Latitudes - Bleak Epiphanies In Slow Motion

Enviado por DevilSeed el Sáb, 29/01/2011 - 01:50
1908

1.Dreamland Precipice
2.A Falling Mute
3.Bleak Epiphany In Slow Motion
4.Your Death-Mask Became Mine
5.We Met Today And Will Never Meet Again

Realmente enganchado. Así es como me ha tenido este grupo estos últimos meses. Tengo que decir a su favor, que muy pocas bandas han logrado producirme semejante “adicción” como para ponerme sus discos una y otra vez a lo largo de los días, y mucho menos siendo una banda tan joven como es Latitudes.

Parece que la historia se repite como en otras muchas bandas de sludge: banda surgida en la etapa post-2004 (año crucial para el desarrollo más moderno del sludge y que coincidió con el lanzamiento de dos gigantes como el ‘Leviathan’ de Mastodon y el ‘Panopticon’ de Isis) y que mamando de las influencias de los más experimentados en esto como Neurosis, consiguieron hacerse un hueco de mediana popularidad para así poder desarrollar su música. Hasta aquí todo parece lo normal en una banda de este estilo e incluso algo grosero, ya que eso de aprovecharse de la subida de otros para conseguir algo no está que digamos muy bien visto.

Bueno pues entre tanta “normalidad” habrá algo que despunte, ¿alguna característica innovadora? Pues tampoco señores, tampoco. No quiero engañar a nadie. Latitudes no es ni de lejos un grupo que vaya a cambiar un solo ápice los rotundos y férreos esquemas de sludge y ni mucho menos, va a provocar un cambio de visión musical en nadie.

Con esto dicho parecería que estoy reseñando este EP del grupo como mera excusa para cargar contra él y es que tanta ausencia de virtudes no puede ser buena. Sin embargo entre este vasto océano de mediocridad, se asoma una cualidad muy especial que provoca con su existencia que Latitudes sea una banda digna de escuchar y de incluso analizar. ¿Cuál es esa cualidad tan deseada, que enmascara incluso todas estas carencias? Pues no es nada más y nada menos que la capacidad de hacer del sludge algo realmente bello.

Hay bastantes grupos de sludge (aunque pocas son las cabezas visibles), pero en muy pocos he visto composiciones tan elaboradas y emotivas como las de Latitudes. Y es que, quizás sea en eso en lo peca el grupo de sludge promedio: la incapacidad de hacer de algo tosco, enrevesado e incluso neurótico, algo hermoso. Se podría asimilar bastante bien al noble arte de la escultura. En un principio el escultor parte de una gran roca, la cual tiene que ser tallada para formar la preciada escultura final.
Pues bien, el grupo promedio de sludge no completa el proceso del todo, es como si les asustase la belleza, como si no fuesen capaces de ver que de algo inerte y frío se puede conseguir resultados delicados y expresivos.
Por esto mismo digo que Latitudes tiene algo especial. Y es que constituye uno de los pocos escultores que se atreven a enfrentarse a esos miedos, con tal de dar fantásticos resultados.
Dicho esto, comencemos con el despiece del EP.

En tónicas generales hay que aclarar que se ‘Bleack Epiphanies In Slow Motion’ trata del primer trabajo de Latitudes, lanzado al mercado en el año 2007. Quizás la primera característica que defina este trabajo es la ausencia completa de voces. Esto como ya he dicho en otras ocasiones puede jugar a favor o en contra del propio grupo, ya que el hecho de ser instrumental puede restarle algo de potencia extra a las canciones que componen un determinado álbum o sencillo. En cambio, también puede jugar a su favor puesto que en muchas ocasiones lo que frena a la mayoría de la gente a la hora de degustar una buena pieza de sludge son sus voces normalmente rasposas e hirientes (incluso en algunos casos insoportables).
Ahora bien, con unas cuantas escuchas a este ‘Bleack Epiphanies In Slow Motion’ uno se percata enseguida que todas las sensaciones que estos músicos quieren plasmar, se encuentran de forma genuina en todas y cada una de las partes instrumentales que el EP posee, por lo que para mi gusto en esta obra las voces hubiesen estado de más.

El primer tema ‘Dreamland Precipice’ nos atrapa desde principio a fin, con esos riffs portentosos, una batería muy pero que muy presente y esas ambientaciones vertiginosas a la par que oscuras. Los cambios constantes de ritmo y la alternancia de pasajes es una constante a lo largo de este tema y es uno de sus principales alicientes, pues consigue que con esto estemos en todo momento atentos a su desarrollo. Un temazo para los que le guste este rollete de la música densa.

Tras esta descarga neurótica, viene algo más relajada ‘A Falling Mute’.
Con cierto aire pesimista y reflexivo nos inunda con riffs rocoso, realmente pesados. Esta es una demostración de ese airecillo doom que da ese toque de personalidad a las composiciones de este grupo y que en su disco ‘Agonist’ estaría también muy presente.

Llega el momento de ‘Bleack Epiphany In Slow Motion’, quizás el tema más pesado (en el buen sentido de la palabra) de todo el EP. He aquí otra demostración de que la influencia de Neurosis siempre estará presente en este tipo de grupos, porque salvando las distancias esta canción suena a los Neurosis más lentos e implacables pero con una dosis extra de melodía. Un tema decadente y machacón donde los haya pero de provechosa escucha.

Seguido nos encontramos con ‘Your Death-Mask Became Mine’ que no tiene demasiado de reseñable. Se trata simple y llanamente de un tema de relleno con simples distorsiones de fondo. Con seguridad el peor tema del EP que no pasa de lo meramente anecdótico.

Por último tenemos la canción más larga de todo el trabajo: ‘We Met Today And Will Never Meet Again”. Empieza como un remanso de paz pero luego se va tornando lamentosa y desconsolada, tal y como se dejaba ver en el título de la misma. Como si de alguien vencido por sus demonios se tratase, la sensación de desamparo se desarrolla sutilmente pero con una precisión milimétrica hasta finalmente acabar entre una confusión de sonidos irreconocibles y distorsiones varias que caminan hacia un silencio final.

No tengo nada más que decir amigos, sólo concluir como ya más o menos dije en el principio de la reseña, que ‘Bleack Epiphanies In Slow Motion’ es un trabajo que merece ser escuchado por un amante cualquiera de la música densa ya que sin aportar nada nuevo a los férreos esquemas de sludge, nos hará pasar un rato agradable y lleno de matices. Sin duda se trata de la antesala perfecta para el que sería el último (y hasta ahora único) álbum de la banda, el gran ‘Agonist’.

3 cuernos bastante altos.

Tim Blyth: Guitarra
Adam Crowley: Guitarra
Jon Lyon: Bajo
Mike Davies: Batería
Rich Harper: Teclados

Sello
Shelsmusic