Mayhem - Live in Leipzig

Enviado por Hammer el Sáb, 31/10/2009 - 15:52
419

1. Deathcrush (04:37)
2. Necrolust (03:46)
3. Funeral Fog (06:31)
4. The Freezing Moon (07:05)
5. Carnage (04:06)
6. Buried By Time and Dust (05:29)
7. Pagan Fears (07:00)
8. Chainsaw Gutsfuck (05:07)
9. Pure Fucking Armageddon (03:10)

Sinceramente no hay una mejor forma de quedar plasmado en la historia musical que con un buen directo, las bandas hacen sus conciertos, impresionan en vivo, y por supuesto; satisfacen la necesidad de sus seguidores al seducirlos con un buen álbum en directo.

Tal vez esta forma sea, una manera sobria y elegante (pero a la vez salvaje y grandiosa, he ahí la ironía señores) de alcanzar la inmortalidad, y no podemos discutir ante un buen directo; conciertos grabados como Live After Dead de la doncella ó Alive! de Kiss, sencillamente son discos que lograron subir el nivel de tales agrupaciones. En el Metal extremo encontramos directos geniales también, de los que rescato sin pensarlo mucho Emperial Live Ceremony de Emperor y el genial Live Retaliation de Enslaved.

Pero sin duda alguna, existe un directo que marcó los movimientos musicales en Escandinavia, y por supuesto; todo el mundo metálico, estoy hablando del infame Live in Leipzig (grabado en 1990 pero editado en 1993, debido a los inconvenientes de la banda), de los innombrables, majestuosos y atrevidos Mayhem. No hay directo que encierre tanta agonía, gloria, miseria y muerte (literalmente hablando, de eso estoy muy seguro).

Para los conocedores del genero Live in Leipzig es toda una joya, un tesoro escondido ya que es una de las pocas publicaciones en las que “el alegre” Per Yngve Ohlin participa como voz principal. Pero para los que no están familiarizados con el género y la trascendencia que tiene Mayhem entonces este álbum en vivo simplemente les va a parecer un mal chiste, ya que su producción (joder, que exigente me he vuelto; hablando de producción para un álbum en vivo) no es para nada placentera, lejos está aquella producción que tiene De Mysteriis Dom Sathanas, aunque sucia y maligna es esencialmente una producción que humildemente se defiende. Pero no, este disco en vivo se escucha sucio, grotesco, sin editar, tan solo para que reconozcas la canción que esta interpretando la banda e intentes seguirle el paso sin perderte en ese maldito mar de distorsión.

En fin, no hay ningún directo en la actualidad que suene tan oscuro y macabro como suena este Live in Leipzig; pero antes de meterme de lleno en el espectáculo que estas bestias llamadas Mayhem vomitaron en Alemania, creo que es realmente necesario hablar un poco de la banda antes de este concierto, me parece justo mencionar un “par de aspectos históricos”.

Después de editar ese desagradable EP llamado Deathcrush en 1987, que a muchos nos gusta y no nos cuesta mucho aceptarlo, el grupo cambia su formación original ya que Maniac y Manheim dejan la banda, por motivos personales (por ahí dicen que al Maniaco lo echaron por consumir drogas y tener tendencias suicidas jejeje); así que de esta forma llegan al grupo dos personajes importantes en la historia del Black Metal:

El primero es el señor Jan Axel Blomberg, el pulpo blacker, uno de los mejores bateristas en el terreno del metal extremo y también uno de los miembros más “cuerdos” de la banda, siempre conocido por su sobrenombre Hellhammer, el martillo del infierno. El otro nuevo integrante del grupo es Per Yngve Ohlin, un joven sueco de 19 años que decide dejar su tierra natal para integrarse a Mayhem después de dejar su banda de Death Metal, Morbid.

Ohlin tenia su apodo, Dead, por su afición ya conocida por la muerte y cosas de ese estilo, este caballero renueva totalmente las liricas de Mayhem, ya que pasan de necrofilia y satanismo a temas un poco más profundos (es que cualquier cosa podría ser más profunda que la necrofilia) como la soledad, la muerte y cosas que realmente se vuelven complicadas para alguien que esté en su sano juicio. Todo esto para el nuevo disco de la banda, el inmortalmente maldito De Mysteriis Dom Sathanas.

