Lèpoka - El baile de los caídos

Enviado por Alexrock el Jue, 04/02/2021 - 10:20
4566

1. Seguimos en pie
2. Contra viento y marea
3. El baile de los caídos
4. Eternia
5. Pandemonium
6. En este sueño
7. Beber para creer
8. La huella del dragón
9. Heavyátrico
10. Sombra de libertad
11. El picorsito

Nacidos en Castellón allá por el año 2009 la banda viene practicando un folkmetal que en la mayoría de las ocasiones da pie a bailar y cantar sin control, un folkmetal destinado a cualquier fiesta metalera que se tercie, con una buenas cervezas y mucho y buen rollo. Debutaron con un primer larga duración en 2014 al que bautizaron como Folkholic Metal, toda una declaración de intenciones, le siguieron "Beersekers" en 2016 y "Bibere Vívere" en 2018, trabajos que fueron endureciendo un ápice la propuesta de la banda.

Mientras agonizaba el maldito 2020, Lèpoka nos han levantado la moral con "El baile de los caídos", un disco conceptual, como dice la propia banda y se encarga de explicar:

"Las guerras han provocado miseria y desigualdad desde los albores de la historia.
Un intrépido capitán y una joven venida de otro tiempo surcarán el indómito mar y cruzarán las vastas llanuras en busca de un tesoro milenario que lo cambie todo.

Un ejército inmortal. Una batalla sobrenatural. Una celebración inolvidable

Que comience el baile"

Y es que, efectivamente el disco comienza como un tiro; "Seguimos en pie", con elementos propios del ska, te hacen moverte irremediablemente hasta que el Capitán Jack Sparrow (Luís Posada, actor de doblaje) nos relata la historia del Capitán a modo de introducción de "Contra viento y marea" en la que Lèpoka despliega todo el arsenal al que nos tiene acostumbrados, o dicho de otro modo, nada nuevo bajo el sol, vamos, lo que esperan sus fans, igual que ocurre con el tema título, continuidad respecto de sus anteriores trabajos, aunque lo cierto es que la calidad de la producción es bastante mejor que antaño, y eso se nota en el acabado final, suena imponente.

Y a partir de ahí, empezamos a notar los cambios, que si bien no son trascendentales, si suponen una progresión ya no solo a nivel instrumental, que también, sino incluso en la forma de cantar de Dani Nogues. Así, "Eternia" introduce un registro vocal del buen cantante más grave destacando, por lo demás los siempre acertados elementos celtas no apocan las intensas guitarras que sirven de colchón a un buen tema de heavy metal. Por su parte "Pandemonium" nos devuelve a los Lèpoka más festivos, jugueteando de nuevo con ritmos de ska a los que contribuyen trompeta (Luis Alguacil), acordeón y trombón (Vicent Blasco), pero que igualmente no desmerecen el heavy metal que hierve en las venas de los de Castellón (y si no prestad atención a los puentes y el trabajazo que se pegan Zaph y Jaume tejiendo una base realmente efectiva y rápida, muy rápida.

Sin solución de continuidad nos encontramos con "En este sueño", una bonita balada que cuenta con la colaboración de Javi Díez al teclado; es curiosa la evolución del tema pues transcurrido más de la mitad de su minutaje la cosa se acelera consiguiendo que la balada se convierta en todo un trallazo. Muy buen tema de unos Lèpoka que nos muestran su cara más heavy a continuación con "Beber para creer", incluso rayando el power metal, y donde la dupla conformada por Popez y Dionís nos muestran todo su potencial; me gusta la forma de afrontar el tema de Dani Nogués.

Experimentan ahora con una especie de ritmos orientales en "La huella del dragón" igual de rápido que su antecesor pero bastante más melódico para llevarnos a "Heavyátrico", donde a pesar de lo que pudiera parecer, lejos de heavy metal nos ofertan un tema macarra que suavizado con la participación de trompeta y trombón, nos descubre los festivos coros de María Iturralde. Sin embargo el tema más heavy del disco, y para mí la joya de la corona lleva por nombre "Sombra de libertad", heavy power apoyado en la dupla conformada por el propio Dani Nogues y Miguel Ángel Franco (Saurom). En efecto, tras una tranquila introducción se desatan las guitarras más heavies del disco y la batalla vocal de estos dos tíos es brutal.

Cierran el buen trabajo con "El picorsillo", un tema cortito y al pié, dando en dos minutos una lección de fiesta y cachondeo como pocos saben hacer. En definitiva un trabajo divertido que no esconde en absoluto la calidad de una banda que está dando mucho que hablar con "El baile de los caídos".

Dani Nogués: Voz
Popez Pérez: Guitarra
Dionís Torralba: Guitarra
Carlos "Zaph": Bajo
Zarach Llach: Vientos
Jaume Felip; Batería

Sello
On fire records