Melodius Deite - Episode II: Voyague Through the World of Fantasy

Enviado por Marcapasos el Dom, 21/02/2016 - 21:44
3454

1. Entering the Gate (02:25)
2. Land of Fantasy (09:06)
3. The Dawn of Journey (05:14)
4. Territory of Memories (Atlantis) (08:46)
5. Civilization (16:00)
6. The Sun of Aztec (07:01)
7. Alexander the Great (08:02)
8. Pyramids of Egipt (05:00)
9. Sailing Around the World (13:01)

La paciencia, tal y como se suele decir, es un árbol de raíz amarga, pero de frutos dulces.
En torno a la virtud del trabajo y la persistencia, los tailandeses Melodius Deite han conseguido –desde hace muy poco, realmente,- muchísimo en un breve periodo de tiempo.

Su disco debut, Dream On, pese a pasar, prácticamente, desapercibido en su lanzamiento, no le basta con haber hecho que esta banda apuntase a maneras, qué va, estos tailandeses ya "estaban" dentro de esas maneras.
Un poco de Labyrinth por aquí, algo de Stratovarius por allá, mucho de Y. Malmsteen… Si algo han sabido hacer los chicos de Melodius Deite es recoger los mejores ingredientes más potentes de la música Power Metal, desarrollarla hacia sus propias aptitudes y caracteres y provocar la mejor fusión posible: Power Metal Sinfónico Neoclásico con tintes progresivos y una personalidad e independencia propias, y hecho con muchísimo buen gusto por los arreglos progresivos y los grandes instrumentales de larga duración.

Todo eso lo demostraron con su primer álbum, discazo brillante y original donde los haya, el cual solamente adolecía en un aspecto: su humilde producción sonora. Claro, ¿qué iban a hacer? Si no siempre es fácil contar con grandes productoras de sonido aquí, en Europa, pongámonos en la piel de unos músicos de Power Metal tailandeses que han sacado su primer disco.
Pero, por suerte, aquel fue un mal menor, y, sea como sea, consiguieron que el álbum sonara a las mil maravillas. He ahí la magia del esfuerzo personal.

Ha pasado su tiempo desde entonces, y Melodius Deite han sabido darse más a conocer por los medios orientales e, incluso, por los suburbios de la prensa metálica europea. Por fin, la odisea de unos jóvenes tailandeses, Ake y Oatdy Kertpanich, los hermanos Phanrath y Ohm S. Dejkong, se ha visto más reconocida.
Podríamos decir que, a raíz de todo esto, la banda tiene su consolidación como tal en su segundo trabajo de estudio, Episode II: Voyague Through the World of Fantasy, lanzado en marzo del 2014, en el cual perfeccionaron todas las fuerzas que hicieron grande su identidad como grupo musical.

Paso de gigante donde los haya, este segundo episodio. “Viaje a través del mundo de la fantasía”… Importante el título, pues, junto a la magnífica portada (decir que me encanta es quedarse corto de veras) se encuentra la razón de ser de la obra que aquí tratamos.
Esta es la aventura de conocer nuestro mundo y las riquezas que posee, toda su historia, toda la cultura que alberga… todo lo que ha alcanzado la mente humana desde el logro del fuego, con sus luces y sus sombras, empezando con los labrados aztecas de Tenochtitlán, por las pirámides de Egipto, el Coloso de Rodas, hasta la Gran Muralla China y pasajes culturales bíblicos tan presentes como la Torre de Babel.

Dicho esto, nuestro barco zarpará a lo desconocido, desplegando las velas mediante la introducción Entering the Gate, cuyo paso, cual parsimoniosa procesión, lanza la preceptiva narrativa:

”The stories still go on and on…”

Así, tan pronto como toca, Land of Fantasy es nuestro primer gran avistamiento, complejo y barroco tema de ominosos y largos instrumentales (aquel que inicia la canción y el que viene después del estribillo se llevan la palma). Teclado, bajo, guitarras y batería suenan con mucha más limpieza, orden y nitidez, incluso el vocalista Kertpanich ha adquirido un mayor dominio sobre su voz. En conjunto, consiguen atesorar uno de los temas más bellos del álbum, y en tan solo los primeros diez minutos del susodicho, de hora y cuarto que dura. En efecto, su duración será larga y extensa, por lo que la música habrá de ser escuchada con suma tranquilidad y permisividad.
Ojo, que no hay motivo para preocuparse, que la obra no se verá enturbiada por la pesadez en ningún momento a causa del cuidadísimo equilibrio que mantiene. Lejos de abusar del aplastante ritmo power metalero, el tercer track, The Dawn of Journey, un producto totalmente orquestal, nos envuelverá de manera sobrecogedora gracias a la dulce sinfonía, bañada por la calidez de la lluvia, que supone.

