Necrophobic - The Call

Enviado por MetalPriest el Sáb, 21/11/2020 - 13:22
3230

1. Shadows of the Moon
2. The Ancients Gate
3. Father of Creation

Necrophobic fueron y a día de hoy todavía son unos grandes. ¿Qué duda cabe? Desde sus orígenes más cacharreros en sus maquetas primitivas hasta sus trabajos más actuales han sabido mantener un nivel de lo más envidiable: y lo que es más: fueron cabeza y punta de lanza tanto en el Death Metal como en el Black Metal por igual, y sobre todo, en todas aquellas bandas que más tarde se decidirían por jugar con ambas ramas del género.

No se puede hablar de Necrophobic sin hacer referencia a sus dos y más canónicos trabajos que serían el debut The Nocturnal Silence (1993) y Darkside (1997). Trabajos que saldrían bajo Black Mark Productions y la supervisión de Tomas Skogsberg en los estudios Sunlight. Estos dos trabajos serían la piedra angular y sello de identidad de Necrophobic, y no solo eso, sino testimonio y fiel representación de lo mejor que dio la escena sueca. No en vano por aquellos tiempos todavía estaba David Parland (alias Blackmoon) metido en el ajo y la banda tenía sus ideas más frescas. Son tiempos que siempre vale la pena recordar y rescatar de alguna forma.

Por mi parte, me sorprendí al ver recobrar interés el EP titulado The Call del 1993 (grabado y mezclado en enero de 1992 también con Skogsberg en sus dichosos estudios). Se trata de la primera trompeta de batalla que hicieron sonar de manera profesional los Necrophobic. Un pequeño adelanto de lo que estaría por devenir en su posterior e inminente The Nocturnal Silence. No puedo evitar pensar en que tardaron un año en sacarlo a la luz desde que lo grabaron y que, al contrario de con su material posterior, lo grabasen firmando con Wild Rags Records. Posiblemente la tardanza de la edición les llevase a cambiar a Black Mark, no estoy seguro. De todos modos, The Call como EP promocional debió funcionar divinamente en su momento, abriendo boca y siendo fuente de curiosidad para muchos jóvenes que estaban curioseando el underground de por aquel entonces.

El caso es que Hammerheart Records está re-lanzando este EP de nuevo, y ya que no tengo nada de los Necro a día de hoy en formato LP, no pude ver mejor momento ¿Y qué me encuentro? Bueno. Cabe aclarar que ya sabía el contenido musical del trabajito, pero me gustó y aprecié que se tratase de un LP de una sola carilla, que condensa los tres tracks de The Call a un lado del vinilo. Porque si cabe todo en un lado… ¿para qué molestarte en partirlo en dos? Y es que además, estamos hablando de una intro (Shadows of the Moon), muy guitarrera ella, junto con The Ancients Gate y Father Of Creation.

Ancients Gate se nota todavía deudora de los Slayer más indomables, pero totalmente autónoma y cargada de buenas melodías, arreglos y un canto de lo más gutural. No en vano Stefan Harrvik (Crematory) encarna parcialmente la etapa más deather de Necrophobic. Aun así, en este comienzo de The Call, se hace vigente la cantidad de Black Metal que meterían en su obra y el buen tino con el que lo introducirían. Father Of Creation por otra parte, brinda la dosis de crudeza que uno esperaría de los Necrophobic de aquellos tiempos, despachándose una de sus canciones más icónicas e imponentes de su carrera. Auténtico old school el que nos traemos entre manos, babe. Y madre mía con el pedazo chorro de solos de guitarra que se nos marca Blackmoon, señores… ¡menudo portento! No en vano la composición corre a cargo de él y de Tobias Sidegård.

Por otro lado, y para ir terminando, hay que decir que Stefan Harrvik estuvo de paso como voz de Necrophobic, quien llegó para grabar la maqueta Unholy Prophecies y después poner la voz en este The Call. La versión más cruda, abyecta y prolongada de los Necrophobic estaba todavía por llegar, comandada por el carismático Anders Strokirk (ya sabéis dónde).

Como documento físico, presta mucho con su excelente artwork, que no puede recordarme más a Necrolord por la predominancia del azul. No obstante su autoría pertenece a Urban “Ubbe” Skytt, quien puso también la portada definitiva de The Nocturnal Silence. Digo definitiva porque está claro que se pretende que el concepto sea el mismo. Musicalmente, es una curiosidad digna de explorar y a la que coger cariño. Sobre todo si estás comenzando con Necrophobic y vas despacito.

Como obra, The Call ofrece más de lo que cabría suponer, porque además de lanzarte a la cara una buena descarga de Metal Extremo de marca sueca (en poco más de doce minutos), te recuerda sus orígenes y ese momento mágico e irrepetible de aquellos años. Muchos me entenderéis y sabréis a qué me refiero. Puede que incluso mejor que yo.

Cuatro cuernos. Un 7,75. No puedo darle más porque se me hace corto. Pero no se puede negar que dentro de su pequeñez The Call tenga su introducción, nudo y desenlace, y que cada uno sea más rico e interesante que el anterior.

Stefan Harrvik: voz.
David Parland: guitarras, composición y letras.
Tobias Sidegård: bajo y composición en track 2.
Joakim Sterner: batería.

Sello
Wild Rags Records