Metallica - Sonisphere Spain 2012

Enviado por jonerstoner el Mié, 30/05/2012 - 13:49
9

1. Hit the Lights
2. Master of Puppets
3. The Shortest Straw
4. For whom the Bell Tolls
5. Hell and Back
6. The Struggle within
7. My Friend of Misery
8. The God that failed
9. Of Wolf and Man
10.Nothing Else Matters
11.Through the Never
12.Don't Tread on Me
13.Wherever I may Roam
14.The Unforgiven
15.Holier Than Thou
16.Sad But True
17.Enter Sandman
18.Battery
19.One
20.Seek and Destroy

METALLICA. Amigos, es lo que hay. Muchas buenas bandas de metal existen, eso lo sabemos todos. Muchas de ellas se pudieron ver además en el Sonisphere de Getafe el pasado fin de semana. De los españoles Vita Imana a los sagrados Slayer, de Kyuss Lives a Paradise Lost, de Within Temptation a Children of Bodom... muchas bandas y muchas formas diferentes de entender esta música que nos atrapa, nos vuelve del revés, nos acompaña en nuestros mejores y peores momentos, nos hace soñar despiertos, incluso en algun día ser nosotros una de esas estrellas del rock que el público nos eleve a los altares de los dioses. Pero muy poquitos grupos son los que hacen que un festival de estas características se llene hasta los topes y que más de 50.000 personas peregrinen hacia explanadas de cemento, aparquen el coche a kilómetros de distancia, acampen en terrenos agrestes con pocos recursos de higiene y comodidad, que hagan colas por tristes bocadillos y cerveza... Ya sabemos quienes son los elegidos, pocos, y METALLICA junto a AC/DC probablemente sea el máximo representante.

Me miraba a Lars Ulrich y pensaba en que probablemente estaba ante el único batería de thrash metal multimillonario. Quién cojones se va a hacer multimillonario con una banda de thrash metal? Nadie. Ese tipo sí. Y lo peor, es que nadie más lo conseguirá nunca. Qué banda de rock'n'roll se hara multimillonaria como AC/DC en el futuro? Yo os lo digo: Nadie. Y es que los grupos de grandes aforos, el Arena rock, esta muerto amigos. Me miraba con cierta envidia a dos puretas que tenía a mi lado. Unos tíos entre 45 y 50 tacos. Con su cubata, disfrutando de Slayer primero y de Metallica después, y yo pensaba (tengo 35 años) a quién iba ver yo en un festival de esas características de aquí a 10 años. Voy a recorrer más de 500km para ver un festival capitaneado por quién? Slipknot? Children of Bodom? Machine Head? Estos últimos no son unos niños tampoco y además por lo visto en Getafe, no son un relevo fiable.

METALLICA nos traían en esta gira de festivales la posibilidad de escuchar completo el Black Album. Me hizo reflexionar un comentario de otro tío que tenía al lado. Decía que era su primera vez en Metallica y que vaya putada que fuera un concierto basado en el Black Album, pues era un coñazo. Al principio me molesté, pero luego lo entendí. El Black Album es un disco denso y bastante oscuro. Los que nos hicimos fans de Metallica con ese disco en 1991 somos muchos y muchos estábamos allí y os aseguro amigos, que el invento estuvo a la altura.