Prontamente, Territory of Memories (Atlantis) redoma el veloz Power progresivo y melódico, palpitando la virtuosa calidad de las melodías y armónicos, guitarrazos en calidad de riffs y arpegios de teclado, coronado, todo ello, por un lustroso estribillo.
Quede claro que, avanzado el meollo, será la quinta pista, Civilization, la mayor magnitud del CD, sin duda alguna. Y es que, nada más empezar aquel intro de orquesta y teclado, seguidos de la voz operística femenina, no nos queda otra que rendirnos ante la intimidatoria de esta efigie. Ya cuando prosiguen los punteos fantasiosos (reminiscencia total a Queen), toda la escena se convierte en una maravilla sin precedentes. Lo que más engrandece a este enorme tema (de unos grandilocuentes dieciséis minutos) es el hecho de que, sin contar el estribillo, no cuenta con ninguna línea, esquema o núcleo a seguir. En lo absoluto, todas sus subpartes mantienen un espíritu propio, siempre correspondiéndose los unos con los otros. Brutal obra maestra, con un par.

Continúa la navegación hasta llegar a las tierras aztecas de la mano de The Sun of Aztec, donde colosales melodías retrotraen, con hábil teatralidad, los misterios más profundos de esta interesante cultura precolonial.
No falta, por supuesto, el autoproclamado tema épico. Con una vestimenta similar a la doncella inglesa, Alexander the Great nos introduce a la vida y logros de Alejandro Magno, comenzando con una introducción de teclados imponentes y solemnes, que desencadenan toda una batalla campal, una donde las guitarras rugen, se inflama el doble pedal de Bookkie Phanrath, y Kertpanich, rugiendo cual feroz guerrero, urge a la ansia que solo la lucha a campo abierto genera. Ni Staropoli ni Turilli en sus años mozos, chaval.

Retorno a las culturas antiguas, esta vez las sombras se ciernen sobre Egipto. Lejos de lo que cabría esperar, Pyramids of Egipt no abandona en momento alguno la velocidad producida por la energía del bajo y el teclado. Nos encontramos ante un exponente de Power Neoclásico en estado puro, aunque tampoco deja de aprovechar la oportunidad de adquirir ese toque Heavy-místico de los Rainbow de Babylon, actante observable en el desgarrador estribillo. Es una buena mezcla de entidades la de esta canción, toda una genialidad.

Llegamos al final del viaje con Sailing Around the World, inmenso tema de trece minutos completamente instrumentales. Donde más se enriquece a este track es en toda la riqueza y heterogeneidad musical que contiene, desde los pasajes más melódicos, sinfónicos y barrocos, hasta otros que van desde el lado más furioso del Blues y el Jazz y, por último, alguno más rústico y arabesco. Este segundo episodio no podría tener mejor desenlace, y creo que, una vez más, me acabo quedando corto.

Episode II: Voyague Through the World of Fantasy es el ejemplo perfecto de cómo una banda de Power Metal ha de crecer y, sobre todo, y más importante, cómo adaptarse al mercado del Metal actual.
Y es que son bandas como Melodius Deite las que sujetarán los hilos del género en un futuro, tal vez no tan lejano. Música fresca, innovadora, con una propuesta diferente y una postura desafiante ante las barreras estaticistas, eso es lo que necesita el Metal en nuestro tiempo presente, y, en ese aspecto, estos tailandeses cumplen con su cometido, tanto como instrumentistas como compositores, excelsos en todos los sentidos.

Y ya es irreprochable, Melodius Deite ya están a la cabecera del Power Metal asiático, junto a Barque of Dante, Gaia Prelude y Galneryus. Desde Tailandia al resto del globo. Que la portada de este álbum (un cinco cuernos innegable) se haga realidad. Phanrath y los suyos se lo han ganado.

Viaje a través del mundo de la fantasía, desde la Tierra de los Hombres Libres. El Power Metal no dio a luz mejor trabajo que el que tenemos entre manos, y a la espera quedemos de que vuelvan a hacer quebrar las columnas del estilo con su tercer semejante. Una corazonada me dice que así será.
Qué bonito es tener fe en la música.

Ohm S. Dejkong / Bajo
Bookkie P. Phanrath / Batería
Oatdy P. Kertpanich / Guitarra
Biggie P. Phanrath / Guitarra, teclado
Ake N. Kertpanich / Voz

Sello
Avatarn Records