Poison - Flesh&Blood

Enviado por jonerstoner el Sáb, 21/05/2011 - 12:31
217

1. Strange Days of Uncle Jack
2. Valley of Lost Souls
3. (Flesh&Blood) Sacrifice
4. Swampjuice (Soul-o)
5. Unskinny Bop
6. Let it Play
7. Life goes on
8. Come Hell or High Water
9. Ride the Wind
10.Don't give up an inch
11.Something to Believe In
12.Ball and Chain
13.Life loves a tragedy
14.Poor Boy Blues

Para muchos, incluído el gran Nikki Sixx, Poison representa lo peor para el rock'n'roll. Mucha laca y poca música. Formados en 1986 los Poison de aquella época estaban más interesados en tener un buen corte de pelo que no en tener músicos de primera línea, sinó cómo cojones dejas escapar un guitarrista tan especial como Slash en pro de un estridente C.C. DeVille? Pero así eran los 80 para algunos. De todas formas detrás de la andrógina portada de su álbum de debut encontramos un rock'n'roll lo suficientemente macarra y divertido cómo para que Poison tengan un hueco importante en el negocio. Porque así se le llamaba antes a este mundo, negocio. Un rockero y directo segundo disco con la balada Every Rose les pone en lo más alto de las listas de ventas americanas y convierten a Poison en algo más que una moda made in Los Angeles (por mucho que a Sixx le fastidie).

En 1990 la historia es algo diferente, los maquillajes glam empiezan a desaparecer a favor de sombreros de cowboy, a los hard glam metal de toda la vida se le empieza a llamar Hair metal y la música y los arreglos se cuidan mucho más, quizá demasiado. De todas formas en esa última época dorada para el hard USA (almenos en cuanto a ventas millonarias y giras de estadios)se facturan discos de gran calidad. Como este Flesh&Blood. El disco se abre con dos buenos temas de hard-rock más sofisticados en producción de lo que Poison nos tenía acostumbrados, como Valley of Lost Souls y Flesh&Blood-Sacrifice. Tras un pequeño interludio acústico-virtuoso donde C.C. nos muestra que ha estado practicando, llega Unskinny Bop, uno de los temas más absurdos del disco aunque se ha convertido en un clásico de la banda. Life Goes On es una baladita hair metalera con ecos incluso de los Bon Jovi de los 80. Come Hell or High Water es otro buen tema que puede recordar a los Kiss de Asylum o Crazy Nights. Ride the Wind es otro perfecto tema de Hair Metal, banda sonora perfecta para bañarte en las playas de Malibú y para que alguna Baywatch de bañador rojo te advierta de los peligros del mar. Otra de las mejores canciones del disco es Something to Believe in, balada para intentar repetir el éxito de Every Rose has it's thorn. Buena combinación de piano, acústicas y la cálida voz de Bret Michaels. Volvemos a los riffs más rockeros, con ese inicio casi made in hermanos Young, para desembocar en tema fiestero sexual made in Poison, Ball and Chain ya os podéis suponer que no trata sobre el existencialismo de Sartre. Life Loves a Tragedy contiene otro gran estribillo, de esos que estas bandas ya no se acuerdan de hacer. Cierran el disco de manera genial con Poor Boy Blues, un blues-rock, más bien boogie, macarrilla y fiestero. No hay que tomárselo muy en serio pero el temita tiene su encanto.

En definitiva un muy buen disco de Poison para dar la bienvenida a la década de los 90 o casi mejor dicho, despedirse de los 80. El disco cuenta con la producción de los gurús del sonido Bruce Fairbairn y Mike Fraser aunque por poner un pero al disco, serían algunos teclados innecesarios en muchas canciones. Uno de los momentos álgidos de la gira de este disco sería participar en el Festival de Donnigton junto a Aerosmith y Whitesnake delante de casi 200.000 personas, algo que en la actualidad sería ciencia-ficción.

Ride The Wind

Come hell or high water

Bret Michaels: Voz
C.C. DeVille: Guitarras
Bobby Dall: Bajo
Ricky Rocket: Batería

Sello
Capitol Records