Mania - Changing Times

Enviado por stalker213 el Mié, 26/06/2013 - 23:18
2975

1. Prelude (1:00)
2. The Expulsion (3:53)
3. Turn Towards the Light (3:10)
4. No Way Back (5:07)
5. Be Strong (2:52)
6. To the End of the World (3:43)
7. The Vision (3:39)
8. Gambler (3:00)
9. We Don't Need A War (3:01)
10. Violent Time (3:23)

Últimamente, vengo desarrollando una furibunda aversión contra algo que definitivamente me hace revolver las jodidas tripas, y a buen seguro que más de uno se ha dado cuento de ello. Quiero decir: ¿Qué puto sentido de mierda tiene hacer un disco de setenta minutos? ¡O tan siquiera de sesenta o cincuenta! ¿Por qué coño no sacan dos de treinta y cinco? Aunque oye tú, con lo que sea, que lo que yo vengo a reivindicar con trabajos como éste tremendo ‘Changing Times’, por cuenta de los hamburgueses MANIA, es aquél arquetípico disco de los 80’s que, además de ofrecerte una calidad media-alta incuestionable, venía a regalarte al punto no más de tres cuartos en los que raramente asomaban su marrón chistera esos tan habituales cagarros que infestan la música de hoy; Porque coño, lo he repetido no sé cuántas veces, pero hoy lo vuelvo a soltar, porque sino reviento: Un disco perfecto suele cargar de treinta y cinco a cuarenta minutos, y más, o está ya de sobra o es el regalo incalculable que únicamente pudieron permitirse a veces JUDAS o MAIDEN. ¿Alguien se imagina un ‘Reign In Blood ’ de sesenta y pico minutos? Pues lo mismo sí, pero yo ni hago el esfuerzo.

Y precisamente en ese sentido, tenemos hoy aquí el único LP de una magnífica banda de Power Alemán que sin duda mereció muchísimo más; Aunque la historia no es necesario repetirla, porque ya todos la conocemos. No obstante, nada ni nadie va a impedirnos en el día de hoy que nos congreguemos con el que sin la menor duda ha sido uno de los más lujosos y dignos herederos de la interminable saga de hijos bastardos del ya bíblico ‘Keeper of the Seven Keys’; Y es que aquí tenemos todos los ingredientes a los cuales responde un rico y suculento “sereno”, mamonazos.

Alemanes para empezar. ¡Hala! Y de Hamburgo, ya para terminar de rematarlo ¡Kaboooum! Aunque ojo, que sin unos buenos mimbres y esas cositas que tú y yo sabemos, condimentan a un buen ‘Keeperazo’ no hay absolutamente nada que hacer; Aunque hoy no va a ser el día en que erremos el tiro, macaco. ¡Venga ya! ¿No nos dieron ya entonces una ‘Initiation’? ¿No nos dieron más tarde también una ‘Invitation’? ¡Pues venga! Pa’ adelante que nos vamos con el ‘Prelude’. Esto es una jodida fotocopia, aunque bien centradica y sin la menor mácula que obstruya ver bien al frente la calidad, antes ninguna otra cosa. Porque ‘The Expulsion’ será lo que quien sea quiera, pero además de eso, también un temazo. Onda ‘Keeperiana’ de esa de quemar las naves, aunque es meridiano el cómo las tuberías de Klauke andan más por la senda de Don Kai, antes que no por la de Don Kiske. ¡Hola Don Pepito, Hola Don José! ¡Toma! ¿No querías jodidas cabalgadas? Pues atiende, cuco, que las que lleva a cuestas la movida no son para dejárselas pasar. Como tampoco recomiendo a nadie el no prestar sus oídos a la automáticamente triunfante ‘Turn Towards The Light’, con unas ínfulas y una pompita helloweeneanas que quitan el jodido hipo en seco, oye.

‘No Way Back’ es el momento infaltable de baladita y pantalón de pijama que cruje más de la cuenta. Ñoño, sí. Rococó, también. Aunque la calidad y la clase se le suponen, justo lo mismo como con ‘A Tale That Wasn’t Right’ ¡Aunque esta sí fue “right”, os digo! Con su glasse y sus guinditas, joder. Aunque la compro sin más. Eso sí, cuando a mí MANIA me pillan de la bolsa sin remedio es cuando se suben a lomos del águila gigante con la que vuelan alto y te propinan un cerrojazo entre las cejas como ‘Be Strong’, trepidante ella y poseedora de un arsenal de riffs y líneas de bajo desafiantes que más de uno hubiera querido para sí. El parecido con GAMMA RAY es cuanto menos razonable, aunque no creo que aquellos hubieran parido jamás nada mejor que este ‘Changing Times’, si bien ‘Land of the Free’ alcanza en ocasiones unas cotas y un nivelón que incitan a llorar como un auténtico hijo de puta. ¡Y ni lo dudes, pollo! Esos coritos son rollo “vamos a salvar juntos al mundo” y lo demás chuminadas de tres al cuarto.

‘The Vision’ no se desvía de la propuesta por ni tan solo un gitano segundo. Hoy vuela alto con tu Eurometal, muchacho, y discos como éste que hoy te traigo así lo atestiguan, pájaro. Guitarrazas marca de la casa por cuenta del Combo Bendixen & Nottelmann; Y por si alguien todavía lo dudaba, aquí despejo cualquier confusión: MANIA ¡Fuisteis bandaza! Y ‘Changing Times’ ¡Eres Discazo! Y coño ¿Por qué no también? ‘Gambler’ eres temazo, aunque empieces tranquilita y te hagas la interesante, pero no veas como funden las guitarras con las que te arrancas en (00:30). Y es que funcionando así no falla ni mi abuela, colega. Grandes solos los implementados en su sección intermedia, y ni qué decir tiene: Klauke volviendo a liarla Emilia “Parda” Bazán (que no BANZAI) durante todos y cada uno de los segundos en los que abre la jodida bocota.

‘We Don't Need War’, a su vez, responde en la calidad de pacífico canto a la paz que ya antes nos ofreciera la mítica ‘How Many Tears’, evocando unas letras tan cutres como inocentonas, aunque no veas tú cómo vuela la bellaca. Más coritos de campeonatos con los que avivar el fuego ¡Hala! Karate a muerte en Torremolinos entre las masivas cuerdas de Mackel y los parches atómicos de Haubel. Y duelo en la cumbre por ver cuál de los dos hachas engrosa más el paquete de la parroquia, pero que nadie se preocupe más de lo necesario, porque todos ellos luchan united para que el único vencedor del invento termine siendo ‘Changing Times’; Que por cierto, tiene una portadaza de aúpa, y además con su concepto bien pergeñado.

‘Violent Time’ cierra la mandanga, y esto lo tenemos todos muy claro: Nadie nos ha intentado tangar hoy, punto número uno. Y dos: La altura a la que hemos volado hoy ha sido magna, amigo. ¡Más madera! ¡Más riffs! ¡Mierdas ni una sola! ¿Y qué te llevas al morral hoy, comadreja? Pues un pepo de los que hacen afición, oye. Pack de lo más completo si andas ya saturado de tus ‘Keepers’ y sus mil y un sucedáneos. Porque sí, éste es UNO más, aunque no OTRO más ¿Sabes? Si querías acabar de apuntillar tu colección de jugoso Eurometal, éste no puede faltar.

Soberbio álbum, petado de calidad y épica. Ni se discute. Discazo.

Valoración: 8.7

Chris Klauke: Voz
Thies Bendixen: Guitarra
Frank Nottelmann: Guitarra
Didy Mackel: Bajo
Rainer Heubel: Percusiones

Sello
Noise