Pescado Rabioso - Desatormentándonos

Enviado por ferrock el Jue, 19/11/2020 - 06:57
4656

1.Blues de Cris
2.El jardinero (temprano amaneció)
3.Dulce 3 nocturno
4.Algo flota en la laguna
5.Serpiente (viaja por la sal)

La década de los 70, fue para Latinoamérica una época de convulsión caracterizada por constantes e imprevistos cambios en lo político y en lo social, se iniciaba una obscura etapa de interminables dictaduras militares y proyectos como el “Plan Cóndor” que coartaron la libertad y el libre pensamiento de la juventud de entonces. En Argentina concretamente, se daba inicio a la tristemente recordada era de secuestros a políticos opositores al régimen, desaparición forzada de personas como método del terrorismo de estado y manifiesta represión a todas las expresiones juveniles (me permito recomendar la lectura del histórico libro “Nunca más”). Todos estos componentes, dieron lugar al desarrollo de un arte contestatario y rebelde del que por supuesto el Rock fue parte.
Fue quizás este contexto el que provocó la separación de “Almendra” –banda fundacional del rock argentino- probablemente los músicos necesitaban explorar nuevos derroteros musicales acordes con el estado de agitación de la sociedad latinoamericana de ese momento; sin embargo, no fue una separación del todo triste puesto que de sus cenizas surgieron tres poderosas formaciones: Color Humano, Aquellarre y por su puesto Pescado Rabioso cuyo disco debut “Desatomentándonos” se grabó en septiembre de 1972 en los estudios Phonalex y fue editado por Microfón.
El primer tema “Blues de Cris” nos engancha con un riff intenso, contiene solos de guitarra que muestran influencias de Led Zeppelin y Jimi Hendrix las cuales marcarán la tónica de todo el trabajo, en la letra, Luis se despide de su “muchacha ojos de papel”. Le sigue “El Jardinero (temprano amaneció)” con más de nueve minutos de duración, de idéntica manera, nos trae otro cargamento de impresionantes solos de guitarra además de las llamativas síncopas que marca el batería Black Amaya desde el minuto 6:50 aproximadamente, un corte con mucha progresión, cambios de ritmo e innovadores efectos de voz: para mi gusto el mejor tema del LP; la cara “A” termina con “Dulce 3 nocturno” un experimento acústico, en el cual cantan los tres miembros de la banda. “Algo flota en la laguna” inaugura la cara “B”, es un tema de gran potencia rockera, sorprendentes cambios de ritmo y solos de guitarra sobre un riff con mucha distorsión. El disco termina con otra obra de arte llamada, “Serpiente (viaja por la sal)” donde se incorpora el tecladista Carlos Cutaia, quien a través de su Hammond le da una marca progresiva y crea frases que nos recuerdan a Deep Purple o Uriah Heep.
En definitiva, Spinetta le imprime al disco un espíritu de rebeldía y violencia; constituye su obra más pesada y distorsionada con la cual quiso desatormentarse de sus sentimientos de abandono en un año en el que ya no tenía más a Cristina Bustamante (la “Muchacha ojos de papel”), se había separado de su familia y cargaba además todas las frustraciones que una dictadura militar trae consigo. Constituye una obra saturada de rock y sentimiento que nos adentra en un nueva sonoridad envolvente, dinámica y pesada, una casta del rock que recién se estaba forjando: El Metal.

Luis Alberto Spinetta:Guitarra y voz
Osvaldo “bocón” Frascino:Bajo
Black Amaya:Batería
Carlos Cutaia:Teclado

Sello
Microfon