The Meads Of Asphodel - Running Out of Time Doing Nothing

Enviado por MetalPriest el Mié, 04/09/2019 - 18:23
4248

1. Bug Splat
2. I Am Oblivion, Deep Drenched in Forever
3. I'm Running Out of Time Doing Nothing
4. Black Is Black & White Is White
5. Cockroach Marionettes
6. I Stood Tiptoe, Reaching Up for Heaven
7. Like Blood Shaped Flakes of Snow
8. The Broken Wings of a Hud-Hud
9. Funeral Drums of Insomnia's Labyrinth
10. Recollections of a Hand Loom-Weaver
11. Souvenir of Death

Éramos pocos, pero los que éramos, esperábamos el nuevo álbum de The Meads Of Asphodel como agua de Mayo ¿Por qué? Porque cuando de black experimental o vanguardista se trata, no se puede hablar con total propiedad sin tener a estos británicos en cuenta.

The Meads Of Asphodel vienen siendo los Sigh de Reino Unido… bueno, de Europa, o incluso de Occidente. Son los más aventajados aprendices de Mirai Kawashima, los que mejores resultados tienen en materia de mezclas de estilos, atmósferas, composición y buen gusto. Su única diferencia clave: Que The Meads Of Asphodel tratan de sonar más oscuros y black que sus maestros nipones. Por todo esto, algunos de nosotros esperábamos lo nuevo de Metatron & company con cierta inquietud. Pero quede claro que más allá de etiquetas, sub-géneros y pedanterías lo importante realmente es LA MÚSICA. Y cuando hablo de música en mayúsculas, es por algo. Porque The Meads Of Asphodel no han hecho otra cosa sino madurar cada vez mejor hacia lo refinado en detrimento de lo cacharrero (sin jamás dejar de sonar herrumbrosos y polvorientos en la producción, elemento marca de la casa también).

Así pues, os presento el disco de la procrastinación: el Running Out Of Time Doing Nothing, de este 2019… el nuevo álbum de los de Hertfordshire y heredero de lo que se venía cociendo en Sonderkommando (2013). En estos últimos seis años, los Meads anduvieron sacando splits y mierdas a pequeña escala, sin dormirse en los laureles pero… sin demostrar su potencial a los más altos niveles. Es pues en los larga-duración donde esta gente demuestra volcar toda su inspiración y atrevimiento creando una amalgama de canciones (formadas de otras "canciones", sonidos y paridas varias) ¿Te va lo anti-melódico? ¿Te va lo experimental e impredecible? ¿Te gustan las composiciones estilo Sigh con mucha riqueza musical? Pues acompáñame en este nuevo viaje que nos brindan The Meads Of Asphodel. Túmbate en el sofá, mete la mano izquierda en la huevada (o chochada), masajea profusamente y dale al play. Vamos a “perder el tiempo” mientras el resto del mundo gira y “progresa” a su manera... pero os lo advierto: esto va a ser lectura algo pesada.

“Wake up you wankers
It's the end of the fucking world
Eat the shit of God!”

Así arranca el Running Out Of Time Doing Nothing, con Bug Splat. Los Meads echando el vuelo nada más comenzar y tratando de dar un tinte de holocausto nuclear o algo así. El comienzo ya es directo; cumple con las intenciones de enganchar y eso está bien. Pero The Meads Of Asphodel no se dedican realmente a eso, lo suyo es confundir e imbuir al oyente en un infierno sónico lleno de matices, y para eso tenemos la magnífica I Am Oblivion, Deep Drenched in Forever. No me digáis que tras escuchar con atención esta pieza no os enamora su versatilidad, belleza, sus vaivenes musicales y demás parafernalias. Tremenda. Destacaría sobre todo los pasajes más acústicos, que resultan de lo más bellos y casan a las mil maravillas con los momentos más black. I'm Running out of Time Doing Nothing va más directa vendiéndonos un estribillo pegadizo acompañado de un metal negro desternillante (videoclip incluído).

