Lewis and the Strange Magics - Velvet skin

Enviado por Alexrock el Vie, 11/12/2015 - 14:11
3734

Imagino te figurarás, a la vista de la portada del disco que hoy traemos , que nos encontramos ante una banda, digamos.... que se retrotrae a sonidos añejos... sonidos que nos transportan desde el psych rock con cierto ocultismo, hasta el doom primigenio de Black Sabbath, pasando por algo de pop, jazz, groove noventero, todo ello pasado por un tamiz retro que es fascinante.

Poco podemos contar de la banda pues la información que circula de ellos por la red es más bien escasa, no obstante lo cual, cabe destacar que este trío de Barcelona está capitaneado por su cantante, Lewis P. quien además se erige como el auténtico protagonista y máximo hacedor de la historia que nos presenta, sin desmerecer en absoluto tanto a Manuel e Iván, quienes sustentan con sus teclas y baquetas todo el asunto.

La principal virtud que tiene el disco que nos ocupa es su facilidad para enganchar al oyente, esa psicodelia, apoyada en sonidos oscuros y a la vez fáciles de escuchar (incluso alguna reminiscencia a los Beatles nos podrá sonar), y ese continúo abrazo que pertrecha el teclado, capaz de trasladarte a la música cuasi cabaretera en temas como "Suzy´s room" y a continuación estallarte en la cara un tema medio beat en el que el solo es alucinante.

Y es que efectivamente el viaje que nos ofrece Lewis es alucinante. Comienza con "Carbon wine" con coros sesenteros y las teclas de Manuel Gómez invadiendo el terreno con una omnipresencia encomiable, coño es que hasta las guitarras desprenden halo "garajero" y sin embargo el estribillo pegadizo parece propio de unas The Ronettes hardrockeras!, increíble. Igual de formidable que "How to be you", "groovera" a más no poder, con riffs oscuros y otro estribillo que viene creciendo desde la oscuridad para explotar en nuestros oídos con posibilidad de convertirse en todo un "hit" en otra época y ante oídos menos cerrados que los de los actuales gurús del negocio musical.

Con ritmos "jazzisticos" comienza "Suzy´s room" que adquiere, como decíamos antes, tintes cabareteros en la interpretación vocal de Lewis P., pero sin desdeñar una buena guitarra que a ritmo de "shock rock" parece intimar levemente con Alice Cooper para a continuación aparecer otra vez Manuel en plan Manzareck, para arrojar un poco de ácido. Gozada total!. Mucho más pesada, más heavy resulta "Golden Threads", y aunque recupera cierta luz con posterioridad, es en la que más notamos los espesos riffs de la guitarra del propio Lewis P. acercándose notoriamente a los amados Sabbath.

Lo de "Nina (velvet skin)" es el buen gusto materializado en un tema que va desde ciertos ritmo "beat" hasta el solo de guitarra más bonito de todo el disco, con reminiscencias "bluesies", todo ello aderezado por el ritmo lento y uniforme que imprime Iván Miguel, y el lider de la banda recitando la letra durante la mayor parte de la canción, encontrándonos con un cambio de ritmo genial en el que teclado y guitarra se unen en una enfrascada lucha que acaba por descubrirnos la descomunal calidad de estos muchachos.

"Female vampire" un tanto más acelerada y psicodélica que la anterior nos acerca a "Cloudy Grey Cube", más oscuridad y psicodelia al servicio del buen gusto, de nuevo regusto a Cooper y teatralidad en las notas que se desprenden de los teclados.

Cierra de forma endemoniadamente angelical "Your evil Trip" que, efectivamente, como un viaje nos pasea por todas las referencia e influencias de la banda, desde el pop británico de década medio olvidadas hasta ese groove que Lewis imprime a su guitarra.

En serio, un disco muy disfrutable si te va el rollo psicodélico "carroza" hecho hoy en día y con enorme calidad y con múltiples influencias que te harán descubrir cosas nuevas en cada escucha.

Lewis P.: Voz, guitarra y bajo
Manuel Gómez: Teclados
Iván Miguel: Batería

Sello
Soulseller records