Koma - Gira "La Fiera Nunca Duerme" - Barcelona (30/11/2018)

Enviado por Betrayer el Sáb, 01/12/2018 - 12:13
125

FESTIVAL, así con mayúsculas, eso es lo que nos ofrecieron ayer los navarros Koma en Barcelona. Porque un servidor lleva asistiendo a shows desde los dieciséis años hasta los cuarenta que le contemplan (y lo que me queda), y en ese intervalo de tiempo las he vivido de todos los colores, desde garitos infames escuchando bandas de Punk/Hardcore donde circulaba la droga a mares, hasta grandes festivales donde se daban citas las mayores leyendas de la historia del Metal, pasando de por medio por infinidad de citas en salas de todas las medidas. Y os puedo asegurar que hay muy pocas bandas capaces de regalar al respetable shows tan divertidos, enérgicos y de buen rollo como Koma.

La banda venía a ofrecernos una gira de reunión después de que en 2012, primero el cantante/guitarrista Brigi Duque y posteriormente el batería Juan Carlos Aizpún, decidieran abandonar Koma. Bajo el título de “La Fiera Nunca Duerme”, (mismo nombre de uno de sus temas del disco “Sakeo”), los navarros se embarcaban en una gira por toda la península dispuestos a demostrar que, aunque algo más calvos y con alguna que otra cana de nueva, siguen teniendo un directo absolutamente arrollador, donde a no ser que tengas horchata en las venas, es imposible que no acabes empapado en sudor de tanto bailar, saltar, cantar y disfrutar.

Lejos de racanearse, la banda nos regaló un set list de más de dos horas de duración, donde dieron un extenso repaso toda su discografía, siendo curiosamente de su último trabajo “La Maldición Divina” el disco del cual sonaron menos temas, (algo personalmente lógico ya que es hasta la fecha el disco más flojo de su carrera). Comenzaron el show con “Los Niños de Lapos Guerra” y “Tío Sam”, dos buenos cortes para calentar ya que con las siguientes “Jack Queen Jack” y “El Pato” la sala entró en ebullición.

Algo de pausa después del primer revolcón con “La Revolución” y “La Chulería”, dos temas que se mueven a menos revoluciones, para volver a la carga con la singular “Jipis”, uno de los temas más completos y variado de su discografía. De ahí en adelante, non stop, “Protestantes”, “Vaya Carrera que Llevas Chaval” y “El Muro de Berlín” con Rafa y Natxo y sus peculiares voces ganando protagonismo, y “El Catador de Vinagre” donde Brigui hizo gala de sus “preciosos” caretos. La singular “Marea Gora”, tema cantado íntegramente en vasco, también hizo las delicias del respetable, para seguir con el doble puñetazo que nos dieron los cañonazos “Menos Mal” y “La Almohada Cervical”, cerrando en pleno apogeo la primera parte del show por así decirlo.

Breve pausa y tiempo para el relax con “Deprimido Singular” y “Buitres”, temas ambos que ejecutaron Brigui y Natxo en formato acústico. Cojonudo el descanso para hidratarse un poco en una sala que estaba en modo infierno. Tocaba volver a la carga antes de que bajaran los grados y tiraron de “Por los Siglos de los Siglos Amén” y “Me Vacío”, una más machacona y la otra con su peculiar fusión entre Reggae y Metal, fueron prendiendo la mecha que volvió a arder al máximo con la ristra que venía después. “Caer” y “El Pobre” de su primer plástico, seguidas de la divertida “Imagínatelos Cagando”, “Sakeo”, y el puntazo festivo con aroma cubano “El Sonajero”, donde incluso contaron con la colaboración de un trompetista.

Se acercaba la recta final, y estaba claro que la banda iba a tirar de su primera triada de discos, sin duda los más inspirados y carismáticos. A “Sé Donde Vives” le siguió una fusión de cuatro temas ensamblados que comenzó con la magna “El Marqués de Txorrapelada”, seguida de la cachonda “Aquí Huele como que han Fumao”, el himno “Mi Jefe” y la locura de “El Infarto”. Podría haber sido este un cierre de lujo, pero faltaba el remate, la guinda del pastel, el último trallazo para acabar de quemar calorías. Hablamos como no de uno de los temas más peculiares, originales y viciantes que la banda haya creado jamás. “Binvenidos a Degüelto” arrasó al paso y se erigió como el cierre perfecto a una velada histórica.

Sí, histórica, porque Koma son por derecho propio una de las bandas que han hecho historia en el circuito nacional. Sin ser los más técnicos, ni los más rápidos y posiblemente tampoco los más guapos, pero joder, la cantidad de temazos que han fabricado a lo largo de su carrera, fusionando como nadie un personal Rock, Groove y Thrash, salpicado por unas letras ácidas y divertidas llenas de calidad, les han aupado por merecimiento propio a los más alto del podio. Y si a todo esto le sumamos un directo demoledor y una habitual comunión mágica con el respetable, ya lo tienes. Grandes, grandes, pero que muy grandes, ahora solo falta esperar que esto no haya sido tan solo una reunión para rememorar viejos tiempos, si no que la banda haya vuelto en serio y en breve nos regalen un nuevo trabajo, ansioso lo espero.

PD: Detallazo por cierto, las fechas de la gira oscilan entre viernes y sábado, de agradecer para los muchos que en ocasiones tenemos que asistir a eventos entre semana y al día siguiente estar en quinto levanta para currar.

KOMA