Kotzen - 50 for 50

Enviado por Dieguitoacdc el Dom, 09/02/2020 - 14:53
308

CD 1
01. Stick the Knife (4:54)
02. As You Are (4:39)
03. Dogs (3:46)
04. More Than This (3:50)
05. Dirty Tricks (4:08)
06. Nickel Hustler (5:45)
07. Devils Hand (7:39)
08. Mad Bazaar (3:34)
09. Turning the Table (6:19)
10. Already Scarred (Live) (3:33)
11. Black Mark (3:01)
12. Living the Dream (5:21)
13. When God Made You (3:48)
14. Wait for Me (4:53)
15. Life Gonna Give It to Ya (5:37)
16. Innocuous (5:18)

CD 2
01. Radar (3:27)
02. Freeze (3:42)
03. Warrior (4:42)
04. Pray for Me (2:32)
05. Who I Am (5:41)
06. Last Laugh (4:42)
07. Taking on the Pain (3:31)
08. Feather Weights (4:01)
09. Going Back (3:42)
10. Happy Here (3:26)
11. Second Page (3:39)
12. Circus Song (2:47)
13. Trophy (3:53)
14. So Fast (4:46)
15. Deluxe (2:51)
16. Lay It On (3:23)
17. I Am the Clown (5:59)

CD 3
01. Play the Field (3:31)
02. Wide Open (3:55)
03. Dark Places (4:08)
04. Miss My Girl (4:16)
05. My Circles (3:11)
06. Edge of the Earth (3:18)
07. Mountains (3:40)
08. Decree (4:19)
09. Same Old Town (3:39)
10. She's the Man (2:52)
11. Brother Brother (3:52)
12. July 14th (3:05)
13. Confession (4:58)
14. Hide from Me (3:55)
15. Let It Slide (2:47)
16. Breaking Off (3:27)
17. This House (3:15)

“50 años no se cumplen todos los días”

Eso mismo tuvo que pensar Richie Kotzen para tomar la decisión de lanzar al mercado un álbum de 50 canciones completamente nuevas dividido en tres CDs a modo de celebrar su medio siglo de vida en este planeta.

Creo que a estas alturas no es necesario presentar a Richie, ni detenerse a hablar de su magistral técnica a la guitarra (uno de mis predilectos) o de su asombrosa voz ya que, con 50 canciones por delante, ya habrá tiempo para ello. El caso es que, tanto para los fans de toda la vida del artista como para los que desean conocerle un poquito mejor, “50 For 50” es un disco más que ideal porque creo que repasa todas las facetas musicales que ha abordado el músico no solo en solitario, sino también en los diferentes grupos con los que ha colaborado (Poison, Mr. Big y The Winery Dogs como principales ejemplares).

Sin más preámbulos vamos a entrar de lleno en el análisis “canción por canción” de este extenso álbum.

CD 1
01. Stick the Knife (4:54)
Una apertura al más puro estilo Kotzen. Un rugido inicial, mucho virtuosismo en la guitarra, mucha energía y el imponente registro que Kotzen posee y que tanto recuerda a veces (como en este caso) al del fallecido Chris Cornell. Sí, tenemos 49 canciones por delante pero con piezas de este nivel será un viaje de ensueño.

02. As You Are (4:39)
Medio tiempo machacón más orientado al Hard-Rock en el que la línea de bajo suena especialmente inspirada, aunque como siempre termine quedándome por encima del resto de instrumentos, con la guitarra eléctrica. Gran canción que va avanzando lentamente hasta su final.

3. Dogs (3:46)
La primera pieza realmente suave del trabajo. Con unos punteos iniciales que emulan a la mejor versión de Gary Moore la canción agarra un ritmo colorido y romántico que nos acerca al Kotzen más personal y melancólico.

04. More Than This (3:50)
Otro tema más suave y con deje comercial que cumple con su cometido y engancha. Eso sí, no me terminan de convencer los arreglos de música electrónica que el músico decidió añadir tras la pista instrumental. Sin esta seguramente quedaría una canción más épica.

05. Dirty Tricks (4:08)
Una de las facetas más brillantes de Richie es, a mi modo de ver, es la funky. El músico tiene un especial dominio para este tipo de composiciones y “Dirty Tricks” viene a ponerlo de manifiesto, aunque en esta también beba de algunos arreglos más progresivos que salen a la luz en la distorsión de la voz o los atmosféricos coros del estribillo.