De esta forma y como dice la historia; los miembros de la banda llegaron con sus instrumentos en tren hasta la ciudad germana de Leipzig. Hay una serie de mitos e historias acerca del concierto ofrecido en esta ciudad del este de Alemania, que mencionan desde las típicas cabezas de cerdo empaladas hasta el espectáculo de “vean cómo se corta su propia piel un sueco”, ejecutado felizmente por Dead, todo ello la noche del 26 de noviembre de 1990.

Así que los que estaban en primera fila, tal vez tuvieron la oportunidad de ser “bañados” por la sangre de esta enigmática personalidad, ¿Qué pensaran ahora esos afortunados asistentes al espectáculo?, no puedo responder esa pregunta pero seguramente dirán que fue una experiencia inolvidable, y no estoy hablando de la sangre, sino de la oportunidad de ver en vivo a uno de los cantantes más respetados en la historia del metal negro.

El ambiente sucio en el aire, con hedor a cerdo podrido e inmundicia se hacen presentes desde que decidimos reproducir la primera canción del álbum, la definitivamente pesada Deathcrush. Se escucha prácticamente la respiración, el ambiente denso, algunos gritos de los fanáticos y por su puesto los sonidos eléctricos de la guitarra de nuestro hacha principal, el difunto Euronymous. Pero sin preparación, Dead nos sorprende con un contundente “ONLY DEATH IS REAL”, que va seguido del ya conocido riff de Deathcrush, posiblemente uno de los pasajes más tétricos en guitarra. Esta versión de la canción lleva un ritmo un poco más lento pero mucha más maldad que la original. La batería de Hellhammer parece tener unos aspectos de mejora en comparación a la de Manheim que siempre me pareció que se perdía en los ritmos que ejecutaba. Como siempre Necro en el bajo es sobrio y contundente, nada más se les puede pedir.

Sin más demora, llega otro clásico de la banda, el ultra thrasher Necrolust, una muestra de la carnicería más burra de los Mayhem, esa introducción tétrica no es más que una pequeña dosis de maldad y oscuridad en comparación a la autentica guerra que se libera a partir del minuto exacto (1:00), el rápido Hellhammer juega con sus platillos y crea las reglas del juego junto a Euronymous para que Dead vomite los perversos versos de Necrolust; al final el difunto simplemente gruñe: Come on Leipzig!

¿Cómo olvidar esas letras del EP Deathcrush?, si si, esas que parecen letras de Death Metal o Grindcore, pero que al juntarlas con la cadavérica música de Mayhem, simplemente se vuelven liricas totalmente oscuras, tétricas; versos malditos que fueron escritos por gente que siempre he pensado que no estaban en sus cinco sentidos.

Pero aquí llega uno de los platos fuertes de la noche, la sangre corre y un trozo de ser humano se nos sirve en un mugriento plato, buen aperitivo para disfrutar la acción que contiene este poderoso directo. Después del natural ruido de un álbum en vivo, se escuchan los siete golpes en la batería que dan inicio a uno de los clásicos más importantes y trascendentes del Black Metal: si señores, es Funeral Fog.

Esa perfecta introducción nos introduce en el escenario del funeral, un funeral donde las almas perdidas han llegado, un lugar en los Cárpatos como lo dijo en una ocasión el mísero Dead. Aquel lugar está infestado por la niebla funeraria, y es precisamente lo que sentimos al escuchar la canción; sentimos el abrazo mortal de aquella neblina maldita. Riff tras riff pensamos en parar de escuchar, terminar con la tortura, pero no podemos, ya que es una canción hipnótica, diseñada para enloquecer y digna de admirar. Las oscuras voces de Dead, siempre cortante como una moto sierra, se nos presenta como una perfecta descripción de su mísera situación en el funeral en el medio de Transilvania. Gran trabajo el de Hellhammer y los demás muchachos, mostrándonos toda la brutalidad que no sale en un disco editado en estudio (aunque no sé si los primeros trabajos de Mayhem hayan sido editados en estudio, no entraré en detalles del porqué pienso esto).

