Korn - The Nothing

Enviado por Dieguitoacdc el Sáb, 14/09/2019 - 16:51
309

1. The End Begins
2. Cold
3. You'll Never Find Me
4. The Darkness Is Revealing
5. Idiosyncrasy
6. The Seduction of Indulgence
7. Finally Free
8. Can You Hear Me
9. The Ringmaster
10. Gravity of Discomfort
11. H@rd3r
12. This Loss
13. Surrender to Failure

Uno de los últimos lanzamientos del verano de 2019 ha sido este “The Nothing” de nada más y nada menos que Korn, una de las bandas consideradas como pioneras del Nu Metal. Los californianos tienen ya una extensa carrera a sus espaldas, con grandes éxitos y, aunque a alguno le duela, también grandes bajonazos, y parece que, al menos de momento, no hay ninguna intención de parar. Esta obra, además, tiene como punto a tener en cuenta, que fue concebida en un momento duro para Jonathan Davis, quien hace no demasiados meses enviudó.

Veamos qué se cuece la banda con “The Nothing”…

La inconfundible de gaita de Jonathan Davis inicia el disco de una manera breve y atmosférica que recibe el título de “The End Begins”, donde no faltan los lamentos dramáticos del vocalista, justo antes de que explote “Cold” e inevitablemente el oyente más afín al pasado del grupo esboce una sonrisa. Poca experimentación que es compensada por una mayor agresividad instrumental. Buen estribillo, por cierto, que termina de hacer de esta una de las piezas imprescindibles del LP, al igual que “You’ll Never Find Me”, el eléctrico primer adelanto del conjunto que se lanza directo a tu yugular mientras Davis se desgañita al micrófono. Hacía tiempo que Korn no nos hacía recordar con tanta intensidad algunos de sus mejores álbumes como “Life Is Peachy” y “Follow The Leader”.

Seguimos con buenas expectativas de la mano de “The Darkness is Revealing”, un tema que mantiene el estilo de los dos temas previos y que logra convencer, aunque no calificaría entre los mejores de la obra. Lo contrario me ha sucedido con “Idiosyncrasy”, uno de los highlights del disco por derecho propio. Las diferentes atmósferas que se van sucediendo a lo largo de la canción, con especial encanto aquellas que poseen riffs más distorsionados.

Tras “The Seduction Of Indulgence”, una breve y poco reseñable introducción, la banda comienza a dar ciertas señales de enfriamiento con la extraña “Finally Free”, antes de levantar un poco el vuelo con “Can You Hear Me”, que sin ser de lo mejorcito de la placa, tampoco me disgusta (ni mucho menos). No obstante, y para decepción de muchos, la segunda mitad del disco deja que desear. Solo salvaría el último tema mencionado y la más agresiva “H@rd3r”, en la que Johnny Davis está realmente sembrado (¿por qué no repitieron este patrón sencillo durante todo el disco?).

“The Ringmaster” (un sí pero no con el paso de los segundos), las predecibles y poco inspiradas “Gravity Of Discomfort” y “This Loss” (de esta última rescataría los últimos segundos que son algo más duros) o la final “Surrender To Fail” (un cierre atmosférico crudo y de la que si destaco la dramatización de Johnny Davis) no terminan de convencer al 100% (tal vez necesiten más escuchas, no lo descarto) y hacen de “The Nothing” un álbum algo desigual.

Se agradece que Korn haya vuelto a apostar por un Metal más atronador, el cual puede apreciarse en la mayoría de las canciones, solo que en unas engancha más que en otras. Una banda como Korn, cuyos temas no suelen ser exageradamente extensos, deben cuidar mucho eso de “convencer al oyente” porque tres minutos de música, que por lo general se hacen cortos, pueden convertirse en algo realmente tedioso si no eres realmente capaz de dar sentido a la gran cantidad de ideas que esta banda, como se aprecia, ha logrado recoger. No es un disco que pase a la historia, ni tampoco esperaba algo así (Korn hizo lo que tenía que hacer hace ya un tiempo), pero al menos ofrece un buen puñado de nuevas canciones (algunas muy buenas, especialmente las de la primera mitad, y otras algo reguleras) disfrutables.

Tal vez sea una nota algo discutible, pero he decidido ponerle tres cuernos altos que en un tiempo pueden convertirse en cuatro.

You’ll Never Find Me

Cold

Idyosincrasy

H@rd3r

Jonathan Davis – voz principal, gaita
James “Munky” Shaffer – guitarra y coro
Reginald “Fieldy” Arvizu – bajo
Brian “Head” Welch – guitarra, voz
Ray Luzier – batería, percusión

Sello
Roadrunner Records