Lacuna Coil - Black Anima

Enviado por Vesper Lynd el Lun, 06/06/2022 - 18:48
Lacuna Coil

1. “Anima nera” - 02:27
2. “Sword of Anger” - 03:55
3. “Reckless” - 03:05
4. “Layers of Time” - 04:06
5. “Apocalypse” - 04:17
6. “Now or Never” - 04:41
7. “Under the Surface” - 04:14
8. “Veneficium” - 06:11
9. “The End Is All I Can See” - 04:15
10. “Save Me” - 04:36
11. “Black Anima” - 03:23

Uno siente una mezcla de lástima, bronca e impotencia cuando ves a los músicos que admiras hundirse voluntariamente en el fango y no salir de esa situación. (Más cuando disfrutaste de su música y esa banda te deparó sensaciones muy placenteras escuchando sus mejores álbumes.) Eso es lo que les viene sucediendo hace años a los italianos Lacuna Coil, quienes pasaron del metal gótico más puro a coquetear con el nu metal, con el pop rock en el infame “Shallow Life”, con el alternativo en sus dos discos más rescatables de la era post “Comalies” (“Dark Adrenaline” y “Broken Crown Halo”) y luego, perder a ¾ de su formación original e intentar ser una banda metalcore e industrial. Con pésimos resultados, por supuesto.

“Delirium” fue el segundo derrape total de los oriundos de Milán, un híbrido espeluznante de metalcore y electrónica, un disco mediocre de una agrupación en constante crisis de identidad que ya no sabe que más hacer para vender más y tratar de retener a los miles de fans que los abandonaron por venderse al mercado estadounidense y convertirse en camaleones musicales.

Si tenía alguna esperanza con este “Black Anima”, me he llevado una tremenda desilusión. A ver, el problema no lo tengo con los guturales de Andrea Ferro que acaparan el 95% por ciento del álbum, sino que esto está muy lejos del sonido original del grupo y me huele a manotazo de ahogado. Lacuna Coil es una banda en decadencia, en declive, que no supo evolucionar sin traicionar sus raíces y tampoco entregarnos un material coherente y de calidad.

¿Qué es lo que hace tan malo este “Black Anima”, que lo único que rescato es la portada? Uno de los problemas es el exceso de electrónica. Este intento de metal industrial mezclado con metalcore le sienta muy mal a la banda: canciones como “Sword of Anger”, “Reckless” y “Layers of Time” son poco inspiradas, poco creativas, de metal gótico no tienen nada.
Andrea Ferro acapara el 95% de las voces lo cual me hace pensar para qué tienen una cantante femenina si apenas la dejan cantar. Y cuando canta, le saturan el track con esos espantosos efectos electrónicos, como sucede en “The End is All I Can See”.

Hay solo dos canciones que rescato de este espantoso, mediocre, soso y repetitivo “Black Anima” y tampoco son una maravilla, una es “Veneficium” y la otra es “Save Me”, todos reciclados de su época alternativa, son muy similares a temas como “End of Time” o “I Forgive But I Won’t Forgive Your Name”. Otro que salvo de la quema es “Apocalypse”, donde Cristina Scabbia aporta más de su poderosa voz, algo que echo mucho de menos en los últimos trabajos de esta banda. No están mal, pero no salvan al álbum de ser un auténtico desastre.

Lo que queda de “Black Anima” no vale absolutamente nada. No pierdan su dinero comprando este fiasco. O su valioso tiempo escuchándolo. Esta es la prueba de que no alcanza poner una portada bonita y vendérselo a los fans como un intento de innovación y ser “más heavy” por agregarle un par de berridos y tufillo industrial. Los que no se escucharon la discografía de Lacuna Coil del derecho y del revés, tal vez dirán que es un “álbum excelente” (como leí por ahí en ciertos sitios web) pero no lo es, es un disco malísimo de una banda en crisis permanente de identidad que tras la pérdida de tres de sus integrantes originales no pudieron recuperarse y lanzan adefesios como este.

A un grupo que grabó joyas como “Unleashed Memories” y “Comalies” debemos exigirle más. No les pido que graben una obra maestra como la del 2002, pero podrían intentar volver, aunque sea, a la época del “Broken Crown Halo”, el alternativo les sentaba mejor. Pensé que habían aprendido tras el desastre del “Delirium”, pero no, saturar el disco de guturales y electrónica no te hace más innovador. Qué pena ver un vozarrón como el de la señora Scabbia tan desperdiciado. Así no, muchachos (y muchacha) pónganse las pilas que el barco se hunde y no hay manera de resurgir de este naufragio. Ni siquiera el “Shallow Life” era tan malo como este infame “Black Anima”.

