Militia - The Sybling

Enviado por Hawkmoon el Jue, 15/03/2012 - 23:51
2407

Militia, combo moloncete de Texas que parió un Speed-Power cañerete y se lanzó a editar su primer E.P, "The Sybling" (trás la edición de su primera demo, "Regiments of Death"), nunca han sido, ni mínimamente, conocidotes. Que no los conoce ni el más enteradillo, vaya.

Nadie sabe de ellos, nadie se impresiona al oir su nombre. Hasta 2012 los mendas no consiguieron editar un álbum enterito, pero en 1985, momento efervescente en el que las ondas Speed, Power y Thrash cabalgaban a su aire, adquiriendo, poco a poco, a sus titanes, a los nombres que iban a hacer historia, Militia lo intentaron. Valientes.

Sumaron dos y dos y decidieron su destino. Metallica molaban un cojón. Eran los nuevos dioses, los tios que llevaban el Heavy Metal y su actitud a un lugar nuevo, muchísimo más salvaje, más eléctrico. Y Helloween estaban pegando duro con su "Walls of Jericho". 1986. Sacra era, coleguita. Momento en el que todo parecía posible. Las ondas enérgicas se apoderaban de todo, los alaridos se unían a la pura velocidad, la melodia se empezaba a llevar a bien con la máxima agresión (contrariamente a lo que pensaban muchos "visionarios").

Tenías dos opciones en 1986, hermano: Ser Heavy Metal o ser Glam. Militia, claro está, pasaron del rimmel, relleno en la cojonera y toneladas de laca. Militia quieren reconocimiento y sangrarán por ello. Apuesta por ello.

"The Sybling" te está esperando. Portadita blancucha, elegantona. No nos dice demasiao. Tranqui. Indagaremos más. Nos comeremos tres buenos tracks. La portada será lo de menos. Eso sí, me enrolla el logo de la banda. Soy un enamorado de los logos con naturaleza Thrash, no lo puedo evitar.

"Objective: Termination", la onda que da comienzo al E.P, nos descubre a un vocalista genial, Mike Soliz, con facilidad para darle cera a la movida aguda, que derrocha fuerza, y a una banda, tenaz e irosa, speedica total, con mucho aire a Omen, a los alemanes Angel Dust o a los, a poco de ser leyenda, Helloween, que, simplemente, se salen. Bajo percutante, batería presente y pegadora, guitarra técnica y potentorra y garganta heavy-cañera. A por todas, joder.

"Salem Square" nace peleona, con ganas de gresca. Hija de puta. Batería, bajo y guitarra en comunión, afilándose, esperando a Soliz, esperando su agudete-comienzo de fiesta para empezar con la orgía cacharrera-veloz y demencio-powermetalera. Militia maman de muchos, y se nota, pero saben vender bien su movidón, lo cocinan bien, lo sirven con buen aspecto. Material headbanger.

"The Sybling", último tema del asunto y que se divide en cinco capítulos (The Birth, The Arrival, The World Accepts Evil, Evil Though the Ages y The Second Coming), nos hará vivir seis minutejos de alta tensión metálica. Lo que empieza a lo intro épica desemboca en un mar guitarrero-cañero, pulcro, que no se niega el atacar al oyente y que tiene mucho encanto. Cambios de ritmo, magulladuras y buena pegada. No son nadie. Pero le dieron bien duro.

3 cuernos (altos) para Milita. Heavy-Speed-Power sin trampa ni cartón.

Corto, sencillo...pero pegador.

Mike Soliz: Voz
Tony Smith: Guitarra
Robert Willingham: Bajo
Phil Achee: Batería

Sello
Scythe Records