Marea - Pabellón Santiago Martín, Tenerife (02/11/2019)

Enviado por Dieguitoacdc el Vie, 22/11/2019 - 10:29
1838

1. En las encías
2. El temblor
3. La noche de Viernes Santo
4. Mierda y cuchara
5. Muchas lanzas
6. Manuela canta saetas
7. Corazón de mimbre
8. Mil quilates
9. Que se joda el viento
10. Un hierro sin domar
11. Pecadores
12.Trasegando
13. Jindama
14. Pájaros viejos
15. En tu agujero
16. La luna me sabe a poco
17. Ocho mares
18. La rueca
19. Romance de José Etxailarena
20. Como los trileros
21. Bienvenido al secadero
22. Dulce castigo (Los Suaves cover)
23. Preparados para el rock and roll (Los Suaves cover)
24. El perro verde
25. Marea

Gusten más o menos, si se presenta la oportunidad de poder ver a los Marea es pecado no aceptarla ya que, al fin y al cabo, nunca se sabe cuándo pondrán punto y final a su longeva carrera. Estos deudores de Rosendo y bandas como Leño, Los Suaves o Extremoduro emprendieron hace unos meses una gira extensa a lo largo de la geografía española (y también fuera de la misma) para presentar su nuevo álbum, titulado “El Azogue”, el cual ha recibido grandes críticas y valoraciones, así como para reencontrarse con la gran legión de fans que tienen repartida por toda España y que tantos años habían aguardado a su vuelta.

Nadie puede negar el fenómeno de Marea en las dos últimas décadas. Sus discos, con más o menos variedad compositiva y con un envidiable contenido poético, por no hablar de sus enérgicos directos, los han convertido en auténticos referentes del Rock español del Siglo XXI.

Poco después de que el reloj marcara las ocho de la noche, saltaron al escenario Los Ratas, una veterana banda local que, tras varias décadas de carrera, pudieron abrir para los Marea firmando una actuación más que convincente. Pocos minutos después de las nueve el Pabellón Santiago Martín se quedaría a oscuras para recibir a los de Berriozar por todo lo alto gracias a una interpretación sublime de “En Las Encías” y, justo a continuación, de “El Temblor”, dos de los temas insigne de su último álbum de estudio. Kutxi Romero se mostró realmente bien sobre las tablas desde el primer momento, manteniendo su rasgada voz en perfectas condiciones durante las más de dos horas de show, algo que, según he podido comprobar en vídeos de anteriores giras, no siempre ha sucedido. Y, como siempre suele suceder, el vocalista estuvo de buen humor con el público, permitiéndose chistes de todo tipo que amenizaban la velada. Tras el grandullón estaban ya desplegados por el escenario ese tándem de guitarras tan efectivo que conforman Kolibrí y César, así como un gran “Piñas” (el Frank Bello español) y Alen (conciertazo de este último tras la batería).

El recital continuó con otros dos temas destacables de su nuevo álbum como “La Noche de Viernes Santo” y “Muchas Lanzas” antes de que la audiencia terminara de entrar en calor con el primer “clásico de siempre” de la noche: “Manuela Canta Saetas”. Una interpretación en vivo de este hit del “Besos de Perro” maravillosa.

“Corazón de Mimbre”, uno de los mejores temas de aquel inolvidable “Revolcón”, cautivó a los presentes para volver a zarandearlos poco después con “Mil Quilates”, tema en el que, para nuestra sorpresa, Kutxi interpretó imitando en varias estrofas al bueno de Evaristo (La Polla Records), quien colaboró en dicha canción de Los Marea.

Tras un enérgico “Que Se Joda El Viento” (tema coreado por todo el pabellón al unísono) y “Un Hierro Sin Domar” fue el turno de recibir la bendición de Eduardo Beaumont, mejor conocido como “El Piñas”, quien se metió al público en el bolsillo cantando dos canciones de primera categoría como “Pecadores” y “Trasegando”. Aprovecho aquí para reivindicar la infravalorada voz de este espectacular músico.

Kutxi volvió a tomar los mandos en el micrófono para uno de los mejores números de la noche y de “El Azogue”. “Jindama”, canción que fue presentada como tercer single debido a su éxito instantáneo, sonó como un nuevo clásico del quinteto navarro. Temazo que he de reconocer que terminó de quebrarme la voz para el resto de velada. Después fue el turno de la bella “Pájaros Viejos”, canción que Romero dedicó al padre de Kolibrí, quien fuera uno de los principales responsables del crecimiento del grupo.

Tras “En Tu Agujero”, un tema que en su versión original contó con la colaboración de Robe Iniesta, la banda dio la sorpresa marcándose una flipante interpretación de “La Luna Me Sabe A Poco”, clásico de este conjunto que, extrañamente, no fue interpretado en parte de la gira. “Ocho Mares” y una doble ración de clásicos conformada por “La Rueca” (otro de los mejores momentos de la noche) y el “Romance de José Etxailarena” dieron paso al inicio de la recta final a través de “Como Los Trileros”, “Bienvenido Al Secadero” y dos versiones bastante logradas de Los Suaves (“Dulce Castigo” y “Preparados Para El Rock ‘N’ Roll”). Finalmente, la velada terminó por todo lo alto con “El Perro Verde” y, por supuestísimo, con “Marea”, ese himno atemporal del grupo que, para más emoción, contó con la aparición estelar de Ibai, miembro de Motxila 21, el proyecto creado por Kutxi y El Drogas para introducir a personas con Síndrome de Down en la música. Un final a la altura de los de Berriozar. Conciertazo de los Marea.

Kutxi Romero: Voz
Eduardo "Piñas" Beaumont: Bajo
Kolibrí: Guitarra
César Ramallo: Guitarra
Alen Ayerdi: Batería