Puntuación: 2/10

Marco "Maki" Coti-Zelati – Bajo, teclados, sintetizadores
Cristina Scabbia - Voz femenina
Andrea Ferro – Voz gutural
Diego Cavallotti - Guitarras
Richard Meiz - Batería

Sello
Napalm Records

Y la verdad es que leyéndola me puse a pensar que fue lo que les pasó a mis otrora queridos Lacuna Coil, banda que comencé a seguir desde el momento mismo que lanzaron su primer EP por Century Media y que me conquistó la voz de Cristina Scabbia y ese sonido gótico más cercano a Paradise Lost. Luego fui siguiendo la evolución de la banda y estando en Estados Unidos los vi en vivo en el Ozzfest con mucho éxito y ahí entendí que la relación de Cristina con el guitarrista Jim Root de Slipknot estaba influyendo también en la música de la banda tomando ese camino de Lacuna Corn y después metiéndole incluso una gran cuota de Linkin Park y todo se fue al carajo (musicalmente hablando). De este disco solo rescato la canción 'Veneficium' que es la única que me recuerda a los LC de verdad, el resto un pastiche inundado por guturales que nada aportan con una Cristina que cada vez tiene menos espacio y protagonismo para cantar. No se que irá a pasar con el nuevo disco de ellos, pero espero que hagan la consabida "vuelta a las raíces" que es lo que todo el mundo está esperando! Completa y contundente reseña Vesper, ojalá Cristina la leyera para que recapacite (aunque el control de la banda no lo tiene ella, eso está claro). Te mando un beso y un abrazo apretado para el frío invernal.

Yo creo que lo que les pasó a Lacuna Coil es que sucumbieron ante el mercado de USA y en su afán de querer tener más éxito internacional, abandonaron el gótico de sus inicios en pos de sonidos más comerciales... Una lástima porque era una banda muy buena, el "Shallow Life" es la prueba viviente de ello.

Nunca había pensado lo de la relación entre Cristina Scabbia y Jim Root, eso se me pasó por alto, la verdad. Y es que puede que tuviera mucho que ver. Slipknot es una banda a la que nunca pude encontrarle el gusto, te soy honesta. Es que estos italianos emularon ese sonido nu metal de los Park y aunque me gustan algunos temas del "Karmacode", la calidad no era la misma de antaño.

Yo creo que la culpa de esto la tiene el bajista Marco Zelati, porque ya se fueron la mitad de los integrantes y eso empeoró la situación de LC. Desde el "Delirium" que este grupo viene en decadencia total. Este "Black Anima" es un disco muy malo, muy mediocre y los guturales de Andrea Ferro no le suman, parecen otra banda. A Cristina casi no la dejan cantar, lo cual me parece tremendo.

Muchas gracias por tus palabras! Sobre la reseña, lo cierto es que me salió de adentro, inclusive la reescribí para que fuera más breve y contundente, tal como decís, porque me da tanta bronca lo que Lacuna Coil hicieron en este disco... Una verdadera lástima, porque eran un grupo muy bueno.

Naa, yo creo que la pobre Cristina Scabbia no corta ni pincha, como decimos acá. No tiene ningún control sobre la banda, es una simple empleada a sueldo que escribe las letras y nada más. Ahí manda el bajista y los demás, obedecen o se van. Una pequeña dictadura, no?

Muchas gracias por tu comentario! Saludos!!

Vi a Lacuna Coil hace años y bien sin más. Antes de que pegaran ese cambio de chaqueta, realmente a lo tonto, si se me permite la expresión. Es considerable tu enfado. Se nota jajaja. Poco que añadir. No me han entrado ganas de poner el disco. No soy el mayor fan, pero están bien. En España siempre han gozado de éxito. Es más, recientemente el sello Alone Récords (Málaga) ha reeditado unas cuantas obras primerizas del grupo.
Si el correo lo permitiera, las tasas son altas, te mandaba un buen abrigo que ya no uso, para el invierno digo. Cualquier otra cosa, no tendría ningún éxito. Ni serviría para el frio.

De ver a los Lacuna Coil en la cúspide de su éxito. Yo todavía no tuve oportunidad y como están las cosas ahora, pocas ganas me quedan. Bueno, cuando yo me enfado me parezco a un huracán xD Jajajajaja

Me alegra que tuvieran éxito en España, a fin de cuentas, son italianos, que es otro país mediterráneo... Si reeditaron obras primerizas es porque tienen fans, eso seguro! Jajajaja considerando lo costosos que son los abrigos en Argentina, no me vendría mal uno, la verdad. Debido a la inflación y a la crisis económica, la indumentaria y el calzado han aumentado un 30%. Si bien nuestro invierno no es tan cruel como el europeo (en Buenos Aires no nieva) es bastante frío.

Saludos, Solete!