Linkin Park - A Thousand Suns

Enviado por Millinomilesaway el Jue, 07/10/2010 - 18:09
990

01. The Requiem
02. The Radiance
03. Burning In The Skies
04. Empty Spaces
05. When They Come For Me
06. Robot Boy
07. Jornada Del Muerto
08. Waiting For The End
09. Blackout
10. Wretches and Kings
11. Wisdom, Justice, And Love
12. Iridescent
13. Fallout
14. The Catalyst
15. The Messenger

Hace un tiempo, no demasiado, le decía a un ilustre redactor de este sacrosanto portal que la crítica negativa que había hecho de un disco (el Unquestionable Truth I de Limp Bizkit) se la podía haber ahorrado, ya que a mi me gusta ese disco, y él le dio palos a base de bien. Era Mr. Guy Montag, si no recuerdo mal. Pues bien, señor Montag, hoy, aquí, ante todos ustedes, bajo la cabeza y en señal de redención le pido disculpas y me trago mis palabras, porque MENUDA PUTA MIERDA de disco se han sacado los Linkin Park de la manga, y me apetece decirlo a los cuatro vientos, para que nadie se lleve a engaño. Ahora se lo que sintió usted, amable compañero/redactor.

Se dice por ahí que LP siempre han sido un producto, algo prefabricado especialmente para las masas. No les quitaré razón. Quiero creer que les gustaba la música que hacían, pero está claro que tenían (y tienen) mucho de laboratorio. El caso es que antes ese laboratorio sacaba algunas buenas canciones (en mi opinión) de Nu Metal sencillote y comercial.

Pero es que esto no tiene ni pies ni cabeza coño. Para empezar, a tomar por culo las guitarras. El guitarra este de los cascos debe andar en la cola del paro ahora mismo, porque me gustaría saber donde narices suena una guitarra entre esa maraña de pastiches electrónicos y ruiditos varios. Segundo. Si en el disco anterior, una moñada pero con algunas buenas canciones, debió ser Chester Bennington el que barrió para casa, con temas pensados para su voz, melódicos y tal, ahora debe haber sido el Dj Hanh el que ha dicho “por mis cojones que este es MI DISCO”. Solo así se explican esas arrancadas makineras Pont Aeri total como el single The Catalyst (para colmo es de lo mejorcito del disco) y esos minutos vergonzosos de Wretches & Kings, canción realmente sonrojante. ¿Esto que coño es? ¿Reggaeton? Venga, vamos a perrearnos un poco y a restregarnos las pollas contra culos ajenos mientras el Shinoda rapea, que asi parecemos unos malotes de la ostia.

Para colmo, el disco intenta ser una historia conceptual de corte apocalíptico o, cuanto menos, crepuscular sobre los humanos. Y lo intentan por medio de intros sonrojantes (a tomar por culo la coherencia del disco, lo empezamos con dos intros seguidas, seguimos con una baladita, y metemos OTRA JODIDA INTRO), discursos de Oppenheimer y, sobre todo, LA MAYOR GILIPOLLEZ QUE SEGURAMENTE HE OÍDO EN UN DISCO JAMÁS, que no es otra cosa que esos dos minutejos de Wisdom, Justice & Love. O lo que es lo mismo, una grabación de un discurso de Martin Luther King con un pianito de fondo. ¿Nada raro,verdad? No, nada raro hasta que a los muy abrazafarolas se les ocurre empezar a distorsionarle la voz al pobre hombre con un cutre-efecto de robot que se carga toda la solemnidad que podría tener. ¡Díos mío! ¡A Luther King se le acaban las pilas! ACOJONANTE. Terminator ha vuelto. Así suena todo mucho más apocalíptico, mas del fin del mundo. Vergonzoso es decir poco.

Y así discurre el disco, entre el pseudo reggae-rap soporífero de Waiting For The End, los gallazos de Chester en un sonrojante final como es The Messenger (le apetecía gritar al chaval como en los viejos tiempos, así que que mejor que gritar…sobre una acústica. Si señor, muy inteligente. Y no se molestan en disimularle los gallitos ni nada. Puro detallismo) y demás. El Pop azucarado hasta la médula a lo Take That también tiene su cabida en Iridiscent, etc etc etc. No hace falta decir nada mas.

No voy a decir que os lo escuchéis para juzgar, porque lo que deberíais hacer es correr a toda leche para poneros a cubierto y que la mierda no os salpique cuando le déis al play. Es que ni la jodida portada sirve para posavasos. Nunca he sido fan de estos tíos, pero como he dicho me gustaban en el pasado. Pero vamos, que no me jode porque sean ellos. Me jode porque esto es un atentado a la música, y punto. Ni un puto cuerno le voy a poner. No penséis que es un error de la página. Solo es un puto 0.

Chester Bennington: Voz
Mike Shinoda: Voz, Guitarras
Brad Delson: Guitarras, Pianos
Joe Hahn: Dj, Teclados, Sintetizadores
Dave Ferrel: Bajo, Coros
Rob Bourdon: Batería, Percusión

Sello
Warner Bros Records