Después de que Slayer nos aplastara a todos con un final de concierto bestial con Raining Blood, Angel of Death, South of Heaven y War Ensemble, la cosa se preparó para recibir a los de San Francisco. Teníamos el Snake Pit y pasarelas que hay que decir que Metallica dejó usar a las demás bandas. Además de las pantallas laterales, los Metallica tenían otra inmensa en todo el fondo de escenario que hizo que nadie se perdiera los movimientos de los californianos. La intro de el bueno, el feo y el malo, es probablemente una de las intros más épicas de la historia del Rock. Te pone los pelos de punta antes de empezar y si cuando sale Lars a saludar de pie encima de la batería y ataca con Hit the Lights no te inmutas es que más vale que te vayas a casa pero ya. Hit the Lights sonó cojonuda, enérgica. La segunda en caer Master of Puppets. No creo que nadie estuviera aún preparado para semejante clasicazo pero los Metallica lo estaban y más te vale estar a punto! Tremenda. Seguimos con clásicos, The Shortest Straw no es una de las que se puedan escuchar siempre y fue un gran regalo. For Whom the Bell Tolls es otro trallazo que sonó fantástica. Esta era mi octava vez con Metallica y es una de las fijas pero afirmo que me sonó a gloria una vez más. Y para bajar la intensidad un Hell and Back del Beyond Magnetic. Reconozco que jamás la había escuchado (y estaba claro que no era el único) pero el tema me sonó bien, muy a la etapa Load, aunque claro después de semejantes clásicos y lo que nos venía encima quedó como la anécdota del concierto.

A continuación llegó el momento que hizo que me desplazara hasta Getafe. La interpretación del Black Album íntegramente. Como he dicho, he visto a Metallica ocho veces. He podido ver de todo, buenos conciertos (el BBK Live en Bilbo o el Death Magnetic Tour en Madrid) y flojos (Zaragoza 2006 o la gira del Garage). Poca motivación me queda para ver a Metallica, pero esta del Black Album era una y quedé más que satisfecho. Lo mejor y más importante. Se nota que los Metallica han ensayado a conciencia los temas del Black Album. Han sacado un sonido de guitarra más grueso y metalizado para estos temas, no ese sonido rockero que llevaban últimamente, me molestó ese sonido de guitarra en el Sonisphere de Barcelona por ejemplo. Y la voz de James está en su punto. Se nota que volver a las texturas del Black Album le ha devuelto ese timbre que faltaba en directos de pasados años.

Grande James. Con su chaleco de parches (ese de Saxon es fantástico), su pinta jovial, su cinturón de balas, está fantástico. Es el James que jamás debió marcharse. Kirk y su estupenda colección de guitarras terror-freak, la de Boris Karloff, la de White Zombie de Lugosi, le ha venido bien seguro repasarse esos solazos que Bob Rock le hacía repetir una y otra vez hace 20 años. Trujillo ha sido la vez que más me ha gustado. Sonaba y tocaba tremendo y ahora por fin admito que si Metallica suenan bien en directo es gracias a él. Por supuesto que me hubiera encantado tener a Jason en esta gira del Black Album, pero Trujillo está fantástico. Y Lars, bueno, Lars interpreta a la perfección su papel de capullo del rock. No toca mal, pero cuando toca mal toca muy mal. Ese One... por favor Lars, haz unas clases extras con un profesor de batería para volver a clavar ese doble bombo, lo agradecerás y nosotros más.

El Black Album en sentido inverso, desde Struggle Within, con uno de mis solos favoritos de Hammett, hasta el mega hit Enter Sandman. La oscuridad de The God that Failed o My friend of misery (lástima esos coros que nos quería hacer cantar James con poco éxito. Déjate de chorradas!), la caña de canciones como Of Wolf and Man (de lo mejor del concierto con aullido incluído) Through the Never o Holier than Thou (fantástica en directo). Los mega hits The Unforgiven (lástima también ese cambio en la línea de voz, déjate de chorradas again!) Nothing Else Matters, Enter Sandman o ese aplastante Sad But True donde James recuperó esa presentación de "You want Heavy? Metallica gives you heavy baby!" Grandioso, glorioso, histórico.

Para los bises nos aplastan de nuevo con un Battery, un One (Lars, lo dicho, contrata a un profe) y un Seek and Destroy con las pelotitas Nivea-Tallica de los cojones. Se estuvieron muchos minutos agradeciendo al público la ovación. Y el público elevó a Metallica al Olimpo de los dioses del Metal porque por conciertos como este se lo merecen.

Son muy grandes, lo saben y en noches como la del Sonisphere Getafe nos recuerdan por qué, a nosotros y a ellos mismos. Espero que no lo olviden.

Gracias METALLICA.

James Hetfield
Kirk Hammett
Robert Trujillo
Lars Ulrich