Magnum - On a Storyteller's Night

Enviado por Rob Jalford el Mié, 09/02/2011 - 18:10
312

1.How Far Jerusalem
2.Just like an Arrow
3.On a Storyteller's Night
4.Before First Light
5.Les Mort Dansant
6.Endless Love
7.Two Hearts
8.Steal Your Heart
9.All England’s Eyes
10.The Last Dance

Clint Eastwood estará contento sabiendo que el arma reglamentaria de su personaje Harry El Sucio tiene un grupo británico con ese nombre, Magnum. Aun recuerdo la escena del tiroteo en la que herido el ladrón, hay un monólogo brutal, de los mejores del cine policiaco (junto con el de Robert de Niro frente al espejo en Taxi Driver) en el cual Clint le pregunta si había disparado o no todas sus balas y desafiante le suelta “alégrame el día”, el resto ya lo sabréis los cinéfalos.

Bueno, perdonad este guiño cinéfilo a colación del nombre del grupo que os traigo hoy, los excelentes Magnum. Esta banda formada por el guitarrista Tony Clarkin y el cantante Bob Catley lleva mas de treinta años rulando en nuestro mundillo, su primer disco data de 1978 “Kingdom of Madness”. El disco que hoy nos ocupa es de 1985 y viene tras el reconocido “Chase the Dragon” (1982) en el cual ya venían algunas buenas canciones.

El estilo de Magnum es un Hard AOR con toques épicos y de gran melodía, donde destaca la agradable voz de Catley y las guitarras exquisitas de Clarkin, un músico que desprende clase y buen hacer por los cuatro costados. Los teclados también tienen especial protagonismo en las composiciones, a veces acompañando el estribillo, otras creando atmósfera, dando mayor majestuosidad a su música, aquí Mark Stanway hace un trabajo sobresaliente.

Para mi, este es el mejor disco de la banda, diez temas sin desperdicio, donde tal vez la menos redonda sea Steal Your Heart que la veo muy típica y sencilla, con menos magia que otras del lote.

Los mejores años creativos de Mágnum se sitúan desde 1985 a 1988 con la creación de este disco, del “Vigilante” (1986, producido por Roger Taylor de Queen) y de “Wings of Heaven” (este ya algo menos redondo, mas repetitivo). Sin duda si os gusta el rock melódico debeís haceros con esa trilogía, disfrutareis como enanos viendo “El señor de los anillos”.

Dentro de las canciones épicas y con deje celta podemos disfrutar de la que abre So far Jerusalem temazo cojonudo que muestra todo el potencial del combo, en ocasiones rozando el sinfonísmo, ojo aquí al gran riff de Tony y el puente tan conseguido con las dobles voces que desemboca en un estribillo poderoso y señorial.
También esa onda lleva el tema título donde consiguen atraparnos con esas melodías guapas y diferentes, estos tíos tienen la calidad de Journey, Toto, Survivor o Foreigner pero además suenan muy personales, por eso son tan buenos, tienen su propio sello.

Hablando de Toto, el corte Before First Light me recuerda mucho en su guitarreo principal a otro tema de los de Lukather. En esta el puente es pura crema, Bob nos cautiva con su voz y Tony muestra sus habilidades en las seis cuerdas, el feeling es una de sus armas y no la esconde, como Harry el sucio,jeje..

El primer tema que escuché del grupo fue en un recopilatorio, al oír Just Like an Arrow sentí que el AOR con fuerza iba a ser de mis estilos favoritos en nuestro rollo, un cantante dotado de voz privilegiada, unos buenos coros, arreglos elegantes, unas guitarras presentes, solos brillantes, el rock puede ser bonito, sin duda y este tema lo confirma. Excelente composición, que me sigue entusiasmando 26 años después de su edición, todo un hit y de las mas rockeras del disco.

Les Morts Dansant comienza con cuerpo de balada y va subiendo en intensidad, dándonos unas agradables sensaciones y mostrando toda la maestría del grupo. Un pelotazo que te deja atrapado a la silla, esa grandilocuencia épica propia del grupo no es moco de pavo, os lo aseguro. Temazo para enmarcar donde Bob se sale del mapa.

Llega el turno de Endless Love, de las mejores del lote y de la carrera de Magnum, un medio tiempo con garra que cuenta con uno de los mejores estribillos que un servidor ha escuchado en este estilo. Un coro que te atrapa sin remedio y un teclado poderoso que marca el tempo como un reloj, dando volumen y empaque al asunto. Atención al cambio de ritmo a mitad, esto es música de nivel, amigos.

Belleza y buen rollito nos trae Two Hearts, otra agradable muestra de lo que los británicos pueden regalarnos, el teclado en esta ocasión es mas típico pero igual de efectivo. El punteo de Tony sube la nota final del corte, que se cierra con brillantes juegos vocales de Bob.

De las mas heavys y completas de “On a Storyteller’s Night” aparece como águila imperial la apasionante All England’s Eyes, para la cual solo tengo que quitarme el sombrero. Gran guitarreo, batería con detalles y unas teclas intensas en su estribillo de máxima cuernitis. De nuevo la parte intermedia deja detalles importantes de Mark Stanway en teclados. Otro temazo para añadir a la lista y van…

Cierran el disco con la balada exquisita The Last Dance, el piano nos lleva por un mar de sensaciones elegantemente arropadas por las voces, aquí el jefe del cotarro es Catley, ¡¡que voz mas bonita tiene el pájaro!!. Notable cierre para un disco casi perfecto, que además lleva una portada impresionante, de las mejores que he visto nunca, un cover art de palotismo total, cortesía de Rodney Matthews.

Aquí tengo mis cinco cuernos para dárselos a Magnum, por este pedazo de disco, para mi de los mejores en su estilo y el mas completo del grupo. 9 Jalfords de puro oro con diamantes hecho música. No os lo perdaís, amantes de los sonidos suaves o de la música bien hecha en general.

Tony Clarkin: Guitarras
Bob Catley: Vocales
Wally Lowe: Bajo
Mark Stanway: Teclados
Jim Simpson: Batería

Sello
Polygram