Pero el momento más brutal de todo el espectáculo no ha llegado hasta este momento, sin preámbulo, sin editar y con toda la maldad que el señor Ohlin tenia en su descabellada mente, irrumpe en el club Eiskeller de Leipzig la voz más tétrica de todo el movimiento Black Metalero de la época. Dead exclama a viva voz la siguiente frase, seguramente los asistentes a esta directo nunca olvidaran este momento:

“When it’s cold
And when it’s dark
The Freezing Moon can obsess you…”

Señoras y señores, damas y caballeros, almas y espíritus presentes: El clásico de clásicos del Black Metal Noruego por excelencia ha empezado, la perfecta Freezing Moon, la Gélida Luna nos obsesionará a todos.

Tras la casi orgásmica exclamación de Dead, inicia The Freezing Moon (curiosamente en De Mysteriis Dom Sathanas, la palabra “The” fue eliminada del titulo de la canción, cosas de Blackers creo yo), su majestuosa y pausada introducción es la perfecta oportunidad para que Hellhammer haga unos cuantos cortes en sus tambores y le añada más técnica al asunto. Pero hacia (2:10) ya todo se vuelve una composición de Black Puro y duro, los versos clásicos de Ohlin son seguidos por la inquietante guitarra y bajo de Euro y Necro respectivamente, que ejecutan pasajes inquietantes en sus instrumentos. No hay momento más tétrico que la mitad de la canción, el intermedio siguiente es brutal, donde Dead vocifera sus penurias. Y como ya saben los más enterados del tema, en esta canción Euronymous ejecuta un solo de guitarra, nada del otro mundo, incluso suena un poco desafinado aquí en vivo, pero qué se le va a hacer, es el “demente malvado” que mejor toca la guitarra. Ya para terminar la canción, la caña se desata una vez más en nuestros tímpanos, y así termina la canción mimada de todo blacker.

Pero para estos maniacos no hay ningún descanso ni tiempo de calma, no señor. Sin más demora Pelle exclama con una relativamente limpia voz:

“Are you Dead? Huh?
Carnage!”

Dicha exclamación es la introducción a una de las canciones que fueron parte del Demo Pure Fucking Armageddon, editado por allá en 1986, épocas en las que aun estaba muy lejos la quema de iglesias, los problemas legales y la tragedia. En fin, Carnage hace parte de la primera etapa de la banda, esa etapa marcada por los únicos tres miembros de la banda en ese entonces: Aarseth, Manheim y Jørn. Pero eso no le resta la brutalidad a la canción, para nada es una canción mala, es un temazo, directo y rápido en todo momento, ahora deliciosamente ejecutado por la batería de Hellhammer y las voces del “transilvanico” Dead. La estructura de Carnage siempre me pareció que tenia influencias de Slayer, ó en todo caso influencia del thrash ochentero, con solos rapidos, repartidos a lo largo de la canción, riffs elaborados, cortes, interludios, batería clásica (caja, bombo, caja, bombo), una composición muy thrasher, si señor, pero cantada por la desgarradora voz de Pelle.

Despues del ultra trasher Carnage, sigue una de las canciones que ya hacen parte del Black Metal puro, no hablo si no de Buried By Time and Dust, una de las composiciones más brutales de Mayhem, escrita por Dead.

Dead introduce la canción y después Euronymous empieza con la carnicería, su riff suena realmente silenciosa y luego de un par de pasajes, el volumen se normaliza y empieza totalmente la canción. No puedo olvidar la veloz batería de Hellhammer que logra una perfecta sincronización entre platillos, caja, bombo, pensamientos, todo. Los riffs suenan realmente antiguos como lo que nos cuenta Dead en la letra de esta canción. Para terminar este clásico solo digo que es levemente diferente al que apareció en la versión de estudio cuatro años después, pero sin duda sigue siendo un gran tema.

Las cuerdas nos anuncian junto al conteo de los platillos que ya ha llegado otro clásico del Metal Extremo, es la casi progresiva Pagan Fears. Que empieza con su temible riff, un riff que no tiene cabida en el mundo actual, sino que parece salido de algún aquelarre, por allá en la amada Transilvania. La cortante introducción de la canción es toda una preparación para lo que se viene después, un riff totalmente descabellado nos introduce al tema definitivamente hacia el minuto y medio. Todos callan y posteriormente Hellhammer y los demás arremeten con furia en sus instrumentos, sin piedad con nadie en el recinto. Dead empieza a vociferar sus agónicos versos, y así sigue la canción hasta el tétrico y diabólico desenlace, macabros pasajes se cargo Euronymous en sus 6 cuerdas, joder.

