The Police - Outlandos d'Amour

Enviado por Richyhim el Vie, 09/10/2015 - 19:38
1645

1. Next To You
2. So Lonely
3. Roxanne
4. Hole In My Life
5. Peanuts
6. Can't Stand Losing You
7. Truth Hits Everybody
8. Born In The 50'S
9. Be My Girl
10. Masoko Tanga

Abro el paraguas porque es seguro que caerá una buena lluvia torrencial. Por momentos será ácida, pero estoy seguro de que habrá quien entienda el trasfondo de la cuestión, y por supuesto, del disco.

Año 1978, y The Police debuta con 'Outlandos d'Amour', un álbum que contiene mucha actitud punk acompañada de power rock y pinceladas reggae. En muchos lugares he podido leer con asombro que a los Ramones se les considera punk incluso en sus discos pop ('Pleasant Dreams', 'Brain Drain') , un pop mucho más blando que el que aquí encontramos. Me atrevería a decir que este álbum debut del trío londinense es más punk que muchos álbumes de grupos que dicen encasillarse en tan maldito y por momentos denostado género.

Lo sé, de buenas a primeras sorprende, sobre todo ante quienes no se han molestado ni un momento en escuchar detenidamente el disco, y que sólo tienen como mera opinión la parte más sofisticada y pop de la banda.

No se puede dejar de lado, ni mucho menos, un álbum donde de buenas a primeras contamos con la destreza de uno de los mejores baterías de la historia del rock. Sí, porque Stewart Copeland es de todo menos un músico acomodado, que además golpea la batería con una contundencia que ya querrían muchos para sus álbumes, de hecho, también Robert Fripp (King Crimson) quiso unirse a él en ciertos proyectos. Tampoco obviar el talento innato de Andy Summers, personalidad que ha compartido momentos con Kevin Ayers en Soft Machine, y que desestimó una gran oferta de éste para ser guitarra de su carrera en solitario, bajo el amparo de la escena de Canterbury. Y desde luego, también tenemos a Sting, vocalista y bajista que además es el principal compositor de The Police.

Con todos estos elementos apostaban para triunfar de buenas a primeras, sin embargo, el lanzamiento del single 'Roxanne' no funcionó en primera instancia. La prensa y el público apenas reaccionaban. No desistieron y se embarcaron en una gira que les llevó a ambos lados del charco. Aprovechando ese esfuerzo, la discográfica les premió reeditando el citado single, y ahí sí captaron fuertemente la atención, lo que ayudó al impulso final del disco.

Esa afamada canción de rasgos power rock, base rítmica contundente, estribillo repetitivo con coros punk, y un final totalmente memorable, llegó al número 23 en las listas estadounidense, y al 12 en el Reino Unido.
Tras ello, aparece en escena 'Can't Stand Losing You', una composición que impactó de buenas a primeras por su sonido fresco, por sus enormes influencias reggae, y la frescura melódica. Pero claro, faltaba el golpe de gracia en cuanto a singles se refiere. El trío lo completa 'So Lonely', que se muestra con desparpajo en sus primeros compases, con dibujos de guitarra preciosistas, un bajo juguetón, y el golpeo infernal de Copeland. Llegamos al estribillo y todo se acelera, recuperando la esencia punk de la que hablo, y que muchos no quieren ver porque se llaman The Police.

El disco no se sustenta con unos cuantos singles, para nada. Los grandes discos se caracterizan por lo que contienen en todos y cada uno de los minutos que lo completan. ¿Quieres más efervescencia punk sin caer en la monotonía de la que hacen alarde varias bandas de dicha escena? Dale al play desde el inicio y te sorprenderá 'Next To You' con el gritón Sting. Mucho más suelto que de costumbre, lo cual se agradece cuando en obras posteriores lo tiene todo demasiado calculado, aunque en ello también supo manejarse a la perfección sin perder ni un ápice de credibilidad.
'Hole in My Life' es más pausada, y por momentos repetitiva, con constantes coros y gritos al unísono, algo que no sucede con 'Peanuts', donde se le da la bienvenida al oyente con unas magistrales líneas de bajo. Vuelvo a destacar de nuevo la base rítmica porque es potente y muy ágil. De hecho, Sting aborrecía el punk encorsetado y limitado. Claro, él pudo sacarle partido porque los tres músicos pertenecen a escuelas musicales diversas, y esa fusión es lo que enriquece su propuesta musical.

Seguimos con 'Truth Hits Everybody' y sus mítico "uooh", su estribillo vibrante, y las logradas guitarras de Andy Summers. 'Born In The 50's' tiene mucho de power pop, por sus melodías más luminosas y sus aires new wave.
Para el final, la enigmática y extraña'Be My Girl', y el exquisito mestizaje de 'Masoko Tanga', que pone el broche de oro con sus ricos matices y excelentes aportaciones en la percusión.

'Outlandos d'Amour' acabó siendo un éxito a pesar de su aspereza y de un frío primer contacto. 9 millones de copias en todo el mundo en un disco que no es fácil de escuchar para los oídos castigados por la radiofórmula.
Lo que vino después lo sabemos, éxito masivo del grupo, diferentes cambios de sonidos siempre amparados por el talento y la calidad de sus integrantes, lo que acabó derivando en una discografía que cuenta con cinco álbumes de estudio que a día de hoy son consideradas joyas musicales.

Sting (Voces, bajo, harmónica)
Andy Summers (Guitarras, coros, piano)
Stewart Copeland (Batería, coros)

Sello
A&M Records