The Lord Weird Slough Feg - Traveller

Enviado por el richard de … el Jue, 25/03/2021 - 17:14
4542

1. The Spinward Marches
2. High Passage/Low Passage
3. Asteroid Belts
4. Professor's Theme
5. Vargr Moon
6. Vargr Theme/Confrontation (Genetic Prophesy)
7. Baltech's Lament
8. Gene-Ocide
9. Curse of Humaniti
10. The Final Gambit
12. The Spinward Marches (Return)
13. Addendum Galactus

Disco Completo

The Lord Weird Slough Feg (que más tarde reducirían su nombre a tan solo Slough Feg) son uno de esos grupos que no tienen muchos seguidores, pero cuya escasa base de fans es de las más leales e incluso pesadas que hay. Y es que recuerdo que antes de darles una oportunidad siempre tenía al típico par de conocidos que estaban venga a dar la tabarra con ellos, poniéndome la cabeza hecha un bombo con que eran uno de los mejores grupos de heavy metal moderno y que tenía que escucharlos sí o sí. Y yo siempre me preguntaba cómo era posible que esas dos personas estuvieran tan obsesionados con ellos y después parecía que nunca nadie más los había escuchado, conociéndolos como mucho de nombre.

Sin embargo, cuando la tortura psicológica ejercida por estos colegas surgió efecto y accedí a darle una escucha al grupo de Scalzi caí rendido a sus pies para siempre. Lo cierto es que tampoco me encuentro en su base de fans más acérrimos, porque conozco a gente que directamente los pone a la altura de los grandes de los 80s, pero sí que creo que son una de las mejores bandas que han salido del estilo después de su época dorada, así como una de las más constantes. Y es que si bien a mí parecer no tienen ningún disco que llegue a los Olimpos del metal y sea capaz de codearse con las mejores obras de Judas y Maiden, también me atrevo a afirmar que no bajaría ningún disco suyo del 7.5-8.0, manteniéndose la banda siempre en un nivel notable que los convierte en una escucha obligada.

Slough Feg venían de sacar 3 años antes la amalgama que supuso Dawn Among the Deadman, un disco que combinaba elementos del heavy metal épico, del tradicional, del hard rock a lo Thin Lizzy y del doom. A día de hoy, ese me sigue pareciendo el mejor disco de la banda, pero mucha gente se queda con el que hoy nos ocupa. Al contrario que Dawn Among the Deadman, Traveller es un disco que va a degüello y no experimenta mezclando sonidos dispares en ningún momento. Se trata de un disco de heavy metal tradicional conciso, directo, melódico y memorable, sacando Scalzi su fanatismo por Iron Maiden a la hora de componer los cientos de riffs que pueblan el trabajo, y abandonando casi por completo las facetas doom y hard rockeras de la anterior placa.

Además, otra novedad importante fue que se trató del primer disco de la banda con una historia 100% conceptual, algo que repetirían más adelante en trabajos más modernos. Lo cierto es que si de entrada no sabes de que se está hablando cuesta un poco pillar que te está contando a base de solo leer las letras, pero si investigas un poco te encontrarás con un muy buen relato de ciencia ficción. La historia está basada en el juego de rol de mesa de mismo nombre, Traveller, y más concretamente en un piloto espacial inspirado en Han Solo que solía usar Scalzi en sus partidas de jovenzuelo. Este piloto es contratado por un profesor loco para conseguir unas esporas de un planeta que tiene el acceso restringido, pero al estar este científico en posesión de las esporas las utiliza para transformar al piloto en un Vargr, una especie canina humanoide fruto de la investigación genética (la cutre-portada ahora cobra algo más de sentido). Pero resulta que los Vargr fueron creados por los humanos y utilizados como esclavos durante siglos, y ahora los vargr quieren vengarse convirtiendo a toda la humanidad a su especie, teniendo como resultado varias batallas que se cuentan de forma épica y efectiva a lo largo del trabajo.

En cuanto al contenido del disco, como ya he dicho anteriormente, nos encontramos ante un heavy melódico elaborado y con estructuras complejas. Cuando termina la intro y nos enfrentamos a “High Passage/Low Passage” empezamos a oler las influencias maidenianas en esas partes de melodías guitarreras y en los riffs cabalgantes. Sin embargo, también encontramos cosas de metal épico (cosa a la que contribuye el peculiar timbre de Scalzi) e incluso de power metal. El tema no deja de evolucionar y no se ciñe a tener una estructura convencional, si no que una vez llega al estribillo cambia completamente de tercio, para dedicar toda la segunda parte del mismo al desarrollo instrumental. En “Asteroid Belts” encontramos más de lo mismo, pero pisando más el acelerador y acercándonos al US power metal, mientras que en “Professor’s Theme” encontramos el primer medio tiempo del disco, dónde el grupo da rienda suelta a la épica que llevaban practicando desde su debut.

El disco continúa con “Vargr Moon”, la cual presenta varias de las mejores melodías vocales del disco, al igual que “Vargr Theme/Confrontation (Genetic Prophesy)”. Es con “Baltech’s Lament” cuando volvemos a toparnos con esas influencias folk que tanto abundaban en el anterior Dawn Among the Deadman, tratándose de una estupenda balada acústica que desemboca en una sección de melodías influenciadas por Thin lizzy. Por desgracia, a mí parecer a partir de aquí el disco pega un pequeño bajón y es lo que hace que lo coloque algo por debajo de su anterior placa. “Gene-Ocide”, “Curse of Humaniti” y “The Final Gambit” (la mejor de las tres) no es que sean malos temas ni de lejos, pero sí que me da la sensación de que ofrecen más de lo que el disco ya estaba ofreciendo pero a un nivel inferior. Sin embargo, esto se redime con la última canción, “Addendum Galactus”, la cual me parece la mejor canción de la banda y una auténtica obra maestra. En ella se mezcla un tono melancólico en la progresión melódica del riff, con muchos arranques agresivos de melodías guitarreras, grandes solos, una melodía vocal en la estrofa brillante y el que para mí es el mejor y más épico estribillo de la banda. Quizás no sea objetivo con esto, pero esta canción fue la que me hizo enamorarme para siempre de la banda, y la que hizo que me apeteciera reseñar este disco.

Traveller es un disco notable que quizás peca de sonar demasiado igual todo el rato, algo que se siente más acusado hacia el final al ser donde se encuentran las peores canciones del mismo. A mí parecer no es el mejor disco de la banda como muchos dicen, pero sí que se trata de un trabajo que cualquier seguidor del heavy metal tradicional disfrutará. Y es que bandas mejores las hubo, pero bandas que tengan el mismo amor y den el callo por esto del heavy metal tanto como Slough Feg las hay muchas menos. Un 8.3 para Traveller.

Mike Scalzi: Voz y guitarra
John Cobbett: Guitarra
Adrián Maestas: Bajo
Greg Haa: Batería

Sello
Dragonheart Records