Krokus - One Vice at a Time

Enviado por Mendoza M. el Dom, 23/04/2017 - 04:03
721

1. Long Stick Goes Boom
2. Bad Boys, Rag Dolls
3. Playin' The Outlaw
4. Save Me
5. Down The Train
6. American Woman
7. I'm On The Run
8. To The Top
9. Rock 'n' Roll

"One Vice at aTime" es el sexto álbum de Krokus, una de las mejores bandas de Hard Rock europeo. El arduo trabajo de los suizos les ha permitido gozar de un buen estatus dentro de la escena, sobre todo gracias a la excelsa demostración musical que hicieron en los 80's, su época más prolífica.

El sonido de Krokus se tornó más potente, sincero y espontaneo cuando en 1980 publicaron su disco bisagra "Metal Rendez-Vous", a este le seguiría el simpático "Hardware" del '81 y el enorme "One Vice at a Time". En 1982 la banda de Solothurn firmaría contrato con el sello norteamericano Arista, quien les brindaría todos los medios para producir esta mutación, o mejor dicho, este impulso para lograr la magnificencia en su sonido, para muchos esto se produjo en el '83 con su distinguido "Headhunter", pero para un servidor es en "One Vice at a Time" en donde podemos escuchar a Krokus en todo su esplendor y brillantez.

Fernando von Arb es la punta de lanza para conocer las virtudes de este álbum, su escudero Mark Kohler es un eficaz cómplice para aportar su guitarra rítmica en todo momento, dándole total libertad a Fernando para que este desarrolle a plenitud su labor. Magnifico Chris von Rohr en el bajo y Freddy Steady, siempre confiable en la percusión. Actualmente queda poco por decir sobre Marc Storace que no se haya dicho ya. Es un voceras espectacular, con un desenvolvimiento descomunal y muy trabajador, pero que en pleno 1982 era un tipo de poco más de treinta años con mucho que demostrar aún.

La banda se hizo cargo de la producción junto a Tony Platt, un nombre que despierta respeto en mi persona por su labor con Motorhead, Celtic Frost, Testament, entre otros. Grabado en Londres, este disco cuenta con autenticas demostraciones de Hard Rock que tienen poco y nada que envidiarle a los gigantes del género. De aquí se desprenden varios singles que merecen mucho más que un simple reconocimiento, "Long Stick Goes Boom" con un estruendoso inicio, da la patada de inicio para una gran fiesta de riffs que nunca se detiene ni titubea a lo largo de la media hora y moneda que dura el álbum.

"Bad Boys, Rag Dolls" contiene una letra provocadora que desemboca en un estribillo atrevido, gigantesco y de fácil almacenamiento para la memoria. "American Woman", la gloriosa canción de The Guess Who, publicada en 1970 y que puede presumir haber sido numero uno en el para entonces respetable Billboard Hot 100, encuentra una de las tantas versiones que le han dedicado a esta excelente pieza, portadora de un mensaje anti-bélico que yace oculto en las entrañas de su sacra estructura. En lo personal es de mis covers favoritos en la historia del Rock, lastimosamente la versión interpretada por el señor Lenny Kravitz es más conocida, pero la de Krokus es soberbia en todo sentido.

Mi canción favorita del álbum y posiblemente de la basta discografía de Krokus es "Playin' The Outlaw", una composición engreída, altanera y de fenomenal ejecución. Unos cuantos años han pasado y todavía se me eriza la piel al escuchar los alaridos de un apoteósico Storace en los estribillos. Nunca fue un hit como "Screaming In The Night", "Heatstrokes" o "Headhunter", ni siquiera fue una habitual en los setlist, solo se tiene conocimiento de una interpretación oficial en Alemania durante el septiembre de 2002.

"One Vice at a Time", un discazo redondo. Es simplemente una opinión personal cuando digo que este es el mejor disco de Krokus, una gran banda, muy trabajadora y siempre honesta.

Marc Storace: Voz
Fernando von Arb: Guitara
Mark Kohler: Guitarra
Chris von Rohr: Bajo
Freddy Steady: Batería

Sello
Arista