Metalium - Millenium Metal - Chapter 1

Enviado por Hawkmoon el Mié, 20/07/2011 - 22:36
2147

1. Circle of Fate
2. Fight
3. Dream of Doom
4. Break The Spell
5. Revelation
6. Metalium
7. Metamorphosis
8. Void of Fire
9. Free Forever
10. Strike Down the Heathen
11. Pilgrimage
12. Metalians

Aún recuerdo el revuelo que se armó con la edición del debut de Metalium, joder. Parecía que un nuevo "Keeper" se asomaba a la ventana del mundillo Power Metal. Del Eurometal, mejor dicho. Todo periodista, todo tipo en la radio, en las revistas...todo quisqui, hablaba maravillas del nacimiento de la banda (de procedencia alemana) de Lars Ratz, un Joey DeMaio, o Steve Harris, de saldo. Un supuesto nuevo gurú en el horizonte metalero. Y la verdad, el tipo, bajista, líder del asunto y listo como el hambre, supo rodearse de una buena colección de ases. Chris Caffery (Savatage, Trans-Siberian Orchestra), Mike Terrana (ex-Yngwie Malsteem, futuro ex-Rage y ex-Masterplan), Jack Frost (Seven Witches) y Henning Basse, un muchacho de apenas 22 años que poseía un nivel vocal de relumbrón, fueron los elegidos para unirse a la misión. Metalium se preparan para nacer y nadie lo va a poder evitar. Ni San Kai Hansen.

En un momento cumbre para formaciones como Stratovarius, Angra, Iron Savior, Hammerfall, Gamma Ray, Edguy, Kamelot o Labyrinth, Lars se dispuso a confeccionar, a diseñar, un concepto "espacial", y muy basado en la onda Helloween y del Speed. Estaba claro que el tipo tenía hambre de gloria y pese a no entregar un concepto altamente original sí que lo supo vender. Y muy bien, además. Si otros habían llegado a la cima, o a lo que se consideraba un cima después del efecto Helloween (la auténtica cima del cotarro europeo y mega-veloz) él y sus muchachotes no iban a ser menos. "Millenium Metal - Chapter 1" ya está aquí. ¿Quieres vivir un follón increíble, dónde podrás salvar a todo el Universo, matar a los malos y tener más poderes que el jodido Superman? ¿Quieres que mientras eso ocurre te vuelen la cabeza con un riffeo potentorro y mucho alarido "Helloweeniano"? Pues bien, la onda te molará. Sigue los pasos de Lars Ratz, colega.

La portada, con un tufazo total (e intencionado, imagino) a "Star Wars", en la que vemos como se cruzan dos espadas (sable Jedi versus espada al uso), ya deja claro la onda que se avecina. Mucha galaxia, mucha épica, y, esperemos, mucho esfuerzo por parte de la banda. No se puede debutar sin poner toda la carne en el asador. O sobre el láser, da lo mismo. Si Gamma Ray ya exploraron las movidas espaciales con aquel fabuloso "Somewhere Out in Space", disco que ya queda para la historia del género, Lars, que siempre quiere ir más lejos que los verdaderos gurús (otra cosa es que lo consiga) también quiere su "Halcón Milenario" hecho música, su "Star Wars" metalero y glorioso. Veamos como le salió la movida. Darth Vader siempre me pareció un tio de lo más heavy. Espero que casen dos mundos tan, a priori, diferentes. La nave despega. Todos para Marte, cabrones

Trás la intro de marras, la jodienda "épico-molona" que se supone que debe de abrir todo disco destinado a algo grande, de nombre "Circle of Fate", se le tiende la alfombra roja a "Fight", el primer disparo (láser) del trabajo del 99. Velocidad Speed, potencia Power, baterías geniales (se nota que Terrana está golpeando desde atrás. Vaya si se nota. Menuda bestia parda), aura "Walls of Jericho", buena carne guitarrera a costa del sudor de los tremendos Frost y Caffery, y un vocalista, Basse, que no es lo prometido (desde todos los medios se nos anunció como un titán a lo Geoff Tate o Michael Kiske) pero que se sabe defender muy bien, tiene registro, llega alto y sirve bien a la causa. ¿Originalidad? Poquita. ¿Mola? No está mal. Hemos vivido temas de factura clónica durante años.