06. Nickel Hustler (5:45)
Volvemos a retomar la senda rockera-funkarra de Kotzen con una canción especialmente alegre en lo que a punteos se refiere. Buena propuesta, sin tampoco arriesgar excesivamente, y que tiene, eso sí, un gran solo de guitarra (¿hace falta decirlo en un disco de este artista?).

07. Devils Hand (7:39)
Una de las candidatas a ser la mejor pieza de toda la obra. Richie saca su vena más bluesera y se marca una Power Ballad de casi ocho minutos que está llena de cambios de ritmo e instrumentación que en seguida me hacen pensar en “Fooled Again” o “You Can’t Save Me”. Probablemente estemos ante un nuevo hit del americano. Ahí lo dejo.

08. Mad Bazaar (3:34)
Kotzen coge el piano, otro instrumento que se le da la mar de bien, y nos regala un tema lento y que me ha creado cierta adicción desde la primera escucha. Medio tiempo con gancho y mucho encanto que difícilmente encontrará algún opositor.

09. Turning the Table (6:19)
Seis minutos de pura experimentación musical que, para todos los que amamos a Kotzen, nos sabrá a gloria bendita. Aquí aparecen los inconfundibles shreds del guitarrista, algunos elementos más modernos, esas melodías vocales imposibles y otro gran número de elementos que funcionan a la perfección.

10. Already Scarred (Live) (3:33)
Llama la atención que esta canción fuera grabada en directo. No se nota excesivamente la presencia de público. Canción suave, muy en la onda de lo esperable por parte de Richie. Buena canción sin más.

11. Black Mark (3:01)
“Black Mark” tiene su encanto en esas frases punteadas al mismo tiempo a la guitarra. No obstante, es una canción extraña, con cierto deje progresivo de los años sesenta en su sonido. Una canción para escuchar en bucle para crearnos una opinión sólida.

12. Living the Dream (5:21)
El disco había bajado un poco de calidad con los dos números anteriores, pero “Living The Dream” vuelve a subir el nivel de la propuesta con un tema de Hard-Rock americano de toda la vida que permite a Kotzen hacer auténticas virguerías con su voz.

13. When God Made You (3:48)
Mucho Funk se nos viene encima con “When God Made You”, un tema que suena noventero y que me hace viajar a aquellos dos primeros álbumes de este mismo artista (pronto también los reseñaré porque ambos me flipan muchísimo).

14. Wait for Me (4:53)
Seguimos sin dejar de lado el Funk con un tema la mar de curioso como “Wait For Me”. Pieza que se inicia lenta pero con un ritmo marcado y machacón de bajo y batería sobre la que la guitarra de nuestro protagonista comienza a conectar licks funkies. No tardaremos en pasar de nuevo a una sección más melódica y rockera en la que, como no puede ser de otra manera, Richie nos regala un estribillo memorizable.

15. Life Gonna Give It to Ya (5:37)
La triada Funk que acaba de sucederse alcanza seguramente su máximo nivel en este grandioso tema tanto en el plano instrumental como vocal. La mejor versión del artista se presenta ante ustedes.

16. Innocuous (5:18)
El primer disco termina con la suave e hipnótica “Innocuous” en la cual Kotzen se basta de unos arpegios de acústica oscuros y de ese chorro de voz que nos atrapa en una atmósfera de sombras y luces realmente fascinante. A nivel personal, es de las que más me ha gustado de esta extensa colección de canciones.

CD 2
01. Radar (3:27)
El segundo CD abre por todo lo alto gracias a una colorida “Radar” que podrías situar en cualquier etapa dentro de la amplia carrera de este artista.

02. Freeze (3:42)
La intensidad sube un poco más de la mano de la salvaje “Freeze” (¡qué bien suena el bajo!) que tiene ciertas reminiscencias de algunos trabajos en solitario de otro genio como es Glenn Hughes (seguramente el ex Deep Purple clavaría esta canción también).

03. Warrior (4:42)
El Richie más comercial está de vuelta con un tema algo menos destacable como “Warrior”. Tema sencillo, bien producido y facilón pero que dentro de un disco de 50 canciones es posible que quede en un segundo plano.