Desde que escuché Chainsaw Gutsfuck, pensé desde el primer instante de la canción, que lo que sonaba al comienzo era el bajo de Necrobutcher. Pero al escuchar la versión que interpreta la banda en Leipzig, ya he empezado a dudarlo. ¿Es posible que un bajo suene tan horriblemente distorsionado?, eso se lo dejo a los conocedores de las 4 cuerdas, hasta el día que me respondan seguiré creyendo que los primeros pasajes de Chainsaw Gutsfuck son ejecutados por Necro.

En definitivo, después de esa intro en bajo (ó guitarra), el tema se va formando, Hellhammer empieza a hacer de las suyas y se da vida a uno de mis temas favoritos de Mayhem. La letra como les comenté en alguna ocasión, no es la gran cosa, es totalmente fuerte y muy censurable, pero cantada por Dead no importa, ya que incluso si canta el Happy Birthday, seria una experiencia totalmente diabólica. El ritmo lento de la canción es genial para calmarse después de todo ese bombardeo de temas rápidos y furiosos que reguardaban a este. Pero como ya sabemos, depues de la mitad de la canción hay un pasaje corto pero totalmente caótico, donde Euro ejecuta un ruido/solo que sorprende si no estas preparado. Así que después, la canción termina deliciosamente, Chaisaw Gutsfuck ha vuelto a su tumba.

Ahora si viene una masacre, el apocalipsis ha llegado, y qué mejor manera de decirlo que con las palabras del difunto Ohlin:

“Come On…
Join Us…
Pure Fucking Armageddon!”

La brutalidad, la muerte, la violencia y los hijos de Satanás se han unido para escribir esta dura composición, Pure Fucking Armageddon no es un clásico pero para mí siempre ha sido una canción que vale mucho la pena. Desde el inicio pasando por sus geniales riffs, la batería infame de Hellhammer y por supuesto los berridos morbosos de Pelle que nos describe en pocas palabras lo que es un infierno, el puto puro armageddon señores, así de sencilla es la cosa.

La canción no termina aun, pero Euronymous no queda satisfecho y desea regalarle a la audiencia un poco de su versatilidad y virtuosismo, unos solos para nada elaborados, improvisación del maniaco. Finalmente Dead vocifera las últimas palabras, un simple Pure Fucking Armageddon es suficiente, nada de Gracias al publico, ya que el disco claramente ya se ha terminado, y de qué forma señores.

Live in Leipzig es totalmente un disco en vivo, sin retoques ni arreglos, como salió en el concierto salió en el disco, la portada en la que aparece el joven Dead con un candelabro en la oscuridad es también una imagen que marcó a las bandas de Black posteriores (vean a Transilvanian Hunger por ejemplo).

Le otorgo cuatro cuernos y puedo ser un poco duro, pero tengo que decir que los cinco cuernos solo serian justos si el disco no tuviera esa producción tan limitada y sucia, y otro aspecto que no puede ser tan relevante pero que tengo que mencionar de todos modos; La duración del concierto fue muy corta, tan solo 46 minutos no valen la pena para una banda del calibre de Mayhem, que para ese entonces tenían - diría yo - casi el 100% de las canciones de De Mysteriis Dom Sathanas ya ensayadas y listas para ser tocadas. Clásicos como Cursed in Eternity, la grandiosisima From the Dark Past, y por supuesto la canción homónima De Mysteriis Dom Sathanas que cantada por Dead habría sido totalmente brutal y salvaje (Life Eternal se encontraba en la mente de Dead por aquel entonces). En fin, este es un disco que solo lo disfrutaran los fanáticos más tenaces de la banda ya que para algunos solo les parecerá como dije al inicio, un mal chiste.

Ya para terminar lo único que debo decir es (perdonad el atrevimiento):

¡Feliz Noche de Brujas Per Yngve Ohlin…!, paz en tu tumba.

Per Yngve "Pelle" Ohlin (Dead): Voz
Øystein Aarseth (Euronymous): Guitarra
Jørn Stubberud (Necrobutcher): Bajo
Jan Axel Blomberg (Hellhammer): Batería

Sello
Obscure Plasma Records