"Dream of Doom" y "Break the Spell" (ideal para el directo, con un estribillo majete) mejoran el track inicial y le dan más poso al entramado Metalium. Medios tiempos con empaque, con cierto acero, y bien sólido, en la construcción de sus cimientos. Potentorros. La cosa va ganando puntos. Y Basse también mejora. Se la va sacando más y más a la voz del orondete alemán.

"Revelation", que tiene cierta naturaleza "groovie", y que entabla cierto paralelismo con el sonido de bandas tan dispares como Armored Saint, Skid Row, Pantera o Nevermore, nos demuestran que Lars no está solo en la misión de hacer de Metalium un ente a tener en cuenta en la escena. Jack Frost y Chris Caffery ya llevan sus buenos años dando cera a la comunidad metálica con sus buenos riffs y sus solazos y ya tienen por la mano el hecho de saber componer material bien compacto, con tino y gracia. Sabrosísima, sin duda, la acotación de los dos "cuerdas".

"Metalium", con números para establecerse como uno de los mejores temas de "Millenium Metal", y que tiene bastantes dejes a Metal Church o Savatage, hace que Basse se acerque más al toque Geoff Tate y que, entre lo bien que entran los coros y lo bien que funcionan los cinco músicos como único ente, uno empiece a saborear, y de veras, la aportación de los alemano-americanos. Está claro que en la escuela Helloween y Gamma Ray se encuentra la matriz del sonido de Metalium, pero, al contrario que en muchos combos del momento, la cosa no acaba ahí y también se intenta acoplar el sonido de otras ondas, quizás más lights, pero la mar de efectivas. Desde Priest a Savatage, desde Queensrÿche a Helloween, Armored Saint o Metal Church. Todo cabe en el coco de Mr. Ratz. Si es bueno, claro. Embudo y, ala, a tirar millas. Batido con sabor a varios momentos, y de lo más certeros, en nuestro rollo. Se nota que Lars ha mamado mucho Metal. Muchísimo. Se intuye de dónde viene. Y a dónde quiere ir.

"Metamorphosis", la baladita de turno, menos dotada de lo esperado, "Void of Fire", más leña Power-Speed, "Free Forever", con un camino demasiado sobado, demasiado recorrido ya por otros, pero que no le impidió acabar siendo uno de los temas predilectos de los fans que se acabaron haciendo, y "Strike Down the Heathen", que, tal y como se ha vivido en "Revelation", la olorcilla "groovie" late en las cuerdas, dando calor, fundiendo cascos, demuestran una memorable capacidad para, aún sin ser amos ni nada por el estilo, aún sin haber creado un solo momento original en toda la obra, ni un solo segundo totalmente mágico, entregar potentísimos himnos metaleros. Lars sabe lo que se demanda. Y lo da. Así de fácil. No es que Metalium no sean osados. Es que no deben serlo. La comunidad Power de 1999 seguía clamando por unos nuevos Helloween (bueno, eso sigue pasando a dia de hoy) y tampoco uno está para exprimirse las neuronas. La ley del mínimo esfuerzo, en plan resultón.

"Pilgrimage", medio tiempo con estilo y garra, nos lleva al capítulo final, al enfrentamiento entre Luke y Vader, al cierre de movida épica. "Metalians" certifica que la banda no ha venido para liderar nada, sinó para rendir tributo al género. Cabalgada cañera, con voz afilada e instrumentos a punto de hacerse trizas. Como se debe de acabar una onda Power, ahí estamos. Sus coritos, su estribillo dulzón y con aura intocable, y la pureza de aquellos que aman lo que hacen, que se entregan, sin pensar, al mundo que más aman. Sin complicaciones, directos al asunto, volando toda la puta flota de los malos. Que no quede ni uno.

3 cuernos (altotes, casi 4) para un debut de lo más majo. Primer capítulo majete de una saga que no tardaría en devaluarse. Eso sí, como contrapunto nos encontramos con una movida muy poco original. Demasiado manida. Para fans de Helloween, Gamma Ray, Primal Fear y toda la tropa "enérgica-veloz".

Henning Basse: Voz
Chris Caffery: Guitarra
Jack Frost: Guitarra
Lars Ratz: Bajo
Mike Terrana: Batería

Sello
Massacre Records