barrigas de cualquier adicto al buen mástil y al buen ataque sónico.

La cosa se finiquita. Y, claro, después de haberse puesto tan vacilones, y durante todo el trayecto que nos hemos pegado, estaba claro que nuestros chicos no iban a acabar con frivolidades ni inventos raros. Un disco como "Absolute Power", tan digno y estoico durante todo su latido, no iba a acabar amoñado. "Final Frontier", ecléctica, que comienza como baladita y acaba disparada, cuál Superman trás las bragas de Lois, nos sierra los dientes, nos achina los ojos y nos deja peinados hacia atrás. Menudo huracán...y lloviendo pedazos de metal y vidrio. Acamos que parecemos un puto cenobita. Guapos como la madre que nos parió, jejeje. La parte final del tema, todo un vaivén, donde técnica, voces dignas de Priest y todos los cojones del mundo Speed se dan cita, es la hecatombe. Placer sónico de primera. Aplastados, y contentos a más no poder.

Un trabajo parido a base de muchos nombres. Me vienen a la mente Anthrax, Sacred Reich, Testament, Angel Dust, Omen, Metallica...lo que no quita lo certera y compleja (más que los trabajos de muchos de los citados) que es la obra de los Powermad.

4 cuernos (altotes) para la joyita de culto del 90.

Poder absoluto, nene. Técnica, Power, Speed, Thrash. ¿Quieres más? ¡Anda y vete a la mierda, egoista!

Joel DuBay - Voz y guitarra
Todd Haug - Guitarra
Jeff Litke - Bajo
John Macaluso - Batería
Adrian Liberty - Batería

Sello
Warner