Metal Church - Live

Enviado por Hawkmoon el Dom, 01/01/2012 - 21:58
392

1. Ton of Bricks
2. Hitman
3. Start the Fire
4. Gods of Wrath
5. The Dark
6. Psycho
7. Watch the Children Pray
8. Beyond the Black
9. Metal Church
10. Highway Star (Deep Purple)

Aunque se publicó en 1998, y en paralelo a "Metal Church - Live in Japan" (el disco que cerraba la etapa de Mike Howe, el sucesor a Wayne), lo cierto es que el material de "Metal Church - Live" data de 1986, colega. Es un testimonio directo del tour que la banda se pegó junto a los seminales Metallica de "Master of Puppets". Imagina, hermano...En ruta, dos titanes. Unos, presentando el jodido "Master of Puppets", disco que le cambió la vida a media parroquia (a más, quizás). Los otros, los teloneros, unos tios con un nombre resultón (y un sacro debut homónimo a sus espaldas), presentando "The Dark", un disco que le debería haber cambiado la vida al puto planeta entero. Impagable momento. Vendería tu alma por haber vivido el momento.

Parido a medias entre el tour europeo y el americano, con bastantes tracks tocados en Dallas, "Metal Church - Live" viene directo a reventarte el cabezón. Nada como la era '86, ¿eh?. Era dorada total. Tanto en el Heavy de los titanes, como en el Speed, el Power o el Thrash, la movida se antojó de película, insuperable totalmente. Parece que todas las bandas del género se hubiesen puesto en sintonía para cambiar las cosas, y en el mismo momento. Zona cero. Punto de impacto: 1986.

La portada del trabajo, simple y directa. Yo no le pediría más. Es una portada ultra-sincera. El logo de la banda, heavy a rabiar, de los que se quedan grabados de por vida (y si no se te queda es que no eres heavy, así de simple. Deja de leerme), se erige como protagonista total. Esto va de Metal Church en directo. Si antes se presentaron únicamente con una Explorer, ahora lo hacen con el logo. Declaración de intenciones. Lo rebuscado, para los enteraos. Metal Church son puro Metal y no pierden el tiempo con portaditas pedantes (aún no). Directos al tajo. Y, joder, un año de antes del regreso de Wayne al combo, supliendo a su "suplidor", ala, nos topamos con la era del oro del grupo, y en vivo. Entremés a la segunda era Wayne. De puta madre. Veamos qué hacian los Church en el 86. Oigamos con que tipo de armamento aniquilaron a su parroquia (ya que queda tan poca). Dicen que los de Vanderhoof se lo pusieron jodido a los de Ulrich. Ahora veremos si las crónicas antiguas no mentían.

La peña empieza a rugir como loca. Alguien presenta a la banda y todo se torna rojo. Rojo sangre, nene. Violencia pegadora, riffera. Hora de la descarnada "Ton of Bricks". La batería de Arrington, que parece que está a nada de hacerse trizas, retumba todo el jodido local, agrieta sus cimientos, y las guitarras, centellantes, iluminan el camino a los feligreses. El camino no de la salida, sinó del extásis total. Aquí nadie se salvará. Metal Church tocarán y todo se derrumbará. Fans hechos trizas, aullando, enterrados bajo la piedra y el cristal, contentos, con gara de gili, pensando eso de "Metal Church acabaron conmigo". No es para menos. Esboza una sonrisa si alguien como Metal Church tiene la deferencia de quererte matar.

La chulesca "Hitman" (donde el futuro Reverend muestra todo su poder vocal, donde todos se ponen las pilas y queman el puto escenario) le da paso a "Start the Fire" (temazo que te encenderá las bolas) para que acabe tomando, y del todo, el control de la puta situación. Metal Church han tomado la jodída bahía. Y sin bajas. Comando metálico de nivelón, señores. Las guitarras aplastan, suenan de puto lujo, como a medio metro de tu fea cara de mono. Todo suena devastador. No sé como sonaban en vivo Metallica en el momento, pero anda que no lo tuvieron difícil trás el arrase de los Church. Ya hemos sido testigos y lo podemos decir alto: Metal Church no tocan. Despiezan a su clientela. El chuchillo de Rambo no corta una mierda comparado con los mástiles de Vanderhoof y Wells. "Battery" ya no parece el tema más demoledor del momento, jejeje. De ahí tanto grano en el careto del Hetfield del "Master". Nervios ante el poder de los Church. Descarao.

"Gods of Wrath", "The Dark" (adoro el track. El "Hell Awaits" de los Church) y "Psycho" siguen tomando aldeas y conquistando almas. Pura fuerza. Despampanante. La garganta de Wayne se fuerza al máximo y obtenemos himnos irosos, con garra extra a lo vivído en estudio. La gente está colérica, alucinada (y el directo lo agradece). Adrenalina pura, coño. Público latente, más que presente, y banda dominante. Círculo vicioso. ¿Quién se entrega más, banda o fans? Me encanta la competición que se establece. Y, nosotros, los oyentes, somos el que gana. Testigos de batalla. Y a salvo, en casa, en calzoncillos y birra en mano.

"Watch the Chidren Pray", "Beyond the Black" y "Metal Church" son el cierre al directazo. Y qué cierre. Epopeya de puto campeonato. Los tres mejores tracks del combo (y si no son los tres mejores, joder, pertenecen a los cinco mejores, a lo sumo) como invitados de honor para rematar a los pocos que aún quieren pelea. Atronadores. Matanza guitarrera y heavy, mortalmente atroz, técnica, salvaje, oscura...en una palabra, majestuosa. Metal Church siempre han sido reyes, en cualquier era. "Live" es un testigo. Y tú.

"Highway Star", versión de los intocables dioses añejos Deep Purple, se convierte en en el regalo, en el plus. La batería de Arrington vuelve a salpicar de metralla, las guitarras vuelven a disparar lásers y la voz sacrifica técnica para envolverla en sucia y sacrílega naturaleza urbana. Impecable tiro final. Tiro de gracia absoluto. Se acuerdan de los maestros, les rinden culto y, joder, mejoran la premisa. Metal Church, colega. Dioses del cotarro. Y sin discusión.

Pedazo de directo, brother. Carismático y cañero a rabiar. Un pecado total el no tenerlo. Hazte con el disquete o David Wayne volverá de entre los muertos y te llevará con él.

5 cuernos (medios) para Metal Church y su segundo pedazo de tour. Y su envidiable momento de forma.

David Wayne: Voz
Kurt Vanderhoof: Guitarra
Craig Wells: Guitarra
Duke Erickson: Bajo
Kirk Arrington: Batería

Sello
Steamhammer Records