Al llegar Black Is Black & White Is White, nos topamos con una canción dura de cojones, que claramente nos habla de las desigualdades entre el primer y tercer mundo, entre los blancos y negros, y los cristianos de los países desarrollados frente a los de los subdesarrollados, haciendo especial alusión a los niños y las penalidades que sufren. En realidad todo el álbum parece muy orientado a los niños y a las injusticias que tienen que vivir inmerecidamente. Todo este discurso de Metatron aparece acompañado por el crudísimo black metal que la banda suele ejecuar, mestizado sobre todo con smooth jazz. Cockroach Marionettes sigue machacando sobre lo mierda que es la raza humana en general; muy al estilo musical de I Am Oblivion, Deep Drenched in Forever (lo cual es genial), y esto nos lleva al telediario tomado a coña de I Stood Tiptoe, Reaching up for Heaven. Es curiosa la facilidad con la que The Meads Of Asphodel retratan la apatía y cinismo que nos caracterizan como sociedad... por otro lado, esta I Stood Tiptoe, Reaching up for Heaven no resulta tan rica musiclamente como otras del álbum aunque sí que mantiene puro lo el contenido lírico del artefacto.

Like Blood Shaped Flakes of Snow es otro de los momentazos mágicos del Running Out Of Time Doing Nothing. Nada tiene desperdicio aquí. Batería, voces femeninas, bajo, teclados, piano, guitarras… es una pasada de pies a cabeza. Al llegar The Broken Wings of a Hud-Hud todo parece volverse más alegre e incluso luminoso. Resulta que caemos en un himno anti-religioso que sigue insistiendo en los mismos instintos auto-destructivos de nuestra especie. La exótica y mística Funeral Drums of Insomnia's Labyrinth ataca directamente contra el genocidio de los nativos americanos con una fuerza y pesadez stoner apabullantes. Es estimulante ver cómo The Meads Of Asphodel educan el oído a diferentes musicalidades ofreciendo contrastes tan evidentes entre un track y otro. En Recollections of a Hand Loom-Weaver, la banda quiere recordarnos un poco el folk/prog. británico de los años setenta pero sin permitirnos olvidar su core blacker de toda la vida. Un excelente homenaje a uno de los capítulos más inspirados de la música. Finalmente, Souvenir of Death cierra con el habitual eclecticismo de los Meads.

Ese es (a grandes rasgos) el contenido del Running Out Of Time Doing Nothing. Pero me gustaría añadir un par de cosas más. La primera es decir que el álbum es un conjunto entero. Puede que no sea un disco conceptual… tal vez, pero sí que es un trabajo que se debe escuchar de manera íntegra para entenderlo mejor. Es un álbum en el cual el black metal, el prog rock, el folk, el jazz e incluso el pop (¡!) se aúnan en una masa densa cargada de brillantez y genialidad. Y esa masa musical (la mayoría compuesta por James Tait)… se aúna además con las tremendas letras de Metatron, las cuales siguen ciñéndose en la muerte, el desprecio hacia las religiones abrahámicas, el odio, y la crueldad humana ¿Y sabéis qué? Todo esto casa de muerte. Yo quizá si hubiera sido un miembro de la banda habría tratado de hacer que se omitiese I Stood Tiptoe, Reaching up for Heaven del disco. Porque… aunque sea buena, marchosa y ayude a definir el concepto del álbum… no es menos cierto que “saca” un poco al oyente del Running Out Of Time Doing Nothing.

Este disco de la procrastinación es (al igual que los demás trabajos de The Meads Of Asphodel), una obra dura… complicada de asimilar. De esas que a veces frustran e “invitan” a ponerse otra cosa. Pero no os engañéis, amantes de lo extremo y ratote… esto es un discazo. Y es más: posiblemente sea de los puntos más accesibles dentro de la discografía de la banda, así que aprovechad y dadle cera, que The Meads Of Asphodel lo merecen.

Cuatro cuernos ENORMES. Otro 8,75 que se llevan los ingleses chungos estos… y con ganas me quedo de ponerles la quinta asta. Desde luego con este trabajo estaría justificado. Menudo trabajo se marcaron… 65 minutos de demencia controlada.

Metatron: voz y letras.
James Tait: guitarras, bajo, teclados, voz y composición (tracks 2-11).
André Kjelbergvik Thung: batería y percusión.

Músicos de Estudio:

Alan Davey: bajo (tracks 1, 3, 5 y 9).
Iain Smith: teclados en track 1 y composición en track 1.
Cristina Padavano: voz (tracks 7 y 11) y coros en track 8.
Will Banyard: voz (tracks 3 y 8) y violín (tracks 3, 7 y 8).
Christina Poupoutsi : voz (tracks 2 y 4).
Charlie Noakes: bajo en track 4.
Malcolm Tait: saxofón en track 10.
Steve Wallace: solo de guitarra en track 10.

Sello
Godreah Records