Ministry - Relapse

Enviado por MetalPriest el Dom, 27/10/2013 - 14:14
1584

1. Ghouldiggers
2. Double Tap
3. FreeFall
4. Kleptocracy
5. United Forces
6. 99 Percenters
7. Relapse
8. Weekend Warrior
9. Git Up Get Out 'n Vote
10. Bloodlust
11. Relapse (Defibrillator Mix)

Todas las grandes bandas hacen falsas despedidas, ahí tenéis a los Rolling Stones y a Kiss (muy expertos en esas tretas). También lo hicieron los Scorpions tras su Sting In The Tail y recientemente a Judas Priest... por supuesto los reyes del Industrial metal Ministry no iban a ser menos, ¡Faltaría más! Así que ahí los teníamos: Tras la gira "Adiós Puta Madres" (español cojonudo), un par de años después estaba saliendo el Relapse como trabajo de regreso.

El retorno no resultó ser una locura ni tampoco un fracaso... fue sencillamente discreto, todavía conservando detalles de sus anteriores discos pero también rescatando esos típicos elementos industriales de sus trabajos más lejanos. Este enfoque musical se antoja resultón a la par que predecible, no es The Last Sucker ni el Psalm 69 pero... le llega la caña que desata. Podremos reunirnos con los típicos ritmos pesados de Ministry, las atmósferas genuínas de Jourgensen, y... (como no) los punteos alocados de Scaccia. Las voces cambian un poco: Al utiliza menos distorsión en las suyas y se apoya en otras para dar más variedad en el trabajo. Este detalle me gusta bastante, aunque le resta algo de identidad al sonido del disco por contrapartida.

Al Jourgensen había regresado y los metalheads industriales ansiaban saber que nos traía bajo el brazo esta vez ¿Listos para escuchar el "Angel of Retribution" de Ministry? Ignorad la portada con el gordo desfasado ese y centraos en el contenido del álbum, vamos allá.

Una sección de tapping bien molona abre Ghouldiggers y Al nos comienza a hablar de lo podrida que está la industria de la música, la cosa se embrutece en el minuto 1:53 cuando al fin las guitarras se ponen rifferas y Al comienza a agravar su voz. Buenos coros, buen solo y buen desarrollo (si tienes en cuenta las letras). Double Tap continúa thrasher total, con estructuras muy similares a Rio Grande Blood, el solo es sensacional: pura escuela Scaccia, que ya se le echaba de menos en Ministry. Y así en toda esta tormenta metálica llegamos a Freefall, que va naciendo poco a poco entre melodías extrañas y voces hasta que las guitarras arrancan salvajes. Al está pletórico cantando aunque las letras no llegan a ser muy allá. Crudeza por doquier, no importa para que instrumento mires.

La cuarta canción es Kleptocracy, que tiene pasajes guitarreros a lo The Dick Song (menos estridentes eso sí) y otros más festivos. Los estribillos salen simplones y pegadizos, la canción va mejorando con el metraje y mucho de esto se debe al punteo de Scaccia, gran maestro de las seis cuerdas. Seguidamente tenemos United Forces, irradiando velocidad, Coros muy a lo hooligans del Manchester United y una vez más letras casi totalmente dependientes de los estribillos. Por los menos hay buen martilleo y guitarras potentes. 99 Percenters prosigue, simplona y la par que comercial. No tiene mucho que mencionar, podría ser un buen tema pero le falta mucha elaboración.

La octava pista es Weekend Warrior, cantada por Samuel D'Ambruoso en plan Dave Mustaine macarra. Las guitarras están bien pero la pieza no sube el listón respecto a 99 Percenters (y la intervención de este voceras insisto en que no ayuda nada, una pifiada). El tema-título Relapse pasa sin pena ni gloria, bastante monótona y carente de personalidad. Seguidamente Git Up Get Out 'N Vote finalmente ayuda un poco a digerir esta segunda mitad del disco, al mostrarse más completa y llevadera. El trabajo de Tommy y Mike mejora más y Samuel machaca con una batería bestial (es mucho más útil en Ministry programando ritmos de batería que cantando).

Rematando el álbum está Bloodlust, que de desarrolla calmada y riffera, los coros son apacibles y atmosféricos; hay cierto poso optimista en la canción y resulta agradable de escuchar pero no deja de ser sencillamente pasable. El remix de Relapse pone punto final a esta obra, y no creo que atraiga a nadie en este portal pues es puramente discotequero y excesivamente monótono.

Bueno... Personalmente Judas Priest salieron bastante mejor parados con su Angel of Retribution y por consiguiente en su regreso al mundo del metal. Lo cierto es que la mitad de este disco podría ser descartado o como mínimo necesitaría más tiempo para pulirse. Estamos ante un álbum regular que comienza con un nivel que poco tiene que envidiar a los discazos que lo preceden, no obstante se desinfla como una colchoneta barata tras un largo día en el agua. Una pena que por detrás no esté tan currado como por delante. Parece que Ministry andan bastante muertos ya... ¿Se le habrán agotado las ideas a Jourgensen? ¿Habrá sucedido lo imposible? Quién sabe...

Por lo pronto le otorgo unos tres cuernos a este Relapse. En las primeras escuchas el invento molaba, pero es eso, vas escarbando y te das cuenta de que no hay más profundidad, es así de simplón. Un 5,75 para el trabajo del 2012. Ministry pegando sus últimos coletazos de vida (posiblemente).

Al Jourgensen: voz, guitarras, teclados.
Mike Scaccia: guitarras.
Tommy Victor: guitarras.
Tony Campos: bajo.
Casey Orr: bajo, teclados.
Samuel D'Ambruoso: batería programada, voz (track 8).
Sin Quirin: guitarra (track 2).
Angelina Jourgensen: voces adicionales.
Hector Munoz: voces adicionales.
Marty Lopez: voces adicionales.

Sello
13th Planet