Oomph! - Monster

Enviado por MetalPriest el Mar, 11/06/2013 - 20:20
633

1. Beim ersten Mal tut's immer weh
2. Labyrinth
3. 6 Fuss tiefer
4. Wer schön sein will muss leiden
5. Die Leiter
6. Lass mich raus
7. Revolution
8. Auf Kurs
9. Bis zum Schluss
10. In deinen Hüften
11. Wach Auf!
12. Geborn zu sterben
13. Brich aus

A las alturas del 2008 ya ni un metalhead esperaba que Oomph! sacara un disco industrial como los de antaño, lo cierto es que no se equivocaron, el sonido de los pijos estos siguió los parámetros del GlaubeLiebeTod. Y ciertamente Oomph! había encontrado a un público fácil de mantener contento y además bastante generoso a la hora de gastar pasta en ellos. Cuando los preparativos para la salida del álbum Monster comenzaban a verse en la televisión alemana uno no podía evitar fruncir el ceño: ver el videoclip de Labyrinth y decir: ¿qué coño hace Dero disfrazado de sombrerero loco? ¿Y por qué hace tanto playback en las performances promocionales? Definitivamente las cosas para un devorador de industrial no pintaban bien con semejantes antecedentes y tales anticipos. Luego el disco llegó al mercado, que resultó… más gótico, menos duro y más melancólico quizás que su ya pedante antecesor. Desde luego posee temas buenos, bastante agradables para mí que conste, aún que reconozco que la calidad de la banda murió hace diez años, ¡pero qué coño! Son una de mis primeras bandas, les tengo cariño. Obviamente también hay cagarros con mucho fundamento y poca vergüenza pero este “trabajo”… increíblemente en su momento me gustó y ahora, con unos cuantos años más mi visión cambió respecto al álbum. Vamos a echarle un vistazo, a ver que opináis vosotros, malandrines.

El comienzo es del todo esperanzador: Beim Ersten Mal Tut's Immer Weh se inicia con un eco sobrecogedor, la canción se muestra potente y pesada, el estribillo es conquistador y melódico, para mí es un buen tema, además cargado de cierto toque siniestro. Luego vas a internet, miras la letra y lees “La primera vez siempre duele” y un argumento sobre pederastas visto desde un punto de vista de lo más cutre y simplón… la cosa se nota que no tiene mucha chicha. Pasamos a Labyrinth, que estar está bien, no digo que no, otro coro con garra, más si cabe, pero exageradamente dulzón y repetitivo, no apto para heavys (y menos si son diabéticos). 6 Fuss Tiefer me parte el corazón en el mal sentido de la expresión, sencillamente me parece horrible y pedorra, los coros son para llorar de vergüenza ajena, nada más que añadir.

Wer Schön Sein Will Muss Leiden es otro punto fuerte del disco con una letra a lo caperucita y el lobo pero con una abuela real y muy jamona (sí, sí. En serio). El caso es que es resultona y los teclados se salen y nuevamente los estribillos enganchan. La misma filosofía que en el tema que abre el disco. Die Leiter es más oscura, Dero comienza a cantar de forma grave, al menos un par de estrofas, los riffs suenan potentes pero tampoco es que tengan mucho valor la verdad, es un tema de pura fachada, pero que conste que me gusta. Lass mich raus es… una canción lenta y encantadora, pero igual de infantil que el resto. Los teclados y la batería suenan bien. Revolution cambia de royo a un sonido más ambiental, tenso pero lento. Con un Dero más dinámico, la canción suena correcta a nivel instrumental, dentro de los parámetros comerciales de los nuevos Oomph! que tantas decepciones me traen. Continúa el trabajo con Auf Kurs… la cancioncilla que emociona, después de Revolution esta pequeña balada intenta emocionar nuestros corazones con una instrumentación algo popera, al menos al principio, puede resultar algo rara para más de uno, pero ciertamente tiene buena letra. Los teclados enloquecen al comenzar Bis Zum Schluss, tema con un riff potente y una línea vocal bastante melódica. La canción no es que sea buena pero se deja escuchar, como el resto del disco, lo que tiene un álbum comercial, que te deja la mente en blanco como un libro de macroeconomía. In Deinen Hüften cuenta con coros adictivos y un riff macarra, Dero elije ponerse malote para cantar, y la jugada sale bien. Es una pieza que vale la pena, y se agradece. Luego nos asalta otro de los Singles junto a Labyrinth, la coñera Wach uf! Utilizada para promocionar la película Alien vs Predator, un riff fácil, unos apaños de teclado, un canto mediocre, estribillo pedante… vamos, una joya.

Venga, dos temas más chicos, ¡Ánimo que podemos! Ahora viene Geborn Zu Sterben, vamos, “nacido para morir”. Tiene un sonido imposible de comparar con otra canción de la banda, lo cierto es que tiene un toque en plan Elvis Presley, con un poco de Sinatra, un mejunje curioso que a mí no me gusta mucho la verdad, quizás a alguien si… ¡A saber! Finalmente salta Brich Auf al ruedo, no quiero hacer comentarios sobre la temática (mierda), casi mejor ahorrarse comentar sobre la canción también, pero bueno, diré que esto es pop rock, así de claro.

En resumen, que esto casi no pinta nada en el portal, pero pertenece a mi pasado y no deja de ser rock e incluso metal por momentos, a parte que un disco aún que sea malo sigue existiendo y hay que dar testimonio de su mala calidad. Digamos que como propuesta continuadora del GlaubeLiebeTod no está mal, baja más el listón llegando al claro suspenso pero no es ninguna sorpresa. Peor es su último trabajo del 2012 que ya ni lo intenté escuchar entero. Cambiando de tema, la nota más justa desde un punto de vista neutral son dos cuernos, como los dos cojones que demostraron tener al volverse tan vendidos y no morirse de vergüenza. Un 4.0 chicos, siendo generoso y pensando en los buenos momentos que nos trajeron. Buenas noches caballeros, y buena suerte.

Dero Goi: voces, batería, teclados.
Crap: guitarra principal, teclados.
Flux: guitarra rítmica, bajo.

Sello
Gun Records