The Misfits - Earth A.D./Wolfs Blood

Enviado por Cuericaeno el Jue, 02/04/2015 - 01:55
1179

1. Earth A.D. (2:09)
2. Queen Wasp (1:32)
3. Devilock (1:26)
4. Death Comes Ripping (1:53)
5. Green Hell (1:53)
6. Mommy, Can I Go Out & Kill Tonight (2:03)
7. Wolfs Blood (1:13)
8. Demonomania (0:45)
9. Bloodfeast (2:29)
10. Hellhound (1:16)
11. Die, Die My Darling (3:11)
12. We Bite (1:15)

–Mami, ¿puedo salir a matar esta noche?
–Sí, pero antes termínate el Cola-Cao.

Hoy en día quién no los conoce, aquellos tipos musculosos de las cadavéricas pinturas de guerra y ese distintivo mechón, grasiento y picudo, colgando frente a sus caras, probóscide que los diferenciaba (mas otras cosas) como especie única de entre la fauna crestada que proliferó en el ’77.

Ese mismo año fue el que vio nacer a los Misfits, en Nueva Jersey; pero como ya dije, los de Glenn Danzig no eran punkies al uso, pues a lo largo de su carrera fueron mostrando un estilo propio, más agresivo y oscuro tanto a nivel musical como lírico (aparte de estético), con la velocidad y el terror de serie B por bandera, haciendo todo ello más notorio disco a disco hasta llegar a este Earth A.D., el último álbum con el que fuera su líder Glenn Danzig, además de la obra más cañera, rápida y tenebrosa de la etapa clásica de la banda.

Tras los también recomendables (qué duda cabe) Static Age y el tremebundo Walk Among Us, y justo un año después de su mítico directo Evilive del ’82, Earth A.D. es el tercer LP de la formación, en un principio lanzado al mercado con 9 temas, y más tarde reeditado con 3 más provenientes de Die, Die My Darling, EP desde el que aquí se trajo su title-track, la de “Mommy…” y el que cerraría este álbum, We Bite.

Aquí tenemos entre manos un ejercicio de Punk salvaje y carismático al mismo tiempo, además de con salpicados toques de elegancia dentro de su burrez, la perpetrada a cargo de uno de los pioneros del corpse paint que no sólo maquillaban de muerte sus rostros, sino que aquí le daban las últimas pinceladas de ella al disco que más a las claras (o a las oscuras, según se mire) ponía a viva piel la parafernalia de horror movie que paseaban estos muchachos fortotes.

El tema que da nombre y comienzo al disco es el primer botón de muestra. Earth A.D. es el primero en echar a correr, con esos coros vandálicos, que siempre tan pegadizos e inolvidables, fueron desde sus comienzos una de las señas de identidad del combo, y que para seguir la tradición aquí nos bombardean flanqueados por esas seis cuerdas que echan humo del gigantón Doyle, apoyados por las cuatro de Jerry Only (dueño de la patente del ‘peinado-probóscide’ de marras), y a lomos de esa batería impenitente de Robo. El que aquí reemplazaba a Arthur Googy a los parches casi no descansa de los mismos BPM durante los 20 minutos que dura esta obra de furioso Horror Punk, aquella vertiente que inventaron estos fans de las pelis de miedo y Ciencia-Ficción viejunas.

Dentro de este vertiginoso arsenal de misiles, uno de los temas más monumentales es Death Comes Ripping, donde Glenn guerrea por todo lo alto con su característica entonación, mientras esos acordes se resbalan violentamente por los mástiles durante los versos, contando este tema con el primero de los choruses más memorables del LP. Valga decir que Death Comes Ripping es una de las primeras canciones que Glenn Danzig compuso para Samhain, el grupo que él formó en solitario y al que luego ya le dedicaría todo su tiempo cuando salió de los Misfits. Más tarde, el proyecto Samhain pasaría a ser llamado Danzig. Según declaraciones del mismo Glenn Danzig, Death Comes Ripping fue incluido para completar este LP junto a la también ‘samhainiana’ Bloodfeast, pieza donde una vez más Danzig trae otra maravilla para la coral gamberra de los que fueron sus compañeros de tablas hasta la fecha.

Los martilleantes acordes de Green Hell, o la alocada Mommy, Can I Go Out & Kill Tonight (titulaco), son dignas de remarcar; como Wolfs Blood y la fugaz Demonomania, que ambas se suceden casi sin descanso, cual hermanas siamesas en saña y celeridad.

Hellhound, rabiosa y breve, contrasta con la mucho más amable Die, Die My Darling (amable más en música que en nombre, se entiende), una de las más grandes por su sentimiento en ese estribillo de poso tan añejo, y que rompe de forma muy bienvenida con la tónica general del disco, acercándose al sabor que dejaban algunos de los estribillos de los anteriores LP's. Die, Die My Darling seguramente sea la pieza más elegante, seductora e intachable del catálogo clásico de los del flequillo de pico. Arrebatadora.

Con We Bite, enérgica y de áspera raíz punketa, finiquitaban los Misfits una obra y en general una etapa gloriosa para el cuarteto de Lodi, un cierre de capítulo monumental y de visita obligatoria para todo aquél que quiera adentrarse en el macabro universo Misfits, a su entrañable cripta. Entra sin llamar.

Glenn Danzig: Voz
Doyle Wolfgang von Frankenstein: Guitarra
Jerry Only: Bajo
Robo: Batería
Arthur Googy: Batería en ‘Die, Die My Darling’

Sello
Plan 9 Records