Overkill - ReliXIV

Enviado por Hawkmoon el Mar, 03/05/2011 - 00:51
1063

1. Within Your Eyes
2. Love
3. Loaded Rack
4. Bats in the Belfry
5. A Pound of Flesh
6. Keeper
7. Wheelz
8. The Mark 2:14
9. Play the Ace
10. Old School

¿No quieres caldo? Dos tazas. Esa es la máxima en una bandaza como es Overkill. O lo tomas o lo dejas, pero no molestes. Así son las cosas en el reino de "Blitz" y D.D Verni. Así han sido durante años, y, parece ser, así serán hasta el fin de los tiempos.

Overkill se limitan a hacer su trabajo, a entregar, cada dos años, un trabajo de relumbrón, con toda la garra del mundo, con su inimitable toque "Overkillero" (que muchos imitan y no consigue ni Cristo), con su aura "Groove-Thrash" y su buen par de "metal balls". ¿Osadía sonora? La justa desde "I Hear Black". ¿Y mola el asunto? Más que la vida. Hay bandas con magia que, haciendo "lo de siempre", arrasan con todo y, gracias a los dioses, Overkill es una de esas selectas bandas (caso de Motörhead, Destruction o Venom) que hagan lo que hagan, casi siempre aseguran "ruido", puñetazos, sangre y vértebras doloridas. Pues bien, con Overkill, además, hay que quitar el "casi". Overkill no fallan JAMÁS en estudio. Supongo que, por eso, así de vacilones se muestran en las fotos de sus discos. Normal. Si yo hubiese creado discos como "Under the Influence", "The Years of Decay", "Horrorscope", "The Killing Kind" o "Bloodtletting", no se me podría ni mirar a los ojos.

"ReliXIV", ya de antemano, me impacta con una portada (manida en el reino de Overkill, eso sí ) calurosa, hirviente. La calavera alada luce, ahora, mejor y más peligrosa (con menos rollo de emblema, y más orgánica) que en "Killbox 13", su anterior discazo. Tengo ganas de recibir una buena paliza "Overkillera". Mientras dura, duele. Y seis meses después, las heridas siguen en carne viva. Saben como herirte y que se no te cierre la carne. Me río de los ritos de iniciación a lo "Street Gang". Si aguantas tres discos seguidos de Overkill, y a todo volumen, es que eres todo un capo. Algunas tribus africanas, lo que hacen es mandar a jóvenes a cazar leones para probar su hombría. Cuando yo tenga mis propios cachorros, me tendrán que demostrar de qué están hechos enfrentándose al material de "Blitz" y sus amigos. Hay un antes y un después en la vida de un thrasher. Y es el momento en el que una banda, con un logo molón, y llamados como un temazo de los Motörhead, se enganchan, para siempre, a su chaqueta de cuero, en forma de parche. Overkill son al Thrash Metal lo que Priest es al Heavy Metal, o Morbid Angel al Death Metal. Su máxima esencia. Su máximo icono. Que otros vendan más no importa una mierda. Nadie es más Thrash Metal que Overkill. Ellos son el inicio del rollo, y mil años después, aún siguen, al pie del cañón, editando lujuria riffera. Futura carne de tatuaje. "Thrash Metal Gods". Ayer, hoy y siempre. Al tajo, que me emociono...

"Within Your Eyes", la encargada de abrir puertas y dejar K.O al personal, comienza atmosférica, con un sonido oscurillo y misterioso, y, zas, en nada, una cortante guitarra dispara, a muerte, un track diseñado para deleitar al headbanger más elitista. Patadón, "Groove-thrasherillo", en toda la cara. Ya hemos quedado igual de feos que Janick Gers. Y estamos a nueve temas del final. No creo que sobreviva.

"Love" (más Groove, y de "calité"), "Loaded Rack" (trabajazo enorme de Linsk y Tailer), "Bats in the Belfry" (cambios molones de riffs y un "Blitz" rasgando su garganta hasta hacerla estallar), "A Pound of Flesh" (que recupera las ondas ochenteras y "frenetico-asesinas), "Keeper" (Doom Metal + Nu + carisma "Overkillero"), "Wheelz" (Groove veloz, con un solazo genial, obra de Linsk, la mar de potentorro) y "The Mark 2:14" (rareza bastarda y que gana, y mucho, escucha a escucha) básicamente lo que nos tratan de decir es que Overkill, a pesar de ser una irredenta, batalladora y molona banda de Thrash Metal, no trata siempre de optar por el camino fácil, y van enseñando que la banda no solamente se nutre de material demoledor, sinó que indagan en varios territorios, y aportan "chicha" ajena, pero haciéndola muy suya. Lo que llevan haciendo desde "I Hear Black" (y de mejor manera, desde "W.F.O.") de hecho.

"Play the Ace" (bastante similar a "Wheelz", con estilo y ganas de molar) nos pone las pilas y los deja frente a "Old School", tema que alucina por lo raro de su premisa, y que suena a híbrido entre Motörhead y Misfits, pero con la "pechonalidad" de la voz "Blitzera", y que parece más bien un cover punkie que no un tema de Overkill, pero bueno, será que nuestros muchachos quieren recordar viejos tiempos (recordemos que los orígenes musicales de la banda, sobretodo de Verni, están enraizados en el Punk) y nadie les puede decir que no lo hagan. Tema final que no me acaba de convencer, pero que, con la coña, mientras escribo las lineas, lo hago con mi pierna derecha a todo trapo y soltando el estribillo del tema. "Never mind the Bollocks (to Overkill)". Punk-Metal "Overkillero", cachondo y cortante. No tá mal. No señor.

4 cuernos (medios-bajos) para "ReliXIV". "Killbox 13" les quedó mejor. Aún así, puro disfrute.

Bobby "Blitz" Ellsworth: Voz
Dave Linsk: Guitarra
Derek Tailer: Guitarra
D.D Verni: Bajo
Tim Mallare: Batería

Sello
Regain Records