Marilyn Manson - Heaven Upside Down

Enviado por Dr.Hollywood el Lun, 09/10/2017 - 18:39
348

1. Revelation #12 4:42
2. Tattooed in Reverse 4:24
3. WE KNOW WHERE YOU FUCKING LIVE 4:32
4. SAY10 4:18
5. KILL4ME 3:59
6. Saturnalia 7:59
7. JE$U$ CRI$I$ 3:59
8. Blood Honey 4:10
9. Heaven Upside Down 4:49
10.Threats of Romance 4:37

Muchos somos los que tememos el resultado cuando un artista nos da pistas sobre por dónde irán los tiros en su próximo trabajo. Si bien se suele celebrar unánimemente la idea de “regreso a los orígenes”, con Manson hace tiempo que dicha idea dejó de funcionar. Intentos forzados y pocas ganas nos dejaron pensando entre Eat Me Drink Me y Born Villain si verdaderamente el artífice de la banda seguía siquiera siendo el mismo hombre que nos trajo una de las trilogías más interesantes del Rock Moderno a finales de los 90. Al comprobar con los años con cierta sorpresa que Manson suena fresco cuando deja de serlo, The Pale Emperor dio vida hace solo 2 años a un artista con nuevo carisma bajo la misma firma de siempre, pero a través de nuevas fuentes y direcciones menos predecibles que beneficiaron enormemente a un icono muy necesitado musicalmente de gracia independientemente de la estética del producto que ofreciera. Mucho más acorde a los medios y aspiraciones que se le presuponen a alguien maduro que no sabe ser quién era, The Pale Emperor vino arriesgando y creó interés, peligro, expectativa, un punto de inflexión para un Brian Warner que podía ser fuerte sin hacer demasiado ruido y liberarse de antiguos fracasos y obligaciones innecesarias con un legado que, hoy día, está mejor aparcado. ¿Y por qué volver ahora? Muy seguramente, este Heaven Upside Down sea la enésima ocasión dónde nos venda Antichrist Superstar otra vez más con el matiz de cruzarlo (genéticamente mejor, eso sí) con Mechanical Animals y The Golden Age of Grotesque.

¿Cae víctima este nuevo trabajo de expectativas desfasadas o irrealistas? En realidad no. Por un lado, que nadie se sorprenda si esto no iba a ser de ninguna forma Antichrist Superstar 3.5. Por otra parte, demostrando nulo sonrojo por inspirarse en trabajos controvertidos como lo fue el poderoso si bien denostado The Golden Age of Grotesque, Manson logra imprimir esa dosis de rabia sin caer fulminado en el momento de rozar cotas inalcanzables de intensidad como las de hace 20 años. Y, para acabar, que Heaven Upside Down afortunadamente no es un abandono por completo de The Pale Emperor y termina siendo lo suficientemente inteligente como para saber echar la vista atrás a la astucia de éste, donde se retoman con gran acierto dosis de Blues, limpieza, mesura y equilibrio que casan perfectamente con el Glam Rock del pulcro Mechanical Animals. Así pues, como tal, personalidad propia no posee ninguna en ningún momento y, quizá, su mayor pecado sea cerrar puertas a demasiadas ideas demasiado pronto para acabar bebiendo de un pasado que no se necesitaba revivir.

Como ejercicio de nostalgia, Heaven Upside Down plantea “WE KNOW WHERE YOU FUCKING LIVE” como grito de guerra algo cliché y, a pesar de su compresión brutal, el despliegue de medios solo evidencia una paleta de sonidos correcta con una interpretación decente y, por extensión, es la tónica general que encontraremos en el trabajo. “Revelation #12” padece del mismo síndrome, evidenciando atención al detalle en sus arreglos más industriales y a la estridencia, pero con ideas justas como para seguir en el saco de lo “aceptable”. Pero no se engañen, Heaven Upside Down no es un festival de bostezos y, de hecho, posee ingredientes que delatan el verdadero fuerte de Manson. Hay momentos donde las reacciones son encontradas en “Say10”, combinando electrónica más minimalista y Rock sabor made in “Holy Wood” que a más de uno le traerá algún recuerdo grato. Otros momentos de sobresaliente vienen a estar entroncados por la dupla “Blood Honey” & “Heaven Upside Down”, balada sintética y tema rock donde les puedo garantizar que no se despegarán mentalmente de la icónica portada andrógina del Mechanical Animals mientras la escuchan, por no mencionar ese plus que aporta el grado de disfrute palpable de Brian Warner durante su transcurso, el cual ha demostrado moverse por estos terrenos formidablemente. Prueba de lo anterior podría ser, en suma, la pantanosa "Threats of Romance", de piano exhuberante, ecléctica y altamente impregnada por ese aire de barra americana bluesy años 30 que tan bien cierra el plástico. Pero no todo es fijarse en Bowie (que hasta la portada me hizo pensar en el más angelical “Heroes”), “Tattoed In Reverse” podría venir claramente de The Pale Emperor con aires más malrolleros y guiños al Blues Electrónico que no dejan en mal lugar al Reverendo amén del tonteo con el Rap. Incluso la pegajosa y poppy “Kill4 Me” recuerda a “Third Day of A Seven Day Binge” sin ese halo de tristeza, aunque con espíritu autoplagiador más que explícito con la excepción de que no es la primera vez que lo oyes. Quizá el corte más extraño sea esa suerte de Post-Punk electrónica inusual a la “Bela Lugosi’s Dead” de Bauhaus en “Saturnalia”, que en ningún momento flaquea pese a su abrumadora duración. De digestión algo más pesada vendría “Je$us Cri$i$”, de riffs menos creativos cuyos encantos se revelan al par de escuchas por su clímax en su tramo final (véase “The Fall of Adam” en Holy Wood) y no al principio, estando de acuerdo con aquellos que también convengan que el tema en sí justifica jamás su duración o existencia.

Síntoma de inseguridad o testarudez, Heaven Upside Down acaba siendo un disco mucho más deudor de su buen hacer que de influencias más manidas que no movilizan ya a nadie. ¿Hace de ello un mal disco? Por si no se hizo obvio, se trata de un álbum terriblemente entretenido de escuchar y reescribe airosamente en tan solo 10 temas una época que no llegó a cuajar ni con 3 discos a lo largo de casi 1 década. Más oscuro, ruidoso, pero ante todo, electrónico y ameno, Heaven Upside Down es una rúbrica clara que confirma la racha positiva de álbumes que lleva el Reverendo a costa de haber descartado prematuramente nuevos rumbos. Estando considerablemente por debajo de The Pale Emperor, los eventos que han lastrado el álbum como infinitos retrasos, el fallecimiento del padre de Brian Warner, problemas de copyright y un tracklist a medio cocinar al poco de lanzarse inicialmente, demuestran una vez repasado el álbum que al final de la película el diablo sabe más por viejo que por diablo. Aunque el último mesías del Rock ya ni decepcione sino que resulte indiferente es de celebrar que, sin necesidad alguna de seguir haciendo más, sus esfuerzos vayan a parar a alguna parte aunque esta solo aspire a detenerse a escuchar el invento por pura curiosidad o acabe por hacernos repasar el último disco que verdaderamente nos enamoró del Reverendo.

Un 7 algo ajustado, 3 cuernos al cambio.

Dr.Hollywood

Marilyn Manson – vocales
Tyler Bates – instrumentación, ingeniería, producción y mezcla
Gil Sharone – Batería

Sello
Loma Vista Recordings