Nightfear - Drums of war

Enviado por Alexrock el Mar, 01/12/2015 - 20:10
2770

1. Path of victory
2. The prophecy
3. Sands of fire
4. The duel
5. Breakout
6. Farewell
7. Miracle
8. The wrath of the Gods
9. Black rose
10. Drums of war
11. Triumph of the fallen pt I (The assault)
12. Triumph of the fallen pt II (Rebellion)
13. Triumph of the fallen pt III (Thus end)

Vaya paso adelante que acaban de dar los madrileños Nightfear con su segundo álbum de larga duración al que han titulado "Drums of war"; paso adelante el que significa haber editado uno de los mejores trabajos de heavy power del año, y desde luego salto cualitativo enorme respecto de su anterior "Inception", mejoría que se da desde la vuelta de rosca que le han dado a su sonido (antes sonaban más heavy clasicote) y la producción, pues ahora suena todo de maravilla.

Para aquellos que no conozcáis a la banda baste comentar que estos madrileños entre los que se encuentra el que fuera batería de Avulsed o Sobredosis, Oskar Bravo editaron su primer larga duración en el año 2012 y que tras un periplo en el que tan solo un miembro de la banda ha causada baja, Dani Fernández, sustituido convenientemente por Víctor Blanco, nos sorprenden muy gratamente con este "Drums of war", en el que el power metal termina por imponerse al heavy metal más clásico que practicaban antes, sin olvidar el ancestral estilo, solo faltaba!.

Ya desde "Path of Victory" nos ponen en situación, no debemos olvidar que estamos ante un disco conceptual, en el que los humanos nos vemos abocados a luchar para mantener nuestros recursos propios, y para ello debemos explorar otro mundos. Dentro de ese contexto, el tema es contundente y poderoso, con un estribillo pegadizo al más puro estilo del power alemán, vamos que a la tercera escucha vas canturreándolo un rato. "The prophecy" es una patada en el estómago brutal, destila caña por todos sus costados aunque sin renunciar en absoluto a la melodía, con Lorenzo cantando de forma magnífica.

"Sands of fire" más pesada, rezumando metal por sus cuatro costados, con el buen cantante utilizando sus agudos en ocasiones para decantarse a continuación por los tonos más bajos, modulando su voz de forma espectacular para acercarnos a "The duel", que se presenta como un cañonazo, repartiendo caña a diestro y siniestro, con ese inicio marcando las baquetas de Oskar a fuego un tema que se acerca mucho a los Helloween más actuales. Y de repemte la velocidad en uno de los mejores temas del disco, "Breakout", donde Lorenzo parte desde muy abajo para ir "agudizando" su voz hasta llegar a un estribillo realmente pegadizo, y en el que las guitarras emergen para dejarnos patente su enorme calidad, otro tiro de tema, y ya van unos cuantos!.

"Farewell" es una mirada al pasado más glorioso del power metal y a sus precursores más "happy"; en efecto, el tema es cañero pero tiene una reminiscencia a Helloween más que notable, haciendo de este tema otro gran destacado de la colección. Nos llega la calma con "Miracle", una bonita balada, la primera que el grupo da a conocer, potente a la vez que emotiva, muy en la línea power que el disco destila, como no podía ser de otro modo.

Vuelta al power del que hace gala todo el disco con "The wrath of the Gods", donde Lorenzo rompe, rasga mucho más la voz, al menos en el inicio, dotándole la base rítmica de más empaque, ralentizando el ritmo, que sin ser lento, si deja un poco más de poso. "Black rose" comienza sosegada, despistando al oyente que puede llegar a pensar que se trata de una nueva balada, pero nada más lejos de la realidad, se trata de uno de los temas más heavies del disco y que quizá más se asemeja a los contenidos en "Inception", aunque suena genial con esa producción tan nítida que se disfruta durante todo el minutaje del trabajo.

Batería repiqueteante y ritmo trepidantemente speedico presentan el título homónimo, en la que se intuye una rabia y mala ostia digna de ser mencionada, con un Lorenzo especialmente brillante y unos solos de guitarra que me parecen de lo mejorcito del disco, sin olvidar el buen estribillo.

Como colofón a este muy buen disco de los madrileños, "Triumph of the fallen", que en sus tres partes, con un aire sinfónico rollo opera metal, una intro orquestada da pie a la parte central, donde todo está mucho más "barroquizado", suenan genial las guitarras, con un tono, el utilizado por Lorenzo que varía desde el más bajo al habitual alto que utiliza en todo el disco, coros añadidos y una base que, sin ser tan rápida cono en los temas precedentes, muestra su enorme valía. La tercera parte es una instrumental breve a piano muy bonita cerrando el disco de una manera formidable.

Me ha gustado mucho el disco, otro más de los meritorios del metal español del año; una mejora notabilísima respecto a su antecesor y un paso adelante de esta joven banda a la que, ahora sí, cabe concederle cuatro cuernos bien merecidos.

Lorenzo Mutiozabal: Voz
Víctor Blanco: Guitarra
Ismael Retana: Guitarra
Manuel Moreno: Bajo
Oskar Bravo: Batería

Sello
Rock CD Records