04. Pray for Me (2:32)
Una fusión de Rock y experimentación (los efectos de voces distorsionadas tras Richie o el constante chasquido de dedos tienen mucho peso en esta acertada apuesta) que gana con las escuchas por su ritmo marcado y por el registro tan limpio que usa Kotzen.

05. Who I Am (5:41)
Aunque no deje de sonar excesivamente comercial, con cada escucha que le doy reconozco que me va gustando más por los pequeños destellos blueseros que surgen entre los licks de guitarra de Richie en algunos instantes.

06. Last Laugh (4:42)
¡Volvemos al Funk! Una canción que alegrará a todo aquel que disfrute de este género porque se adapta a los cánones musicales del mismo. Estoy seguro de que la volveréis a escuchar muchas veces.

07. Taking on the Pain (3:31)
Con una estructura radiofónica y melosa que puede encontrar sus detractores, Kotzen parece abrirse líricamente al oyente con una letra sincera y que empasta realmente bien con el concepto musical de la canción.

08. Feather Weights (4:01)
La técnica de guitarra que ha distinguido a Kotzen y lo ha convertido en todo un icono del instrumento sale a relucir en el primer tema instrumental de toda la producción. Cuatro minutos de gloria musical. Señoras, señores, cierren el pico que está hablando la guitarra de Richie.

09. Going Back (3:42)
Una bella balada sobre la vida y su rápido avance. Un guiño al tierno y añorado pasado que nos ha convertido en lo que somos ahora. Siéntense y disfruten de esta emotiva pieza.

10. Happy Here (3:26)
Poco que destacar de esta canción dentro del disco. Comercial, funky y con algún que otro lick curioso, pero no destaca entre tantas canciones.

11. Second Page (3:39)
Medio tiempo suave con influencias de la música negra que a mí me hace pensar siempre que la escucho en un clásico de los Stones como es el “You Can’t Always Get What You Want”. Me ha gustado mucho, lo reconozco.

12. Circus Song (2:47)
¡Pasen y escuchen! La “canción del circo” tiene como principal atracción tres minutos de maestría instrumental a través de los punteos de uno de los más grandes de todos los tiempos. Joyita a tener MUY en cuenta.

13. Trophy (3:53)
La calidez de la Jimi Hendrix Experience y su hipnótico desierto sonoro de wah-wah parecen revivir en esta más que notable composición que también ocupa un puesto especial entre mis predilectas.

14. So Fast (4:46)
Pese a lo que el título parece prometer, “So Fast” es más bien un tema lento…¡PERO VAYA TEMA! Llama muchísimo la atención el registro más grave que usa durante toda la canción nuestro predilecto protagonista.

15. Deluxe (2:51)
De las canciones más flojas de todo el trabajo. No me ha dicho nada pese a las escuchas que le he dado. Un tema excesivamente comercial y que realmente suena a refrito.

16. Lay It On (3:23)
Un pequeño rayo de luz tras el pequeño pinchazo anterior. Gran canción con el inconfundible encanto y estilo del de Pensilvania (esos agudos son inhumanos).

17. I Am the Clown (5:59)
El segundo disco cierra volviendo a aludir, al menos en el título, a la temática circense. Pieza lenta, tal vez algo excesiva en cuanto a minutaje para lo estática que es.

CD 3
01. Play the Field (3:31)
El último CD abre en clave de Rock con un tema fiel a la escuela Kotzen, sacando a relucir una técnica que me encanta que es el punteo tras la voz en cada verso, además de algunos momentos de talk-box.

02. Wide Open (3:55)
Un tema directo en los versos pero que al llegar al puente-estribillo da ciertas señales de estar en tierra de nadie. Eso sí, puedo encontrar un parecido más que considerable con el primer disco de Audioslave (que la voz de Kotzen es MUY parecida a la del difunto Chris Cornell es algo innegable).

03. Dark Places (4:08)
Otro tema rockero muy en la onda de la ya mencionada “Play The Field”, pero, para nuestra suerte, con un mayor número de punteos acompañando al músico mientras canta. Si conocen la canción, me recuerda en varios instantes a “War Paint”.

