Obsequiae - Aria of vernal tombs

Enviado por Wertherr el Sáb, 28/07/2018 - 23:25
4177

1.Ay que por muy gran fremosura
2.Autumnal Pyre
3.Until all ages fall
4.L'amour dont sui espris
5.Pools of a Vernal paradise
6.Anlace and heart
7.The anchoress's Orison
8.In the sbsence of light
9.Wilweorthunga
10.Des oge mais quér' éu trobar
11.Orphic rites of the mystic

¡Atención! ¿Hay en este lugar alguien que al igual que yo profese gran devoción por la música medieval? Formulo esta pregunta porque veo conveniente que seáis simpatizantes, o al menos, os agrade este movimiento musical para que apreciéis como se debe el arte que nos brinda la banda americana que hoy nos atañe.

En mi caso, la pasión por dicho estilo comenzó años atrás cuando decidí invertir tiempo en profundizar en las sonoridades que reinaron en aquella época y descubrí las evocadoras cantigas del trovador francés Bernart de Ventadour tituladas "Non es meravelha", "Lanquan fuelhan" y "Estat ai" que, gracias a su elevado lirismo me dejaron embelesado al instante gracias al modo tan sublime que tenían de transmitir la añoranza.

Este hecho despertó en mi mente la conjetura sobre la analogía que parecía existir entre este estilo antiguo y el black metal y lo fascinante que sería que ambos géneros se fusionasen. Por lo tanto sin poder reprimir el impulso de mi ferviente curiosidad, me dediqué a buscarlo, y tras indagar la cuestión durante largo tiempo, me adentré en el sello discográfico Van Records donde la preciosa imagen de las ruinas de Valle Crucis situadas en Carolina del Norte me llamó poderosamente la atención.

Pronto investigué sobre la propuesta que se escondía tras la fotografía y cual epifanía sobrenatural apareció ante mí una partitura titulada "Until all ages fall" que poseía todo lo que había fantaseado hasta entonces. La composición en sí, captaba a la perfección la esencia medievalesca y una catarsis invadió todo mi ser, su inicio elaborado a base de celestiales riffs de guitarra me dejaron completamente turbado, ¡ese trato de guitarras no lo había escuchado jamás! Asimismo, su fascinante solo intermedio atravesó de lleno mi alma y de este modo quedé enamorado "per saecula saeculorum".

Este prodigioso descubrimiento me llevó a investigar sobre los artífices de esta magnífica obra que había subsanado mi carencia musical. Dicha formación está compuesta por dos grandísimos músicos que se esconden bajo seudónimos de nombres de trovadores reales. Blondel de Nesle es el cerebro, se encarga de bramar y tocar la guitarra de modo que se percibe en su estilo, su idolatría hacia las "dos primeras placas" de Dark Tranquility (A moonclad reflection (ep) y Skydancer) y sobre todo, la influencia que tomó de las magnas "Cantigas de Santa María" de la autoría del rey de León y Castilla, Alfonso X. Por otro lado tenemos a Neidhart von Reuental que se encarga de construir la base rítmica dotándola de coherencia y firmeza.

Para este segundo álbum que viene siendo casi lo mismo que su anterior "Suspended in the brume of Eos" pero con una clara mejoría de producción y arreglos mejor definidos, llamaron al canario Vicente La Camera Mariño, un excelso arpista medieval que se hizo cargo de efectuar todas las piezas instrumentales dotándolas de alma y corazón, esto es algo que se intuye al instante, no hay más que escuchar el preludio "Ay que por muy gran fremosura", rescatada de la obra del rey sabio, para advertir al momento que ahí reside una magia mayúscula capaz de encogerle a uno el pecho sobremanera, ¡belleza extrema!

"Autumnal Pyre" contiene un aura que nos invita a fantasear sobre las proezas de el rey Arturo, su inicio heroico nos pone a tono en un periquete mientras el solo resplandece tanto como la estrella Sirio, ¡épico!

" Pools of a vernal paradise" posee el mismo aura en su comienzo, palpamos la gloria y nos coronamos pronto, pero tan rápido como celebramos la victoria nos vemos de nuevo envueltos en luchas de espadas desparramando sangre a borbotones, la partitura emana rabia y es junto a la breve y robusta "Wilweorthunga" la más cañera de todas. Como pequeño contrapunto tenemos la semi relajada "Anclade and heart" que va provista de cierta melancólia y aflicción, su solo así lo refleja, la guitarra llora desconsoladamente.

Después tenemos a las que para mi son las piezas más destacables ya que dan más cabida a la dinámica instrumental, estas son "In the absence of light" y "Orphic rites of the mystic", la primera se corona como la pieza reina gracias a la interpretación vocal de Neidhart, su atractiva sección rítmica y ante todo merced a ese fabuloso solo final que estremece como pocos y cada nota pellizca el alma, ¡sublime!
En la segunda sigue haciéndose cargo de la voz Neidhart que aporta una rocosidad mayor y un dinamismo en la base rítmica remarcable, además, ¿cómo olvidar esos riffs finales que nos impulsan a coger una embarcación y remar sin rumbo?

Esta flamante obra maestra finaliza con "The Anchoress's Orison", "L'amour dont sui espris" (autoría del trovador francés Blondel de Nesle) y "Des oge mais quér' éu trobar" (autoría de Alfonso X el sabio), tres instrumentales que emanan la misma sensibilidad que la anteriormente citada y que gracias a su gran belleza dejan perplejo al oyente. Dejaos llevar y tocareis el cielo, damas y caballeros.

En resumidas cuentas, Obsequiae es una banda de black metal con claras connotaciones medievales y única en su especie, su mayor virtud reside en sus prestigiosas guitarras y los instrumentales de arpa medieval. Es un grupo que ha llegado al panorama extremo para propinar un gran soplo de aire fresco y ¡esperemos que para muchos años más!

La nota esta clara, le endoso un 10 tan grande como la luna a esta maravillosa OBRA MAESTRA.

¡Mil gracias, Obsequiae!

Neidhart von Reuental Batería, bajo, guitarras
Blondel de Nesle Guitarras, Voces
Vicente La Camera Mariño Arpa medieval

Sello
20 Buck Spin