Neil Young & Crazy Horse - Psychedelic Pill

Enviado por Frankdelperu el Sáb, 02/05/2015 - 23:15
3616

Disco Uno

1. Driftin' Back 27:36
2. Psychedelic Pill 3:26
3. Ramada Inn 16:49
4. Born in Ontario 3:49

Disco Dos

1. Twisted Road 3:28
2. She's Always Dancing 8:33
3. For the Love of Man 4:13
4. Walk Like a Giant 16:27
5. Psychedelic Pill (Alternate Mix) 3:12

Hey hey, my my
Rock and roll can never die
There's more to the picture
Than meets the eye.
Hey hey, my my.

Neil Percival Young sí que rockea y es muy influyente en el panorama mundial, negarlo es tan vano como intentar ocultar el sol con un dedo. Se le conoce incluso como el padrino del grunge desde los años '90 en reconocimiento al sonido garage rock y la distorsión que impregnan sus temas más potentes. También se le cita como gran influencia del rock experimental, entre muchos elogios y distinciones que ha recibido en su carrera prolífica, desde sus inicios en 1960 en su natal Canadá, luego como integrante de Buffalo Springfield y finalmente desde 1968 como artista solista y junto a la banda norteamericana Crazy Horse.

Casi hora y media repartida en dos discos es lo que nos trajo en octubre de 2012 este músico y compositor canadiense, como resultado de las largas sesiones de improvisación musical o jams con los músicos de Crazy Horse, luego de la grabación del primer disco editado por la banda en junio del mismo año, titulado Americana.

Psychedelic Pill es el nombre de este épico trabajo, donde Young mezcla acertadamente sus conocidas facetas acústica y eléctrica con una importante dosis de sicodelia.

Son nueve composiciones de gran nivel, la primera que resalto es la extensa Driftin' Back, que se inicia con un sonido folk suave y acústico, el cual se torna más potente y rockero conforme avanzan los minutos. Los punteos y solos de buen hard rock y rock and roll estilo garage son numerosos a lo largo de sus 27:36 de extensión.

En el tema más accesible Psychedelic Pill es notorio el efecto "phaser" utilizado en la mezcla final, que le da un sonido sicodélico. La versión "Alternate Mix" que se puede escuchar al final del disco dos, prescinde de ese efecto. El vídeo clip es curioso, con imágenes en blanco y negro tipo cine mudo, de parejas bailando y pasándola de lo más lindo.

Ramada Inn tiene una melodía entrañable, aquí la potencia de la banda se aquieta, las guitarras son más melódicas y el canto de Young es cuasi poético, no en vano se le compara con músicos y cantantes tan prestigiosos como Bob Dylan. Para enmarcar esos coros entonando "Every morning comes the sun, And they both rise into the day, Holding on to what they've done" y luego Young cantando "She loves him so, She loves him so, She loves him so, She does what she has to". Excelente canción.

Born in Ontario es la más normalita del disco uno, prevalece el folk rock y una letra personal, pues es oriundo de esa ciudad. Recordemos que una característica de Young son ese tipo de letras junto a las de crítica social y antibelicismo. Similar sonido tiene Twisted Road, la primera del disco dos, donde se puede escuchar una mención a una clásica de Bob Dylan:

First time I heard 'Like A Rolling Stone'
I felt that magic and took it home
Gave it a twist and made it mine

She's Always Dancing presenta agradable melodía, con un punteo en guitarra introductorio al canto de Neil Young. Resalto la sobria percusión, los coros que acompañan a Neil y los sentidos solos de guitarra, así como el videoclip con más imágenes vintage de chicas bailando con maestría.

For the Love of Man es la que continúa, se trata de una bonita balada acústica, con suave acompañamiento de percusión. La melodía vocal va en la línea característica de los trabajos acústicos de toda la vida de Young.

Ha llegado el momento de comentar otro clásico del canadiense y por qué no decirlo, del rock mundial, Walk Like a Giant. Es más que una canción, es un himno del buen hard rock. Inicia con punteos y un riff hardrockero junto a unos silbidos que le dan ese toque entre lúdico y juguetón que nunca debe estar ausente en el arte popular, el acabado queda completo con el canto con mucho sentimiento de Neil, que es complementado por los coros y punteos de guitarra por doquier, cada cual más brillante que el anterior. Al final llega a un paroxismo sonoro que incluye guitarras distorsionadas, percusión repetitiva y hasta una especie de sonido de tren. Y la letra no podía ser menos impactante, ahí Young se lamenta en nombre de su generación por haber estado tan cerca de salvar el mundo. Es un idealista pero con los pies en la tierra, me cae bien este señor.

I used to walk like a giant on the land
Now I feel like a leaf floating in a stream
I wanna walk like a giant
I wanna walk like a giant on the land

Me and some of my friends
We were gonna save the world
We were trying to make it better
We were ready to save the world
But then the weather changed
And the white got stained
And it fell apart
And it breaks my heart

But think about how close we came
I wanna walk like a giant on the land
I wanna walk like a giant on the land

Álbum doble digno de ser escuchado y saboreado, en especial sus mejores temas, me atrevería a afirmar que tiene un sabor a Woodstock pero actualizado a nuestra época, lo cual tiene gran mérito sin duda.

Esto no sólo es rock, es arte puro, palabra.

Neil Young: Voces, guitarra
Frank "Poncho" Sampedro: Guitarra, voces
Billy Talbot: Bajo, voces
Ralph Molina: Batería, voces

Sello
Reprise