04. Miss My Girl (4:16)
Esos licks iniciales ya avisan de que se viene un sobresaliente viaje al sur de los Estados Unidos. “Miss My Girl” es un homenaje a la música sureña, una dosis sonora que debe ser acompañada de un buen vaso con Jack.

05. My Circles (3:11)
La canción promete también desde su inicio con un nuevo juego de licks y voces (en algunos instantes da la sensación de que estamos ante una jam absolutamente improvisada). Si dejamos a Richie a solas con su guitarra y un micrófono saldrán cosas tan buenas como esta pieza.

06. Edge of the Earth (3:18)
Bajan muchísimo las revoluciones con una pieza acústica bella como esta. Tal vez, y como sucede con varias piezas de este trabajo, caerá en el cajón del olvido o no recibirá el trato que merece por tener que competir con otras 49 canciones (esa es la gran pega de grabar un disco tan extenso).

07. Mountains (3:40)
“Mountains” suena callejera y destaca por los arreglos de cuerda, pero de resto, más bien es una canción secundaria.

08. Decree (4:19)
Esta me ha gustado bastante más. La aparente versión “jam” del artista vuelve a sonar de maravilla entre punteos imposibles y varios guiños de Funk.

09. Same Old Town (3:39)
Medio tiempo suave pero sin grandes sorpresas ni puntos a reseñar.

10. She's the Man (2:52)
Ya desde su título llamaba bastante la atención y tenía la intuición de que no fallaría. Si no fuera por un par de apariciones de voces dobladas podríamos hablar del tercer instrumental del disco. Y es que esta canción fue concebida específicamente para que la guitarra destacara sobre el resto de instrumentos.

11. Brother Brother (3:52)
Sobre una inspirada pieza de teclado nace una canción facilona que, eso sí, tiene una atractiva interpretación de Kotzen al micrófono. Una de esas canciones que convence desde la primera escucha.

12. July 14th (3:05)
El “Día de la Bastilla” protagoniza el tercer cañonazo 100% instrumental de la obra. Como he dicho en los dos anteriores, ante semejante despliegue de técnica y virtuosismo uno solo puede sentarse y aplaudir.

13. Confession (4:58)
Bluesera propuesta con ese toque meloso que tanto le gusta meter en este tipo de piezas. Buena canción que brilla especialmente por la exhibición vocal de nuestro querido Rich (¡ojo a los gritos agudos!) .

14. Hide from Me (3:55)
Siendo sincero, no me ha dicho absolutamente nada. El típico tema de relleno (más que entendible en un disco de 50 canciones) que no dice nada.

15. Let It Slide (2:47)
Algo mejor que la anterior, pero tampoco es que se salga de nivel. Medio tiempo optimista y con un buen estribillo.

16. Breaking Off (3:27)
Penúltimo número del disco. Buena propuesta que gana galones con el paso de las escuchas. Pese al sonido ciertamente comercial no es una mala pieza. Destacaría por encima del resto de matices los versos de la canción y lo bien que Kotzen los empasta con su voz.

17. This House (3:15)
La obra termina con la suave “This House”, un tema emotivo en el que solo escucharemos a Kotzen siendo acompañado por un sintetizador con cierto deje eclesial. Un tema sereno para acabar con tan peculiar obra.

Como mencioné al principio, “50 for 50” hace la función de un álbum recopilatorio (resumir lo mejor de la trayectoria de un grupo o artista) pero con un total de 50 canciones completamente nuevas. Como podréis imaginaros, es muy difícil calificar con exactitud un álbum tan extenso debido a que, al menos en mi caso, necesito darle unas 4 o 5 escuchas al material completo antes de reseñarlo (y con tal número de canciones llevo días redactando la reseña) para no perder matices. Con media centena de canciones lo normal era que se cumpliera una ley: hay muchas canciones buenísimas, pero también hay alguna que otra que podría haber sido eliminada del trabajo sin problema (claro, se perdería la magia de la cifra)…¿pero quién le dice que no a un músico como Richie Kotzen?

Le voy a poner la máxima nota por el legado tan grande que nos ha dejado, así como por las tres horas de entretenimiento musical (se dice pronto) que este disco nos ofrece.

Feather Weights

Devils Hand

Stick The Knife

July 14th

Richie Kotzen: Todos los instrumentos

Sello
Headroom Records/ CD Baby